265. Dedal GALICIA // GALICIA´s Thimble

PicsArt_10-23-03.35.54

Dedal porcelana Galicia.

En la entrada de hoy os traigo otro dedal más de mi tierra, Galicia. Casi se me están acabando los dedales que tengo de fuera de la comunidad gallega, y por eso os estoy enseñando muchos dedales de zonas de Galicia muy próximos unos a otros.

Este dedal, es un dedal de porcelana en el que podemos ver motivos típicos de la comunidad gallega, una pareja vestida con el traje típico de Galicia y además el hombre está tocando el instrumento típico, la gaita.

Galicia (en gallego Galicia, también Galiza) es una comunidad autónoma española, considerada nacionalidad histórica, situada en el noroeste de la Península Ibérica y formada por las provincias de La Coruña, Lugo, Orense y Pontevedra, las cuales se dividen en 314 municipios que se agrupan en 53 comarcas. Santiago de Compostela es la capital política de Galicia, dentro de la provincia de La Coruña. Geográficamente, limita al norte con el mar Cantábrico, al sur con Portugal, al oeste con el océano Atlántico y al este con el Principado de Asturias y con la comunidad de Castilla y León (provincias de Zamora y de León).

A Galicia pertenecen el archipiélago de las islas Cíes, el archipiélago de Ons, y el archipiélago de Sálvora, así como otras islas como Cortegada, Arosa, las Sisargas, o las Malveiras.

Galicia posee 2.747.558 habitantes (INE, 1 de Enero de 2014), con una distribución poblacional que aglomera la mayor parte en las franjas costeras comprendidas entre Ferrol y La Coruña en el noroeste y entre Villagarcía, Pontevedra y Vigo en el suroeste.

Galicia está definida en el artículo primero de su Estatuto de autonomía como una “nacionalidad histórica”. Tiene una fuerte vinculación histórica con el Reino de Galicia.

Este dedal fue comprado en una papelería situada en el Alto del Castaño de la ciudad de Narón, que se llama “O Cotilleo“.

(23/10/2015)

Anuncios

264. Dedal VALENÇA DO MINHO // VALENÇA DO MINHO´s Thimble

PicsArt_12-10-04.11.48

Dedal de la Fortaleza de Valença do Minho (Portugal).

En la entrada de hoy os voy a enseñar un dedal de la Fortaleza de Valença do Minho, Portugal. Este es un dedal de porcelana en el que podemos observar una imagen de una de las puertas principales de la Fortaleza y también el nombre del lugar al que pertenece este dedal por el otro lado de la imagen. 

Valença, comúnmente conocida como Valença do Minho, es una ciudad portuguesa situada en el Distrito de Viana do Castelo, región Norte (NUTS II) y subregión del Minho-Lima (NUTS III), con apróximadamente 8.000 habitantes en su núcleo principal y 14.127 habitantes (2011) dentro de su término municipal.

Es sede del municipio homónimo con 117,43 km² de área y , subdividido en 16 freguesías (parroquias). Limita al este con el municipio de Monção, al sur con Paredes de Coura, al oeste con Vila Nova de Cerveira y a noroeste y norte con España (municipio de Tuy en Galicia).

Sancho I de Portugal, tras la ruptura del matrimonio de su hija Teresa con Alfonso IX de León, mandó a Paio Carramundo el repoblar y crear una área fortificada frente a la plaza castellana de Tuy, denominándola Contrasta. En el año 1217 la población de Contrasta se eleva a concello. Recibió un fuero de Sancho II de Portugal. Recibió su nombre actual en 1262 por orden del rey Alfonso III de Portugal que decide cambiar “Contrasta” (“la que queda en frente”) por “A valença” (“La valiente”). El sobrenombre de do Minho le viene por el Río Miño.

En 1809 es tomada por las tropas de napoleónicas mandadas por Soult. En 1828, en las Guerras Liberales, es tomada por las tropas partidarias del rey Miguel siendo tomada dos años después por las fuerzas liberales con ayuda de tropas inglesas al mando del almirante Charles Naiper.

A partir del 10 de febrero de 2012 junto a la ciudad de Tuy (España) forman una Eurociudad como muestra de cooperación e integración entre ambas ciudades separadas tan solo por dos puentes que atraviesan el río Miño.

