383. Dedal MONDOÑEDO // MONDOÑEDO´s Thimble

PicsArt_09-14-06.19.46

Dedal de porcelana con el escudo de Mondoñedo (Lugo).

Aquí os dejo otro de los dedales que forman parte de mi colección desde hace un tiempo. Este dedal lo conseguí en una de las tiendas de souvenirs del municipio, en una visita que hemos realizado a su Feria Medieval.

Mondoñedo es un municipio y localidad situado en la comarca de La Mariña Central, de la cual es capital, en el norte de la provincia de Lugo, comunidad autónoma de Galicia, España. Es sede del partido judicial nº 1 de la provincia de Lugo.

Símbolos.

El escudo heráldico y la bandera que representan al municipio fueron rehabilitados oficialmente el 9 de Diciembre de 1999. El blasón del escudo es el siguiente:

“De gules (rojo), el cáliz de oro (amarillo), sumado de la Sagrada Forma de plata (blanco) y acompañado de siete cruces de los mismos, tres en cada flanco y una en la punta, ésta flanqueada de las letras M y O de oro. Al timbre, corona real cerrada.”

Diario Oficial de Galicia nº 250 de 29 de Diciembre de 1999

La descripción heráldica de la bandera es la siguiente:

“Sobre paño rojo, el cáliz de amarillo, sumado de la Sagrada Forma de blanco y acompañado de seis cruces también de blanco, tres al asta y tres al batiente.”

Diario Oficial de Galicia nº 250 de 29 de Diciembre de 1999

Contexto geográfico.

Es la capital de la comarca de La Mariña Central. El ayuntamiento de Mondoñedo se encuentra en la mitad norte de la provincia de Lugo; hace frontera por el norte con los ayuntamientos de Alfoz y Foz, por el sur, con Pastoriza y Riotorto, por el este, con Lorenzana y por el oeste, con Abadín. La población de Mondoñedo se distribuye a lo largo de las 15 parroquias que forman el ayuntamiento.

Historia.

La primera mención a Mondoñedo es de 1112: Urraca I de León traslada la Sede Episcopal de San Martiño de Mondoñedo a Vilamaior do Val de Brea, o Vallibria, la actual Mondoñedo. En 1156 Alfonso VII de León le concede la categoría de ciudad. La Sede Episcopal se traslada a Ribadeo entre 1182 y 1230 para fomentar el poblamiento de esta vila.

El episodio más sonado de la historia antigua de Mondoñedo fue la decapitación del mariscal Pardo de Cela. Acusado de traición y apresado en su castillo de la Frouseira, su mujer obtuvo el perdón de la reina Isabel la Católica, pero los enemigos del Mariscal detuvieron a los portadores del indulto real en el puente del Pasatiempo el tiempo preciso para que fuese ejecutado.

(11/08/2018)

Anuncios

380. Dedal LEÓN // LEÓN´s Thimble

PicsArt_05-02-10.43.37

Dedal porcelana escudo León (Castilla y León).

Aquí os dejo otro de los dedales que me traje de nuestra visita a la ciudad de León ya hace un tiempo. Este, es un dedal de porcelana en el que está representado el escudo de la ciudad.

La efigie del león como símbolo del reino de León aparece documentado por vez primera en las monedas acuñadas por Alfonso VII, el Emperador (1126-1157). Hasta este momento, el signo preponderante utilizado por los reyes leoneses en sus documentos y monedas era la cruz, pero a partir del reinado de este soberano, ésta se irá viendo desplazada paulatinamente por el león. El historiador y heraldista Martín de Riquer ha expuesto que en el año 1148 ya se utilizaba el león como emblema heráldico.​ Al final del reinado de Alfonso VII, la figura de este animal también empezará a aparecer en los documentos regios como signo personal del monarca, y se hará omnipresente durante los reinados de Fernando II de León (1157-1188) y Alfonso IX de León (1188-1230).

La primera referencia escrita del león como símbolo personal del rey y, por ende, del reino, la encontramos en la Chronica Adefonsi imperatoris, coetánea de Alfonso VII. En ella, al describir los ejércitos que participan en la toma de Almería, se dice literalmente:

(…) la florida caballería de la ciudad de León, portando los estandartes, irrumpe como un león (…). Como el león supera a los demás animales en reputación, así ésta supera ampliamente a todas las ciudades en honor. Sus distintivos, que protegen contra todos los males, están en los estandartes y en las armas del emperador; se cubren de oro cuantas veces se llevan al combate.
(traducción de Maurilio Pérez González)

Historia.

El primer símbolo heráldico de Europa.

