214. Dedal FERROL // FERROL´s Thimble

Dedal cristal Ferrol. La Coruña.

Dedal cristal Ferrol. La Coruña.

En mi nueva entrada os quiero enseñar mi primer dedal de cristal. En mi colección no tenía ningún dedal de este material y por eso cuando me lo encontré un día paseando por las calles de Ferrol pensé tengo que conseguir ese dedal que será el primero de los de cristal para mi colección. Y aquí está. En la tienda en donde lo compré había este mismo dedal en diferentes colores, azul, verde y transparente o blanco, y al final después de mucho pensarlo me lo traje en azul. Espero que este dedal no sea el único de cristal en mi colección.

Alrededor del dedal podemos observar los siguientes edificios  y lugares importantes en la ciudad:

Edificio del Arsenal.

El Arsenal Militar de Ferrol es un astillero y base naval de gran importancia en el Mar Cantábrico, construido con la intención de desarrollar la política naval de Felipe V y su secretario el Marqués de la Ensenada.

Los astilleros, fundados en el reinado de Felipe V, han sido durante muchos años el motor de Ferrol y su comarca. Actualmente, es un sector en crisis, pero continúa siendo uno de los puntos con mayor capacidad industrial (industria pesada) de toda Galicia.

Actualmente, se encuentran los astilleros de la empresa pública Navantia, especializados en la construcción de grandes barcos de guerra, así como la reparación de buques de gran tamaño (petroleros, gaseros, ferris, etc.).

Concatedral de San Julián.

La Concatedral de San Julián de Ferrol surge en su actual estructura asociada a la nueva ciudad departamental, fruto de la construcción del arsenal militar y los astilleros de la armada.

Por bula de S.S. Juan XVIII de 9 de marzo de 1959, la iglesia parroquial de San Julián de Ferrol alcanza la categoría de concatedral de la diócesis Mindoniense-Ferrolense.

El templo que de esta forma viene a ocupar el segundo puesto entre todos los del obispado, data del último tercio del siglo XVIII. Es obra del ingeniero Julián Sánchez Bort, quien ultimó su proyecto basándose en los planos de la iglesia de san Andrés Avelino de Roma.

La fachada principal, delante de la cual se extiende un espacioso atrio, mira hacia el poniente. Está formada por dos cuerpos superpuestos, divididos por un cornisamento de sillería y terminados por un frontón triangular, que ostenta la cruz en el centro y remates piramidales en sus extremos. Un vestíbulo de tres arcos y dos columnas de separación, provistos de puertas hacia el fondo, ocupa la parte central del primer cuerpo y da acceso al templo. El segundo cuerpo ostenta dos ventanales y un frontispicio escarzado, que corre sobre el arco central. En su parte superior central se destaca un medallón, en el que se pensó colocar el reloj de la iglesia, que parece hacer juego con la claraboya del tímpano.

Separados de este cuerpo central por dos contrafuertes se sillería, se levantan las dos laterales, con sendo ventanales. Sobre éstos, y sirviendo como de base de otro segundo cuerpo en forma de sotabanco se yerguen dos esbeltas torres de sillería, totalmente simétricas, rematadas por bóvedas trasdosadas y flanqueadas por elevados pináculos, provistos de cruz y veleta.

La planta exterior del templo ocupa una superficie cuadrada, mientras que su interior forma una cruz griega, de brazos perfectamente equiláteros, con naves de bóvedas cilíndricas, ocupando sus cuatro esquinas otras capillas de bóvedas vaídas. Sobre los cuatro arcos torales se levanta una cúpula de media naranja, que culmina en una espaciosa linterna, rematada por una pequeña bóveda esférica.

La proporción de sus dimensiones, la profusión de piedra de sillería, tanto en el exterior como en el interior, y la armonía de todas sus líneas, prestan al templo concatedralicio un encanto especial, cierto empaque monumental y un notable sabor artístico.

Su titular es San Julián, cuya imagen figura en el retablo del altar mayor y cuya festividad se celebra el 7 de enero.

La inauguración oficial de este templo en su calidad de Concatedral tuvo lugar el día 14 de agosto de 1959.

Jardines de Herrera.

Los Jardines de Herrera y el Campo de San Francisco son una pequeña joya entre el barrio de la Magdalena y el barrio de Ferrol Vello, donde disfrutar de maravillosas vistas y, sobre todo, relajarse.

El jardín de Herrera está situado entre el Parador de Turismo y Capitanía General (edificio de la Armada), realizados bajo la dirección del ingeniero naval Andrés Cormema.

Están formados por paseos rodeados de magnolios y cuentan con numerosos parterres de flores.

Uno de los monumentos más importantes, además del Obelisco de Churruca, es la estatua, realizada en bronce, del famoso marinero Jorge Juan, que apunta con un dedo hacia los Arsenales. Su imagen es bien conocida por los españoles, puesto que figuraba en el reverso de los antiguos billetes de 10.000 pesetas.

Desde 1735 y durante casi una década Jorge Juan participó junto a eminentes científicos franceses en los trabajos que pueden simbolizar la obsesión y la ambición científica de la época: Medir la Tierra, conocer el mundo y su forma exacta, poder utilizar el meridiano, un poco más adelante, como un referente para establecer unidades de medida universalmente aceptadas. Fundó en Cádiz el primer Observatorio Astronómico de España.