Por lo tanto, al norte de Portugal se encuentra esta antigua ciudad fortificada que es fronteriza con el Sur de Galicia. La ciudad de Tuy se encuentra a tan sólo 3 km. de Valença do Minho y se puede acceder desde la nacional 551 o bien la autovía A55. La ciudad de Viana do Castelo está a tan sólo 50 km. (Portugal) y la de Vigo (España) a menos de 40 km. El río Miño separa Galicia y el distrito de Viana do Castelo, y están comunicados por un puente de tipo Eiffel construido en 1885 que sirve de frontera. Podremos disfrutar del inmenso río Miño bordeado de montes con frondosos bosques e intensas brumas.

Este paso estratégico fue siempre muy tenso, y quedan los cañones de la fortaleza apuntando hacia Tuy como testimonio de ese pasado bélico. Existieron siempre conflictos entre España y Portugal, y esta ciudad amurallada fronteriza fue construida en el siglo XVII. Pero ahora es un paso donde a diario portugueses y españoles cruzan la frontera para visitar el otro país europeo, pasar el día haciendo unas compras y comer en el extranjero. Y aunque solo les separa físicamente el río, es un contraste cultural entre ambos modos de vida.

Valença do Minho es una ciudad normal y corriente portuguesa con algunos edificios dignos de ver, pero que destaca sobretodo por su feria de los miércoles y La Fortaleza, un recinto amurallado con un pueblecito dentro. La feria de los miércoles es muy famosa y un atractivo turístico, y se llena de españoles que cruzan la frontera para encontrar las gangas. Es cierto que encontraremos muchas toallas, alfombras, sábanas de muy buena calidad y a un precio económico. También se puede encontrar ropa, calzado, ornamentos caseros, mobiliario, antigüedades y todo muy accesible y original. Pero evidentemente el viaje y el gasto ocasionado no hace rentable las compras, es más bien una excusa para los españoles de cruzar la frontera y dar una vuelta tomando algo en la fortaleza.

Un consejo: se puede aparcar fuera del recinto gratis y visitar la Fortaleza a pie tranquilamente. Aunque los restaurantes sean más caros que en Valença, es más agradable comer en la Fortaleza después de pasear por la feria de Valença por la mañana. Por la tarde uno puede irse a Tuy y visitar esta bonita ciudad medieval española.

La Fortaleza tiene 4 puertas de acceso y 12 baluartes que delimitan con sus murallas de tipo Vaubán este pueblo. Se puede ir en coche dentro, pero debido a sus calles estrechas y empedradas hay semáforos que regulan el acceso en un solo sentido que alterna. Dentro hay un aparcamiento donde dejar el coche a precio económico, porque en el recinto no hay mucho sitio donde aparcar excepto si uno conoce bien. Este pequeño pueblo tiene sus iglesias, donde destaca la Capilla Militar del Buen Jesús con su plaza y una estatua. También tiene edificios muy bonitos como El Consistorio que descubriremos paseando por las calles empedradas. El Ayuntamiento es otro edificio que destaca con su reloj extraño así como algunas casas con azulejos en sus fachadas. También las puertas tienen su encanto, y deberemos acercarnos a las murallas para disfrutar de las vistas panorámicas de las montañas y ver Tuy a lo lejos. Es una zona turística donde encontraremos tiendas y restaurantes además de antiguas casas señoriales. Pero si bien los restaurantes son más bonitos en La Fortaleza y compensa pagar un poco más allí.

Este dedal fue comprado en una de las tiendas que nos podemos encontrar paseando por las calles empedradas de La Fortaleza de Valença.

(07/12/2015)

263. Dedal SANTIAGO DE COMPOSTELA // SANTIAGO DE COMPOSTELA´s Thimble

PicsArt_10-09-03.08.49

Dedal escudo de Santiago de Compostela.

En esta ocasión os quiero enseñar otro de los dedales de la ciudad de Santiago de Compostela que tengo en mi colección desde hace algún tiempo. Este dedal de porcelana representa el escudo de la ciudad de Santiago. Este es otro de los dedales que me traje de mis dos visitas de este año a la ciudad.

La descripción del escudo de Santiago de Compostela que encontramos buscando información es la siguiente que os dejo en esta entrada.