El uso del escudo, blasón o señal distintivo y hereditario de cada casa noble, más o menos cargado de figuras según la antigüedad y/o hazañas de la familia, se remonta a los torneos que Enrique el Pajarero de Alemania instituyó el año 934 en Gottinga para entretener a la nobleza en el ejercicio de las armas en tiempo de paz, uso que introdujo en Francia Gattroi de Previlli alrededor del año 1036, y que se generalizó a fines del siglo XI con motivo de las cruzadas, extendiéndose mucho después al resto de Europa. A fin de que los varios jefes y/o señores de que se componían aquellas expediciones fuesen conocidos por sus súbditos o vasallos, se introdujo el uso de pintar o bordar cada uno en su estandarte las armas que había elegido. Estas insignias no pasaban por lo regular de padre a hijo hasta el año 1260, bajo el reinado de san Luis de Francia, en que quedaron fijas y hereditarias en las familias.

Unos cien años antes de esta época los príncipes españoles no ponían en sus privilegios y en los sellos reales otras armas que la cruz, hasta que el rey Alfonso VII de León empezó a emplear un león, aludiendo al nombre de su principal reino. El león es el símbolo más antiguo que aún existe de un reino en Europa, y es anterior a la primera versión (en la que figuraba un único león) del escudo del monarca inglés (1158), a los tres leones (en ademán de leopardos) daneses (1194),​ al águila del Sacro Imperio (ca. 1200) y a las flores de lis francesas (1211 aunque presentes en la indumentaria real desde 1179​). Si Alfonso VII lo llevaba en sus estandartes y armas (escudo, sobrevesta), era debido a que León tenía la preponderancia en el reino. Cuando en otras partes de la Chronica se alude al izado de los estandartes reales en las plazas tomadas a los enemigos, se está refiriendo a unas banderas en las que campa el león. Existe polémica acerca de si este animal representaba al rey o al reino: en el primer caso serviría para simbolizar la fuerza del soberano, pero parece más clara la identificación entre las palabras “Legio” y “leo” que llevaría a la adopción del felino como imagen de la ciudad y del Reino. A favor de esta segunda hipótesis está el hecho de que en la Chronica el autor rima las palabras “legionis” y “leonis”.

Características históricas del león y de la bandera.

La bandera no tenía mucho que ver con la bandera leonesa actual. En primer lugar, el león no era rampante, sino pasante. Todos los leones que aparecen en las monedas, signos rodados y sellos de los reyes leoneses son pasantes (unas veces orientados hacia la derecha, y otras hacia la izquierda). Sólo hay dos excepciones: los que aparecen en los escudos de Fernando II y Alfonso IX en sus respectivas representaciones del tumbo A de la catedral de Santiago de Compostela. En estos casos se puede apreciar que son leones rampantes, pero el motivo es que las figuras heráldicas siempre han de disponerse de forma que ocupen la mayor parte del campo. En el caso de un escudo, es evidente que un león pasante ocuparía sólo un tercio del campo, mientras que si se dispone en posición vertical, y se agranda, ocupará todo el espacio disponible. Así también se cumplía la norma de evitar el horror vacui, tan preponderante en la Edad Media (en la Historia del Arte, la expresión horror vacui describe la necesidad de rellenar todo espacio vacío en una obra de arte con algún tipo de diseño o imagen).

Respecto al color del león, en esas mismas representaciones del tumbo A, debajo de ambos reyes aparecen sendos leones pasantes en actitud de ataque: su color es el morado o púrpura. En el caso de Alfonso IX, este león casi parece enmarcado en una bandera cuyo fondo era de color blanco y que tenía una orla morado claro.

Además, en el escudo que porta el monarca el león es de ese mismo color purpurado y el fondo es blanco o plateado. Los mismos colores presentan los dos leones pasantes que aparecen en los arzones de la silla de montar. Según las normas de la heráldica, a una figura de color púrpura le corresponde el campo (o fondo) de plata, que puede aparecer como blanco. Esta hipótesis se ve corroborada por el uso que se hizo del león en los escudos y estandartes cuartelados de Fernando III el Santo y Alfonso X, ya después de la unión con el Reino de Castilla en la Corona homónima (1230). En ellos, junto a los recientemente creados castillos de oro sobre campos de gules (fondo rojo), los leones son de color púrpura o morado, sobre campo de plata.

Es de destacar que en los cuartelados no había sitio para dos leones pasantes, por lo que se les dispuso como rampantes para ocupar por completo los cuarteles que les correspondían. Esta es la disposición de los leones que ha llegado a la actualidad. En ningún momento se ha hablado de una corona sobre la cabeza del león, puesto que este uso es todavía posterior, ya que no aparece en monedas, sellos ni otras representaciones hasta Sancho IV (1284−1295).

La bandera medieval del Reino de León.