Tiene estatua en Ferrol porque fue el que diseñó las calles en damero del Ferrol de la Ilustración, que forma hoy el centro histórico del barrio de la Magdalena.

Desde su mirador ofrecen unas magníficas vistas sobre los Arsenales y la ría.

Estos jardines pertenecen a la Armada, pero son de uso público.

Castillo de San Felipe.

El castillo de San Felipe fue una de las fortalezas militares de la ría de Ferrol. Se encuentra en la localidad de Ferrol, provincia de La Coruña, comunidad autónoma de Galicia. Fue construida en el siglo XVI.

Frente a este castillo, en la ría, se encuentra el castillo de La Palma y el castillo de San Martín (del que apenas se pueden apreciar hoy unas ruinas), ambos en el municipio de Mugardos. Entre el castillo de San Martín y el castillo de San Felipe se tendía una gruesa cadena en el mar que impedía la entrada de los navíos enemigos a la ría de Ferrol.

En el año 1557 se comienza la construcción del castillo auspiciada por Felipe II, del que toma su nombre, y es entre los años 1731 y 1755 cuando el ingeniero Francisco Montaigu se encarga de diseñar una serie de reformas entre las que destaca la construcción de un hornabeque, el foso y el proyecto de la puerta principal. Su diseño está basado en las enseñanzas técnicas de Vauban y en la adaptación al terreno.

Basado en las ideas de Vauban su forma viene dada, tanto por el canal de entrada marítimo, como por la orografía del terreno y en ella podemos apreciar una geometría bastante regular, con el hornabeque como elemento central, poseía una planta en punta de flecha, dirigiendo hacia el mar una doble línea de fuego organizada en dos pisos; y proyectando hacia su frente de tierra un gran hornabeque. Uno de los defectos de éste baluarte es que estaba dominado por las alturas circundantes lo que le hacia parcialmente vulnerable en un ataque terrestre.

Su función consistía en la defensa del puerto de Ferrol apoyado por los castillos de Nuestra Señora de La Palma y el de San Martín, que se encontraban en la orilla opuesta (orilla sur). Entre éste último castillo y el castillo de San Felipe se tendía una cadena en caso de ataque enemigo para evitar la entrada de sus navíos en la ría.

Los orígenes de la fortificación de San Felipe se remontan al siglo XVI, en plena lucha por la hegemonía marítima de los países europeos. Ferrol, como punto estratégico para el reaprovisionamiento de los buques de la Armada Real, necesitaba un sistema defensivo eficaz frente a las pretensiones de los almirantes ingleses y franceses. Así en el año 1557 se comienza la construcción de éste baluarte y de otros dos, el de La Palma y el de San Martín. En 1588, debido a un temporal, parte de las naves que formaban la Gran Armada de Felipe II buscó refugio en la bahía de Ferrol. En 1594 la armada inglesa intentó apoderarse de Ferrol fracasando en el intento, al igual que en 1639 durante el ataque francés al mando del almirante Henri D’Escobleau cuando los tres fuertes demostraron su eficacia.

El 25 de agosto de 1800 tiene lugar un intento de apoderarse de Ferrol y destruir los astilleros por parte de una armada inglesa durante la batalla de Brión con más de cien barcos y 15.000 hombres, mandados por el contralmirante Warren. Durante aquellos combates se envió una fuerza de 4000 soldados, que lanzaron tres oleadas contra el fuerte, siendo sucesivamente vencidas gracias al apoyo dado desde del fuerte de La Palma y de las cañoneras situadas en la ría lo que obligó a las tropas británicas a reembarcar. Tras la derrota inglesa, Napoleón lo celebró con la frase: “por los valientes ferrolanos”. Este ataque demostró que lo eficaz, más que el castillo propiamente dicho, había sido el diseño de unas fortificaciones, que además de bloquear completamente el paso de las armadas enemigas, permitían una defensa en la que se apoyaban entre si.

En 1809 se produjo la ocupación francesa pero esta solo duró un mes.

A mediados del siglo XIX se construyó a ras de agua, una batería en el frente que daba al mar. Durante la Guerra Civil los detenidos tras el golpe, fueron concentrados y juzgados en consejo de guerra. Las ejecuciones se hacían en sus fosos.

Posteriormente fue prisión para soldados, mientras el castillo de La Palma quedó para oficiales. A finales de los años setenta ya prácticamente no tuvo cometido militar alguno. Únicamente quedó un mando y dos soldados para las labores imprescindibles de mantenimiento y control. En septiembre de 1996 Defensa anunció la salida a subasta por un total de 164.900.000 pesetas. Tras quedar desierta, finalmente fue adquirido en el año 2000 por el Ayuntamiento de El Ferrol por 165.000.000 de pesetas.

El castillo de San Felipe se encuentra en la provincia de La Coruña, comarca de Ferrol, municipio de Ferrol, parroquia de Brión, a 58 kilómetros de La Coruña. El castillo se encuentra bordeando la ría y guardándola, frente con frente, con el castillo de La Palma.

Este dedal lo compré en un estanco de la ciudad de Ferrol, el cual lo podemos encontrar en la Calle María, muy cerca de la Plaza de Armas de la ciudad. El nombre de este estanco es Expendeduría Número 9. Estanco “El Guajiro”.

(23/10/2015)

Anuncios