El escudo de la ciudad de Santiago de Compostela se encuentra regulado en la actualidad por el artículo 3º del Título 1º, de la Ley de 24 de Junio de 2002, del Estatuto de Capitalidad de la ciudad de Santiago de Compostela, publicada en el Boletín del Parlamento de Galicia número 150 de la VI Legislatura.

Su descripción heráldica o blasonamiento es la siguiente:

En un escudo partido, en el primero, de azur, un cáliz de oro sumado de una hostia de plata, y acompañado de siete cruces recortadas del mismo metal, tres a cada lado y una en el centro del jefe, que son las armas de Galicia; en el segundo, de azur, una nube de plata sumada de la urna del sepulcro del Apóstol Santiago, surmontada de una estrella de oro.

Al timbre, Corona Real abierta, que es un círculo de oro, engastado de piedras preciosas, compuesta de ocho florones de hojas de acanto, visible cinco, interpoladas de perlas. La corona forrada de gules.

Acolada la Cruz de Santiago que es una cruz flordeliseada y con el pie fijado de gules.

Aunque en este dedal no viene representada la última parte, ya que tan sólo vemos la primera parte de la descripción, el escudo.

Este dedal fue comprado en una de las tiendas de souvenirs que nos podemos encontrar paseando por las calles de la ciudad. La tienda en la que compré este dedal se llama Bazar Ibérico y está situada en la Rúa Nova de la ciudad.

(09/10/2015)

262. Dedal VIGO // VIGO´s Thimble

PicsArt_10-29-03.34.47

Dedal letras Vigo.

En esta entrada me gustaría enseñaros otro de los dedales de Vigo que están formando parte de mi colección desde hace algún tiempo. Este en concreto, es un dedal de un modelo que ya os enseñé en otras entradas de otras ciudades, pues bien, de la ciudad de Vigo también lo tenía y quería enseñároslo hoy.

Vigo es una ciudad y un municipio de España, perteneciente a la provincia de Pontevedra, situada en la comunidad autónoma de Galicia, al noroeste de España. Es conocida como la ciudad olívica.

Es el municipio más poblado de Galicia y el decimocuarto de España (siendo la ciudad no capital de provincia más poblada de España), con 294.997 habitantes empadronados en el año 2014, de los cuales 200.832 lo estaban en la ciudad de Vigo, capital municipal, situada en el extremo norte del municipio; los restantes 93.971 habitantes se distribuyen en 16 parroquias periurbanas y una parroquia rural, que albergan una elevada densidad de población; el conjunto del municipio cuenta con una densidad poblacional de 2.726,43 hab/km² en un término municipal de 109,06 km² en el cual se incluye el archipiélago de las Islas Cíes.

Vigo —del latín VICVS, aldea (romana), en contraposición al castrum prerromano indígena sobre el vicus

Vigo está situada en la parte occidental de la provincia de Pontevedra, de la que forma parte como municipio costero de las rías Bajas, y que limita al norte con la ría de Vigo, al noreste con el municipio de Redondela, al este con el de Mos, al sur con los municipios de Porriño y Gondomar y al suroeste con el de Nigrán. Al otro lado de la ría, y justo enfrente de la ciudad se encuentran las villas de Cangas y Moaña, a 5 y 3,6 km de distancia, respectivamente, que forman parte del área metropolitana de esta ciudad. Se enclava en la comarca histórica del Valle del Fragoso, cuyas tierras ocupa actualmente el término municipal de Vigo, que forma parte, además, de la Comarca de Vigo, junto con otros diez ayuntamientos de su área metropolitana.

La ciudad de Vigo se extiende en dirección noreste-suroeste en la orilla sur de la ría homónima, a los pies del cerro llamado Monte del Castro, al que acabó rodeando completamente debido al crecimiento urbano.

El término municipal ocupa todo el Valle del Fragoso, antigua vega agraria hoy transformada en zona periurbana, vertebrado por el río Lagares y encerrado por las estribaciones del monte de Penide, del monte de Cela, de los montes de Fragoselo y de Serra do Galiñeiro, donde se alcanza la altitud máxima de Vigo (Pico do Galiñeiro, 690 metros). Se trata pues de una amplísima cuenca o valle bordeada de sierras y montes de mediana altura y una estrecha franja litoral de 20 kilómetros de largo. La ciudad primitiva ocupaba las terrazas que bajaban por las laderas norte y oeste del Monte del Castro hasta el mar, pero el descomunal crecimiento demográfico experimentado por la ciudad durante el siglo XX hizo que el núcleo urbano creciera hacia el valle y a lo largo de la orla costera.