Básicamente consistía en un león pasante de color púrpura que ocupaba la mayor parte del campo de la bandera. El fondo era de color blanco, o gris muy claro (plata). Bajo esta bandera combatieron los ejércitos gallegos, leoneses, asturianos, extremeños e incluso los castellanos en época de Alfonso VII. Con la división del reino que determinó este rey, León conservó este signo, pero Castilla se vio obligada a crearse uno nuevo. Parece que al principio los castellanos utilizaron una simple cruz, pero, tras la batalla de las Navas de Tolosa (1212), Leonor Plantagenet (esposa de Alfonso VIII) diseñó el castillo dorado sobre campo rojo.​ La elección de los colores no fue al azar: Leonor estaba acostumbrada a los leones de oro sobre campo de gules de su dinastía, y además, estos colores contrastaban grandemente con los de los leoneses en el campo de batalla.

El escudo actual.

El escudo de León está compuesto por un campo de plata en el que figura un león rampante de púrpura, linguado, uñado, armado de gules (rojo).

Este escudo aparece timbrado con una corona abierta de oro (la forma de la antigua corona real, usada hasta el siglo XVI). En el escudo de la Ciudad de León aparece representada una corona marquesal en vez de la antigua real y el león no figura coronado.

Al producirse la unión en el año 1230 de los Reinos de León y Castilla con Fernando III el Santo se adoptó una heráldica común. Se dispuso que los elementos heráldicos castellanos (un castillo almenado de oro sobre un campo de gules) y leoneses formarán un escudo cuartelado. Es de destacar que en los cuartelados no había sitio para dos leones, hasta aquel momento pasantes, por lo que se les dispuso como rampantes para ocupar por completo los cuarteles que les correspondían. Esta es la disposición que ha llegado a la actualidad. El uso de la corona sobre la cabeza del león no apareció documentado hasta el reinado de Sancho IV. En numerosas ocasiones el campo del escudo castellano ha dado lugar a que el león aparezca representado erróneamente de gules (rojo) en vez de púrpura (morado).​

Actualmente el escudo de León es el símbolo de la provincia y, acompañado por adornos exteriores, de la ciudad de León.

La bandera actual.

El origen de la bandera actual es desconocido, pero probablemente no demasiado antiguo. Por una parte, el diseño de banderas con el símbolo “encerrado” en un escudo en el centro responde a un uso heráldico bastante tardío. En segundo lugar, la primera descripción de un pendón semejante fue encontrada por Waldo Merino en el acta de 18 de Febrero de 1789 del Libro de Acuerdos Municipales (Filandón del Diario de León del 5 de Junio de 1987); en ella se dice que el pendón de la ciudad era de color carmesí, con seis tarjetas o pequeños escudos con sendos leones de oro, plata y seda. Se sabe que el pendón se solía renovar en cada proclamación de un nuevo rey y, así, el número de escudos variaba en cada ocasión. De la misma época que el mencionado por Merino, o un poco posterior, es el pendón que se conserva en el despacho del alcalde, que consta de un escudo con un león rampante dorado en el centro, y dos más pequeños en las puntas, bordados sobre una tela de damasco de color carmesí. En opinión de Ricardo Chao, éste era el pendón de la ciudad de León y, con el paso del tiempo, y con algunas minúsculas variaciones, acabó representando a toda la provincia y a la región. El pendón del que se habla es el que se utilizó como modelo en el siglo XIX para confeccionar la actual bandera leonesa.

(12/04/2017)

357. Dedal O GROVE // O GROVE´s Thimble

FB_IMG_1516060648248

Dedal con pulpo escudo de O Grove (Pontevedra).

En esta publicación de mi blog de dedales quiero enseñaros otro de los dedales que me traje de una de mis últimas visitas al municipio de O Grove. Es un dedal que me ha llamado mucho la atención por llevar un pulpo en la parte de arriba, ya que el pulpo es uno de los manjares que se pueden degustar en Galicia.

El Grove​ (O Grove, en gallego y oficialmente)​ es un municipio y una península situada en la parte occidental de la comarca del Salnés (provincia de Pontevedra), a la entrada de la ría de Arosa, en el noroeste de España. Su gentilicio es “groveiro” o “grovense”, aunque sus habitantes son popularmente más conocidos como “mecos”.

El topónimo Ogrobe está bien documentado y desde antiguo: “et ecclesiam Sancti Uincentii in insula Ocobre cum dextris suis.” (899, San Vicente de El Grove.) Procede, pues, del término Ocobre (forma terminada en -obre, como muchas otras: Añobre, Barallobre, Canzobre, etc). Su forma original es, pues, Ogrobe (todo junto), habiendo sufrido en épocas más recientes, y fruto de un proceso de castellanización de topónimos totalmente ajeno a la evolución natural etimológica, la segmentación de la vocal inicial “O”, al confundirse ésta con el artículo singular masculino en gallego y ser traducida por “El”.​ Estos falsos cortes se han producido también en otros topónimos gallegos mal castellanizados, como Agolada > A Golada > La Golada > Golada.

De todas formas, existe una disputa nunca resuelta entre los partidarios de la forma oficial (O Grove) y los defensores de las formas Ogrove y Ogrobe. Los primeros lo defienden basándose precisamente en su oficialidad y en el hábito escrito, y los segundos alegan que estas son las formas no deturpadas del topónimo. Asimismo, tampoco se llega a acuerdo sobre si debe ser escrito con “b” o con “v”. Por un lado, se alega que el topónimo procede de la palabra prerromana Ocobre o Ocóbriga, debiendo ser por este motivo escrito con “b”. Los defensores de la “v” se basan, por el contrario, en que la evolución del gallego desde el latín es la única causante de esta disputa, extremo siempre negado por los defensores de la “b”.

La isla de El Grove estuvo poblada durante la romanización de Galicia, como lo testifican los restos de una ciudad romana en Adro Vello, posteriormente usada en la Edad Media como camposanto. Las primeras referencias documentales datan del siglo VI y sitúan las tierras de El Grove bajo la jurisdicción de la diócesis compostelana. Asimismo, el rey Ordoño II le entregó en el siglo X las salinas de Noalla (Sanxenxo) junto con las tierras de la isla de El Grove, con sus vidas, iglesia y pertenencias. Por otro bando, el obispo Sisnando II le entregó al monasterio de San Martín Pinario la iglesia de San Vicente de El Grove, con sus tierras y habitantes. De este modo, el arzobispo de Santiago nombraba, todavía en el siglo XVII al alcalde de El Grove, un procurador general, un regidor para los asuntos de tierra y otro para los del mar. No fue hasta mediados del siglo XIX cuando un decreto de las Cortes redujo sus derechos al nombramiento de los curados de San Vicente y San Martín. El hecho más relevante en la historia moderna de El Grove fue la peste bubónica, que entró por el puerto de El Grove en 1562, extendiéndose rápidamente por la Ría de Arosa y por toda Galicia.

Otros factores que influyeron decisivamente en su demografía y economía fueron los frecuentes ataques musulmanes y normandos, tanto en el propio El Grove como a lo largo de toda la Ría de Arosa, y más tarde, ya en el siglo XVIII, los de los piratas británicos. La promulgación de la Constitución de 1812 permitió que El Grove se convirtiese en municipio en 1822, perteneciente a la provincia de Vigo. Pero esta situación sólo duró un año, al ser restaurado el Antiguo Régimen por Fernando VII en 1823. Por fin, en 1835, se recuperó el estatus de municipio.

En este dedal que lleva una pegatina, podemos ver el escudo de O Grove que os describo a continuación:

Escudo de O Grove, (Galicia). Blasón: Sobre cartela, escudo cortado: 1º: de diestra a siniestra, en campo de azur, una casa, un árbol, una montaña de dos cumbres sumada de otro árbol. 2º: en campo de azur, un puerto marítimo mazonado moviente de diestra sumado de dos farolas de plata y una gamela de oro con vela desplegada de plata sobre ondas. Al timbre, corona real cerrada. (http://www.depontevedra.es/?1,6783 )

(24/03/2016)

345. Dedal CAMBADOS // CAMBADOS´Thimble

FB_IMG_1516060643682

Dedal Escudo Cambados (Pontevedra).

 

En esta ocasión, os quiero enseñar un nuevo dedal de porcelana que me traje de mi visita a este municipio pontevedrés, Cambados. Es un dedal de porcelana que lleva impreso el escudo del municipio. Este dedal lo compré en una de las tiendas de souvenirs del municipio, paseando por sus bonitas calles. El nombre de esta tienda es Capricho´s.

Cambados es un municipio situado en la comarca del Salnés, el centro de las Rías Bajas, en la provincia de Pontevedra, en Galicia (noroeste de España).

Historia

Sobre el origen de su nombre existen varias teorías (todas precientíficas). una de ellas dice que este nombre deriva de los descendientes de la familia Camba; otra, que se debe a los celtas, de Cambrae (Cambra, cuna). Una tercera dice que deriva de los vocablos cam (lago) y bados (casa). Cualquiera que sea verdad, lo cierto es que hay vestigios de poblados en sus montes y bosques, en las proximidades de los ríos y el mar, en los siglos -VI y -V

Posteriormente, al igual que toda la costa gallega, fue explorada por los fenicios en busca de cobre y estaño, de lo que es testigo la torre de Lobeira, que desempeñó funciones de faro para la navegación de estos comerciantes, establecidos en la desembocadura del Umia, donde también aprovecharon las riquezas salinas de las tierras del Salnés.