Según la clasificación de Köppen, Vigo poseía un clima tipo Cfb (oceánico de veranos suaves). Debido al incremento de la temperatura de los últimos años el clima ha pasado a ser considerado de tipo Csb (oceánico de veranos secos). Básicamente este último consiste en una transición entre el clima oceánico y el mediterráneo. Es un microclima caracterizado por tener estación seca y temperaturas superiores en los meses más cálidos. También cabe señalar que Meteogalicia y un estudio del CSIC afirman que el clima de la ciudad comparte importantes rasgos con los climas subtropicales debido, principalmente, a los frentes de origen tropical que cruzan la ciudad.

La ría de Vigo es uno de los puntos más lluviosos de Galicia, con elevadas precipitaciones y registros de 1.918 mm anuales, según fuentes del la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología). Esto provoca que Vigo sea la tercera ciudad de Europa donde más llueve al año (medido en litros por metro cuadrado) tras Trondheim (Noruega, primera) y Santiago de Compostela (Galicia, segunda). No obstante, Vigo cuenta con mayor número de días despejados que la mayoría de municipios gallegos, equiparable con las que se tienen en Tarifa, Málaga o Valencia. La ciudad tiene pocos cambios de temperatura gracias a que el mar ejerce una acción moderadora de las condiciones climáticas. En invierno las heladas son escasas y las temperaturas no suelen bajar de los 12 °C.

Vigo y su comarca estuvieron pobladas desde tiempos remotos, como lo atestiguan la gran cantidad de dólmenes y mámoas que se han encontrado en el término municipal.

Sin embargo, en lo que se refiere al Paleolítico, los únicos hallazgos fechados en la Edad de Piedra son medio centenar de útiles tallados en cuarzo y cuarcita.

En cuanto al período Neolítico destacan las construcciones funerarias, denominadas túmulos, fechadas entre los años 3000 y 1800 a. C., y entre los que destaca el de A Casa dos Mouros, situado en las proximidades del parque de A Madroa. A su vez, petroglifos destacados son los hallados en Fragoselo y en Millaradas.

En la transición del III al II milenio a.C., hay un numeroso conjunto de grabados rupestres con representaciones de motivos geométricos, de armas y de fauna.

Varios hallazgos de cerámica, armas de bronce y más grabados rupestres nos señalan también la existencia de habitantes en el término comarcal durante la Edad de Bronce, entre los años 1.900 y el 800 a.C.

La cultura castreña, que abarca toda la Edad de Hierro y que se desarrolló en Galicia desde el siglo VIII a. C. hasta finales del I d. C., dejó en Vigo numerosos vestigios como así demuestran los restos de 26 poblados castreños. Esto indica que en esta época la zona de Vigo tuvo una de las mayores densidades de población de toda Galicia, siendo el mayor de todos estos poblados el situado en la ladera oeste del Monte del Castro. Los habitantes de estas comunidades vivían de la agricultura, actividad que complementaban con la caza y la pesca, y trabajaban asimismo el hierro y la piedra.

En Vigo, Vicus o Burbida en época romana, los vestigios arqueológicos muestran la existencia de una intensa actividad portuaria y comercial en el litoral vigués desde el siglo II a. C. hasta el siglo I d. C., en el que se establece la denominada pax romana.

Del proceso de romanización quedan relevantes vestigios: villas romanas esparcidas por todo el litoral (Alcabre, Toralla…), restos de instalaciones portuarias, calles, instalaciones industriales como las salinas y las fábricas de salazón (Areal), necrópolis, restos subacuáticos… así como una intensa romanización de los poblados castreños de todo el municipio.

Así mismo, las últimas excavaciones realizadas en el Areal y en el Casco Vello nos revelan la posible existencia entre los siglos III y VI d. C. de un importante asentamiento humano.

Durante este periodo, la Iglesia dominaba la sociedad gallega, dependiendo la ciudad de Vigo durante muchos años del monasterio cisterciense de Melón (Orense).

Esta fue una época que estuvo marcada por las frecuentes incursiones de los vikingos procedentes del norte de Europa, lo que provocó que la población se desplazase hacia el interior en busca de más seguridad, refugiándose en el Monte del Castro.