Durante la dominación romana, desde la zona de Cambados se organizaron luchas contra el invasor. Ejemplo de esto fueron las luchas contra el procónsul Décimo Junio Bruto, con el cual se llegó a firmar un tratado, aunque posteriormente este procónsul arrasó la zona, perdiendo ésta una gran parte de su importancia.

El rey godo Éxica designó a su hijo Witiza, futuro rey de los Godos, como Gobernador de Galicia. Durante su gobierno concedió grandes privilegios a Cambados.
Durante la invasión árabe, Abdelaziz entró en Galicia atacando Lugo, Tui, Orense y Cambados; posteriormente, Fruela I, hijo de Alfonso I, los vencería a orillas del Umia. En las continuas razzias de los árabes por el norte de la Península Ibérica y durante el siglo siguiente, entre los años 816 y 821, siguieron atacando las poblaciones gallegas; en la segunda de estas fechas, el Rey Alfonso I el Casto los derrotó y después de eso, Cambados buscando una protección, se hizo feudo del obispado de Tui, ya que había pertenecido a su antigo dominio Tudem Graviorum.

Durante los siglos IX e X, Cambados fue también víctima, como casi toda la costa gallega, de las correrías y tropelías de los normandos.

Fernando II, Rey de León, en 1170 le concedió el título de “Muy Real Villa” y le confirmó los privilegios que Witiza le había otorgado.

En el siglo XII el núcleo más antiguo de Cambados, denominado Vila Vella, estaba constituido por San Tomé do Mar y Santa Mariña. Diego Gelmírez incorporó la villa a la Diócesis de Compostela. En el siglo siguiente y por aforamiento, pasó a ser señorío de Paio Gómez Charino y durante muchos años estuvo vinculada a la casa de Sotomayor y Chariño, e también a los condes de Castronuevo y Villaumbrosa.

Durante el levantamiento de los Irmandiños, se unen las fuerzas de sus parroquias, que actuaron por las zonas limítrofes, llegando hasta Ponte Sampaio.

Los Reyes Católicos concedieron también privilegios a Cambados por sus merecimientos y valor en la conquista de Granada, eximiéndola de muchos tributos que estaban obligados a pagar al obispo Compostelano.

El 25 de Septiembre de 1484, la Reina Isabel mandó restituir al Conde de Caminha, sus lugares de Cambados y Meis.

La zona de Cambados había sido donada primeramente a las Órdenes del Temple y del Santo Sepulcro y posteriormente a la de San Juan de Jerusalén, aforándola estas Órdenes a las Casas de Soutomaior y de Ulloa, pasando después a la Casa de Monterrey y de ésta a la de Alba.

Felipe IV concede una cédula para que no sean llevados los marineros de San Tomé do Mar para a su Real Armada, puesto que éstes han de defender esta villa de los ataques de los piratas.

En 1709, el señorío y xurisdición de San Tomé y Santa Mariña pasan por venta del IV Conde de Castronuevo al I Marqués de Montesacro.

Durante la Guerra de Independencia, los vecinos de Cambados actuaron continuamente acosando a las divisiones de los Mariscales Soult y Ney, contribuyendo así a la derrota de los franceses.

En 1820 nace el Ayuntamiento de Cambados, cabeza de partido judicial, integrando la totalidad del territorio actual, además de el de Ribadumia. En 1841 se segregaron este municipio y también la parroquia de Deiro, incorporada al ayuntamiento vecino de Villanueva de Arosa. Cambados mantuvo la capitalidad de partido judicial.

Escudo

La descripción del escudo solamente la he encontrado en gallego, por lo que os dejo la descripción y también su traducción al castellano.

Gallego. Escudo municipal de Cambados (Pontevedra, Galicia): En campo de azur, un cáliz de ouro, surmontado dunha forma sagrada de gules, e orlado nos flancos e na punta cun cordón de prata, acabados os seus extremos en forma de lazo; todo isto surmontado da coroa do rei Witiza, de ouro. Ó timbre coroa real pechada. (Heráldica municipal de Pontevedra. Diputación de Pontevedra). O blason ten dito prata para a corda, bien que ela mostrase en gules nas representacions oficiais. A coroa de Witiza es unha reproduccion de a mostrada neste sello.

Castellano. Escudo municipal de Cambados (Pontevedra, Galicia): En campo de azur, un cáliz de oro, surmontado de una forma sagrada de gules, y orlado en los flancos y en la punta con un cordón de plata, acabados sus extremos en forma de lazo; todo esto surmontado de la corona del rey Witiza, de oro. Al timbre corona real pechada. (Heráldica municipal de Pontevedra. Diputación de Pontevedra). El blason tiene dicha plata para la cuerda, bien que ella enseñase en gules en las representaciones oficiales. La corona de Witiza es una reproducción de la enseñada en este sello.

(25/03/2016)

344. Dedal PEDRAZA // PEDRAZA´s Thimble

PicsArt_01-23-08.51.55

Dedal escudo Pedraza (Segovia).