Durante la Edad Media, Vigo era conocido por sus plantaciones de olivares y por su floreciente comercio pesquero.

Existe constancia documental de iglesias románicas en el actual término municipal que prueban la existencia de importantes asentamientos de población en la zona en los siglos XI, XII y XIII, en lugares que coinciden con las actuales parroquias viguesas. De este periodo destacan Santiago de Bembrive, San Salvador de Corujo y Santa María de Castrelos. Perviven además dos puentes medievales en Sárdoma y Fragoso y restos románicos en la ermita de Freijo en Valladares y en las iglesias barrocas de Sárdoma y de Santa Cristina de Lavadores.

A partir del siglo XII, en el que la ciudad comienza a recuperar población, Vigo sigue sometido al poder de la Iglesia y de los señores feudales. La parroquia de Santiago de Vigo era la más importante de la villa junto con el barrio de Santa María. El desarrollo de Vigo se vio limitado debido a que la Corona le otorgó a Bayona la facultad de comerciar por mar con otras ciudades, en detrimento de la primera.

Por otra parte, dentro de este periodo destacan las Cantigas de Amigo compuestas por el vigués Martin Codax.

A pesar de los incesantes ataques de piratas producidos durante estos siglos, Vigo continúa creciendo. Gana importancia dentro de esta etapa la actividad artesanal y el comercio, aunque la actividad más importante está constituida por la pesca de sardina.

En 1585 el pirata inglés Francis Drake intenta tomar la villa, fracasando gracias a la oposición de los vecinos. Sin embargo, cuatro años más tarde ataca de nuevo y con éxito la ciudad, arrasando y quemando todo lo que encuentra a su paso.

En 1617 los piratas turcos intentan asaltar la ciudad, siendo este ataque de nuevo repelido por los vecinos. Los frecuentes ataques marítimos obligan a la construcción en 1656 de las murallas de la ciudad y del Castillo de San Sebastián.

En 1702 se produce el episodio más importante de la historia de la ciudad, conocido como la batalla de Rande. La flota anglo-holandesa persigue dentro de la Ría a la Flota de la Plata española y a los barcos de guerra franceses que la escoltaban. Esta importante flota cargada de riquezas procedentes de América es destruida después de una cruenta batalla desarrollada tanto en mar y como en tierra. Los ingleses se llevaron unos cuantos barcos cargados con tesoros de las Indias, pero el resto fueron hundidos por las llamas y aún hoy se encuentran en el fondo de la Ensenada de San Simón, en la zona interior de la Ría de Vigo (en el centro de Londres está situada la calle Vigo Street, en conmemoración de la batalla).

En 1778 Carlos III rompe con el monopolio de los puertos autorizados para comerciar con América, de forma que Vigo comienza a beneficiarse del tráfico de alto bordo. En esta época la villa de Vigo estaba completamente cerrada con una muralla, construida con motivo de la Guerra de Restauración portuguesa ante el temor de una posible invasión. Cerca del mar estaba el bastión de Laxe y en el lado opuesto, el Castillo de San Sebastián. A lo largo de la muralla se abrían siete puertas: la Puerta de Falperra, la de O Berbés, la del Mar, la de A Laxe, la de Gamboa, la del Sol y la del Placer.

Finalmente, la llegada a la ciudad de comerciantes e industriales catalanes en la segunda mitad del siglo XVIII supone una pequeña revolución económica, proliferando las fábricas de salazón, jabón y productos de cuero y lino.

En 1809, como sucedió con el resto del territorio de la península, Vigo fue ocupado por el ejército francés. La resistencia popular protagonizada entre otros por Pablo Morillo, el teniente Almeida y Bernardo González del Valle, apodado Cachamuiña, provoca un levantamiento que termina con la expulsión de los militares galos. Este episodio motivó la concesión a la, hasta entonces, villa de Vigo del título de Leal y Valerosa, honor concedido por Fernando VII. En 1833 se acondiciona el camino real que lleva a Madrid, conocido como carretera de Castilla o de Villacastín. Un año después, en 1834, se terminan las obras de reconstrucción de la Colegiata, obra de Melchor de Prado, las cuales fueron debidas a que el antiguo templo había sido destruido en uno de los numerosos saqueos piratas sufridos por la villa.

A mediados de siglo se crean la sucursal del Banco de España y el nuevo muelle de piedra. La ciudad crece y sus regidores acuerdan demoler las murallas para facilitar su expansión.