Seguimos con dedales,

El dedal que os quiero mostrar hoy es un dedal que me traje de mi visita al pueblo segoviano de Pedraza. Es un dedal de porcelana que lleva una pegatina del escudo del pueblo. Además, el dedal lleva un búho en uno de sus laterales. Me pareció un dedal curioso, porque tengo otro dedal similar con el escudo de la ciudad de Lugo. Este dedal lo compré en una de las tiendas de souvenirs que se pueden encontrar paseando por las calles empedradas de este pueblo medieval.

Pedraza es una localidad y municipio de la provincia de Segovia (España), situado a 37 km al nordeste de Segovia capital y con una población residente de 467 personas (INE 2011). Se trata de una villa medieval amurallada, cuya cuidada rehabilitación motivó su declaración como Conjunto Histórico en 1951.

El municipio se compone de Pedraza y de las localidades de Rades de Abajo y La Velilla.

Símbolos.

El escudo heráldico que representa al municipio se blasona de la siguiente manera:

“Escudo medio partido. Primero, de gules con una torre ochavada de obro, almenada y mazonada de sable, puesta sobre peñas de plata. Segundo, azur con una banda de oro, acompañada en lo lato de un león de plata. Timbrado de la Corona Real Española.”

Boletín Oficial del Estado nº 81/1995 de 05 de Abril de 1995

La descripción textual de la bandera es la siguiente:

“Bandera cuadrada de proporción 2:3, de color rojo, con una cruz amarilla, de borde a borde, y brochante al centro, el escudo municipal en sus colores.”

Boletín Oficial del Estado nº 81/1995 de 05 de Abril de 1995

Historia.

Su nombre parece derivar de la Pretaria romana, aunque los primeros datos históricos se remontan a Don Fernando Gómez de Albornoz, comendador mayor de Montalbán, que fue nombrado por el rey Enrique II de Castilla Señor de Pedraza. Posteriormente pasó a manos de la familia Herrera y a finales del siglo XV pasó a los condestables de Castilla por el matrimonio entre Doña Blanca Herrera y Don Bernardino Fernández de Velasco. Se mantuvo en estas manos hasta que en el siglo XIX se abolieron los señoríos. Los condestables se asentaron allí, siendo el lugar sitio de paso para grandes personalidades, como artistas, nobles y monarcas. En el siglo XVI y XVII tiene lugar la época de mayor esplendor del pueblo, y es de cuando datan la mayor parte de casas y palacetes. Esta prosperidad fue debida, entre otras cosas, a la exportación hacia el Norte de Europa de la lana de sus rebaños de ovejas merinas y a sus excelentes tejidos, capaces de competir con los mejores que se elaboraban en Flandes.

(18/12/2016)

333. Dedal BUITRAGO DEL LOZOYA // BUITRAGO DEL LOZOYA´s Thimble

PicsArt_05-02-02.20.39

Dedal de porcelana del escudo de Buitrago del Lozoya, Madrid. 

Como hace bastante tiempo que no subo al blog un dedal de un escudo, hoy os quiero enseñar este otro dedal que conseguí este mismo año, en un pueblecito muy cerca de la ciudad de Madrid, este pueblo se llama Buitrago del Lozoya.

Este dedal es un dedal de porcelana que compré en una de las tiendas de souvenirs que se pueden encontrar en dicho pueblo, y como podéis observar es el dedal del escudo del pueblo.

Buitrago del Lozoya es un pueblo de la Comunidad de Madrid (España) situado en el Valle Medio del Lozoya, a los pies del puerto de Somosierra, en plena Sierra de Guadarrama. Dista 74 km de Madrid hacia el extremo norte de la provincia. Es el único pueblo de toda la comunidad que conserva íntegro su antiguo recinto amurallado. El río Lozoya, que da sobrenombre al municipio, lo circunda por todos sus lados menos el meridional, convirtiéndose así en un foso natural de defensa. Buitrago del Lozoya es Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural desde 1993, y su recinto amurallado es Monumento Nacional desde 1931.

Símbolos.

El escudo heráldico y la bandera que representan al municipio fueron aprobados el 13 de Febrero de 2002. El blasón que define al escudo es el siguiente:

“De oro, una encina de sinople terrasada de lo mismo y atravesado al tronco un buey de sable. Al timbre Corona Real Española.”
Boletín Oficial del Estado nº 67 de 19 de Marzo de 2002.

La descripción textual de la bandera es la siguiente:

“De proporciones 2/3. Cuarteada en aspa; primero y cuarto de sinople con una banda roja perfilada de amarillo. Segundo y tercero, de amarillo, cargado del tema AVE MARÍA de sable. Al centro, sobre el todo, el escudo municipal.”
Boletín Oficial del Estado nº 67 de 19 de Marzo de 2002.