La segunda mitad del siglo XIX fue un periodo de continuo crecimiento de la ciudad, propiciado entre otras cosas por el incremento de las relaciones con América, favorecidas por la posición estratégica de Vigo en el Atlántico. Así, desde 1855 se establecen servicios de comunicación marítimos periódicos con La Habana, Buenos Aires y Puerto Rico. Una década después empieza la construcción del ferrocarril y las obras de relleno de la ría con el fin de ampliar las instalaciones portuarias. La línea ferroviaria VigoOrense sería inaugurada en 1881.

Durante esta etapa continúan abriéndose en la ciudad fábricas de salazón y de derivados de productos marinos, lo que provoca el crecimiento de la población asalariada y también de la burguesía financiera. Vigo se expande extramuros con la apertura de nuevas calles y la construcción de nobles edificios de piedra. En 1880 se crearía la Caja de Ahorros de Vigo (actualmente Abanca).

En 1899, el Puerto de Vigo recibía a los soldados malheridos procedentes de la Guerra de Cuba, acogiéndolos y prestándoles la ayuda necesaria. Este hecho le otorgó el título de Siempre Benéfica, por lo que desde entonces el escudo de la ciudad guarda el lema Ciudad Fiel, Leal, Valerosa y Siempre Benéfica.

A finales de la centuria, la ciudad contaba ya con 15.000 habitantes.

La burguesía industrial, heredera de los inmigrantes catalanes que establecieron las fábricas de salazón entre finales del XVIII y principios del XIX, cobra cada vez más protagonismo en el desarrollo de la ciudad como lo demuestra la creciente construcción de bellos edificios de factura modernista y eclecticista en esa época. También se produce una expansión geográfica con la anexión de los municipios lindantes de Bouzas en 1904 y Lavadores en 1941, lo que representa, igualmente, un aumento de población significativo.

Durante décadas, hasta bien entrada la segunda mitad del siglo, el Puerto de Vigo se convierte en puerta de salida de cientos de miles de gallegos que se embarcan rumbo a América, por aquel entonces una tierra de oportunidades.

Otro símbolo de la ciudad fue también el tranvía, que empezó a funcionar en 1914 con un coste inicial de 5 céntimos. La ciudad por entonces tiene una enorme actividad social. Así, abundan los diarios y los semanarios, las asociaciones y las organizaciones de carácter político y sindical.

La Guerra Civil apenas se notará en Vigo; donde no hubo resistencia al golpe de estado franquista y solamente tuvo lugar la Batalla de Vigo durante un periodo de 10 días (que abarcó del 18 de julio al 28 de julio de 1936). No sucedió así en Lavadores, donde existió más resistencia al golpe militar. Pero la ausencia de lucha no libró a la ciudad de una dura represión entre cuyas víctimas se encontraba el alcalde de la ciudad, Emilio Martínez Garrido, y numerosos intelectuales, artistas y políticos.

A finales de la década de 1930 y principios de la década de 1940, pese a la neutralidad de España en la Segunda Guerra Mundial; las buenas relaciones del régimen franquista con el Tercer Reich, permitieron que él puerto de Vigo sirviera como base de avituallamiento de combustible y alimentos para numerosos buques mercantes, buques petroleros y submarinos de la Kriegsmarine; además en la zona de Rande, diversos buques mercantes fondearon para realizar cargas de Wolframio. Durante esa época, el Colegio Alemán (situado en la actual calle Pi y Margall), fue utilizado como lugar de descanso y tránsito de militares, espías y tripulaciones de buques. Debido a la presencia nazi en la ciudad y su ría (recientemente se han descubierto en el sur de las islas Cíes los restos de un submarino de la Kriegsmarine).

En la década de 1940 se traza la Gran Vía. A partir de la siguiente la ciudad registra un gran crecimiento demográfico.con la nueva creación de barrios residenciales como el de Coia. Esta etapa se conoce como desarrollismo. La creciente oferta laboral atrajo numerosa población de zonas rurales que se arraigaron en barrios hoy tan populosos como Teis. Se instalan nuevas industrias, como Citroën Hispania, primera empresa en establecerse en la Zona Franca de Balaídos, si bien hubo una temprana tentativa para instalar una refinería de petróleo (que finalmente se adjudicó a La Coruña).