Y por hoy nada más, termino ya aquí esta entrada del blog.

¡Espero que os guste!.

(08/04/2017)

328. Dedal ÁMSTERDAM // ÁMSTERDAM´s Thimble

PicsArt_09-23-01.16.18

Dedal escudo Ámsterdam (Holanda, Países Bajos).

Otro de mis nuevos dedales internacionales. En esta ocasión, os quiero enseñar un dedal proveniente de Ámsterdam en los Países Bajos que me trajo mi novio en uno de sus últimos viajes de trabajo a Escocia. Mientras que hacía escala en la ciudad me compraba algún dedalito para incorporar a la colección y como sabe que me encantan los escudos pues, me trajo este dedal de porcelana en el que podemos ver parte del escudo de la ciudad de Ámsterdam.

Ámsterdam​ o Amsterdam, según la pronunciación etimológica, es la capital oficial de los Países Bajos. La ciudad está situada entre la bahía del IJ, al norte, y a las orillas del río Amstel, al sureste. Fue fundada en el siglo XII como un pequeño pueblo pesquero. Sin embargo, en la actualidad es la ciudad más grande del país y un gran centro financiero y cultural de proyección internacional.

Tiene una población de unos 810.000 habitantes y en su área metropolitana residen aproximadamente 1,5 millones. Cabe destacar que Ámsterdam forma parte de la gran conurbación neerlandesa llamada Randstad (junto con las ciudades de La Haya, Róterdam y Utrecht), que cuenta con más de 6,5 millones de habitantes. Este núcleo es una de las conurbaciones más grandes de Europa.

El centro histórico de la ciudad fue construido en gran parte en el siglo XVII y es hoy en día uno de los centros históricos más grandes de Europa. En aquella época se construyeron una serie de canales semicirculares alrededor del casco antiguo ya existente de la ciudad. Después se edificaron las nuevas calles que ahora habían sido creadas con casas y almacenes en un estilo típico neerlandés que es una de las imágenes más famosas de Ámsterdam y del país. Al igual que otras ciudades de Europa septentrional con abundancia de agua, como Brujas, Hamburgo y Estocolmo, es conocida coloquialmente como la “Venecia del norte“.

Aunque durante casi toda su historia (excepto entre 1808–1810) ha sido la capital oficial de los Países Bajos, nunca ha sido la sede de la justicia, el gobierno o el parlamento neerlandés, ya que todos estos órganos se encuentran en la ciudad de La Haya, que por tanto es la principal ciudad del país con respecto a política y justicia. Ámsterdam tampoco es la capital de la provincia de Holanda Septentrional, que siempre ha sido Haarlem.

Escudo.

El escudo de Ámsterdam, utilizado oficialmente como símbolo de esta ciudad, consiste en un escudo de color rojo con una franja vertical, situada en el centro y decorada con tres cruces de San Andrés. El escudo está flanqueado por las dos figuras de dos leones y timbrado con la Corona Imperial Austríaca. En la parte inferior figura el lema de la ciudad. Algunos de los elementos del escudo están vinculados con la historia de la ciudad. Las cruces y la corona imperial son muy utilizadas como elementos decorativos en muchos lugares de Ámsterdam.

Posee la siguiente descripción heráldica o blasonamiento:

En un campo de gules, un palo de sable cargado de tres cruces de San Andrés de plata y puestas en palo.
En el timbre la corona imperial austríaca que es un círculo de oro engastado de piedras preciosas y perlas, bordeado de lo mismo, compuesta de ocho florones, visible cinco, de los centrales salen sendas diademas sumadas de perlas, que convergen en una cruz de oro sumada de una piedra preciosa de azur. La corona forrada de gules o rojo y cerrada de una mitra de oro, abierta en su parte central y sus bordes cargados de perlas y de una franja de oro y sable.
Por soportes, dos leones rampantes de oro, armados y lampasados de gules, terrazados de plata. Por divisa, en una lista de plata cargada de “Heldhaftig, Vastberaden, Barmhartig” de sable.

Campo del Escudo.

El campo del escudo propiamente dicho, es de color rojo de gules en terminología heráldica y se encuentra dividido por una franja vertical de sable (color negro), situada en la parte central y decorada con tres cruces de San Andrés, el nombre por el que son conocidas las cruces con la forma de aspa o de la mayúscula “X”, de plata (color gris o blanco). En heráldica, una franja vertical recibe el nombre de palo, por extensión, este término se utiliza para indicar que varias figuras se encuentran colocadas unas debajo de otras.

Aunque de forma muy extendida se cree que las tres cruces del escudo simbolizan las tres grandes amenazas de la ciudad en el pasado: el fuego, las inundaciones y la peste negra, sin embargo esta creencia no tiene base histórica y lo más probable las cruces provengan del blasón de la Casa de los Persijn, una familia noble a la que perteneció el caballero Jan Persijn, señor de Amstelledamme (Ámsterdam) desde 1280 hasta 1282. En la heráldica de las ciudades holandesas de Dordrecht y Delft, el palo heráldico representa el agua, por analogía, posiblemente cuando se adoptó el escudo se pensó en el palo de sable como símbolo del río Amstel. Tanto los esmaltes como las cruces del escudo de Ámsterdam son también utilizados en los blasones de dos poblaciones vecinas OuderAmstel, situada en el sudeste, junto al río Amstel, y NieuwerAmstel (en la actualidad barrio de Amstelveen), en el sudoeste. Ambas poblaciones también se encontraron en el pasado dentro de los dominios de la familia Persijn.

La bandera de la ciudad se ha creado con los elementos del campo del escudo por lo que puede considerarse a aquella como una bandera heráldica. Sin embargo, tanto la franja como las tres cruces se encuentran colocadas horizontalmente. Las tres cruces de San Andrés figuran en el logotipo del Ayuntamiento​ y también son un elemento decorativo muy usado en los característicos bolardos de la ciudad, conocidos como Amsterdammertjes.

Corona Imperial Austríaca.

El emperador Maximiliano I apoyó a la burguesía de las ciudades holandesas (Cod) frente a la nobleza rural (Hook) en el conflicto que mantuvieron durante el siglo XV. La ciudad de Ámsterdam llegó a prestar grandes cantidades de dinero al emperador. En 1489, Maximiliano I concedió a Ámsterdam el privilegio de utilizar en su heráldica, su corona imperial de uso personal como signo de agradecimiento por los préstamos que recibió. Cuando su sucesor, Rodolfo II, elaboró una nueva corona personal, ésta pasó a figurar en el escudo. Incluso después de la Reforma, los protestantes de Ámsterdam continuaron utilizando la corona del emperador, un monarca católico.​ Esta corona, cuyo uso se mantuvo en el tiempo, se convirtió en la Corona Imperial Austríaca en 1804, cuando se creó en Impero austríaco ya que el Sacro Imperio había quedado disuelto. La corona imperial figura en el timbre del escudo, es decir fuera del escudo propiamente dicho, colocada sobre éste.

Existen algunos puntos de la ciudad de Ámsterdam en los que se puede observar la corona imperial como elemento independiente, separado del resto del escudo. Entre ellos destacan la Torre de la Iglesia Protestante Westerkerk o el puente de Blauwbrug, decorado con algunas de ellas.

Soportes.

Los soportes del escudo son dos leones rampantes de oro, de color amarillo o dorado. Los dos leones se encuentran situados sobre un pequeño pedestal de piedra que se blasona como terraza. Las figuras de los soportes se incorporaron al escudo durante el siglo XVI.

Lema. (aunque en el dedal no aparece)

A partir del mes de Febrero de 1941, por vez primera en Europa, en Ámsterdam la población no judía se manifestó en contra de la persecución que sufrieron éstos por parte del III Reich. Finalizada la ocupación alemana, la reina Guillermina de los Países Bajos deseó que se recordara el comportamiento de los ciudadanos de la ciudad durante la II Guerra Mundial, ordenando el 29 de Marzo de 1947 incluir en las armas de la ciudad el siguiente lema: “Heldhaftig, Vastberaden, Barmhartig”, que en holandés significa “Valiente, Inquebrantable, Compasiva”.

Nunca olvidaré la emoción que nos ha abrumado, cuando los primeros testigos nos comunicaron en Londres la forma en que toda la población se había opuesto a la inhumanidad del tirano cruel. —Guillermina de los Países Bajos.

En el escudo de la ciudad de Ámsterdam, el lema aparece escrito en una cinta o pergamino de plata. Esta cinta aparece representada en la parte inferior del escudo.

En cuanto al uso de este escudo en la Wikipedia podemos encontrar la siguiente información:

Como ocurre con todos los escudos de los municipios holandeses, el escudo de Ámsterdam está registrado en el Hoge Raad van Adel (la autoridad heráldica holandesa). Todos estos escudos de armas se encontraban, de hecho, bajo dominio público, no pudiendo reclamar los Ayuntamientos derechos por los mismos.​ Sin embargo, en la actualidad, existen algunas restricciones que impiden usar libremente el escudo, requiriéndose una autorización de las autoridades locales para su uso. En general no se conceden autorizaciones para poder utilizarlo ya que se considera que es un símbolo que ha sido otorgado a la ciudad. No existen restricciones al uso por separado de los diferentes elementos integrados en el escudo, como las tres cruces de San Andrés, que pueden ser usados sin necesidad de solicitar un permiso.

¡Espero que os guste!.

(11/09/2017)