En las décadas de 1960 y 1970 se mejora la red de comunicaciones con la península y se crean nuevos planes para ensanchar la ciudad. También en este periodo se consolidan grandes industrias en la ciudad, como la fabrica de cerámica Empresas Álvarez ; los astilleros Hijos de J. Barreras, Vulcano y el ya desaparecido de Ascón; Citroën y todo el entramado de la industria auxiliar del automóvil y la no menos importante industria de la pesca congelada liderada por Pescanova. Estas circunstancias provocan un importante desplazamiento poblacional que se dio del campo a la ciudad en estas décadas, lo cual produjo un elevado crecimiento demográfico en la ciudad y su área.

Finalizando el siglo y ya durante la etapa democrática, el impacto producido por la crisis del sector naval golpeó con fuerza a la ciudad durante el decenio 1975-1985, aumentando los conflictos sociales y destruyendo parte del tejido industrial tradicional, vinculado al mar. Sin embargo, desde finales de los años 80 se observó una recuperación económica que afianzó la comarca de como una moderna e importante zona industrializada y de servicios, tendencia que se prolonga hasta la actualidad.

Este dedal fue comprado como algunos de los anteriores que ya os enseñé en otras entradas anteriores en el Bazar Guay, situado en el Mercado da Pedra de la ciudad de Vigo.

(28/10/2015)

261. Dedal NAVIDAD 2015 // CHRISTMAS´Thimble

PicsArt_12-15-03.26.12

Dedal Navidad 2015.

Hoy al ser 25 de Diciembre, día de Navidad, el dedal que os quiero enseñar hoy va a ser un dedal especial, el dedal de Navidad de este año que sacaron en venta en la tienda Gritos de Madrid, situada en la Plaza Mayor de la capital española.

Este dedal forma parte de mi autoregalo de Navidad, y también de mi primer pedido por correo a la tienda, ya que lo vi cuando lo anunciaron en la página de la tienda pero no tenía posibilidad de conseguirlo por otros medios y me decidí a pedirlo. El trato como siempre muy amable, y en menos de una semana ya tenía mi pedido en casa y los dedalitos formando parte de mi pequeña colección.

PicsArt_12-15-02.21.46

La Navidad (en latín: nativitas, ‘nacimiento’), también llamada coloquialmente “pascua”, es una de las festividades más importantes del cristianismo, junto con la Pascua de resurrección y Pentecostés. Esta solemnidad, que conmemora el nacimiento de Jesucristo en Belén, se celebra el 25 de Diciembre en la Iglesia católica, en la Iglesia anglicana, en algunas comunidades protestantes y en la mayoría de las Iglesias ortodoxas. En cambio, se festeja el 7 de Enero en otras Iglesias ortodoxas como la Iglesia ortodoxa rusa o la Iglesia ortodoxa de Jerusalén, que no aceptaron la reforma hecha al calendario juliano para pasar al calendario conocido como gregoriano, nombre derivado de su reformador, el papa Gregorio XIII. El 25 de Diciembre es un día festivo en muchos países celebrado por millones de personas alrededor del mundo y también por un gran número de no cristianos.

Los angloparlantes utilizan el término Christmas, cuyo significado es ‘misa (mass) de Cristo’. En algunas lenguas germánicas, como el alemán, la fiesta se denomina Weihnachten, que significa ‘noche de bendición’. Las fiestas de la Navidad se proponen, como su nombre indica, celebrar la Natividad (es decir, el nacimiento) de Jesús de Nazaret.

Existen varias teorías sobre cómo se llegó a celebrar la Navidad el 25 de Diciembre, que surgen desde diversos modos de indagar, según algunos datos conocidos, en qué fecha habría nacido Jesús.

Los orígenes pueden variar de acuerdo a la festividad. Aunque la fecha exacta del nacimiento de Jesús no se encuentra registrada ni en el Antiguo Testamento ni el Nuevo Testamento (Biblia), el 25 de Diciembre ha sido significativo en los pueblos de la antigüedad que celebraban durante el solsticio del invierno en el hemisferio norte (desde el 21 de Diciembre). La adopción a esa fecha se realizó siglos después, empezando por el testimonio de Sexto Julio Africano en el año 221 acerca de la fecha de nacimiento en Judea y el calendario litúrgico filocaliano de 354 después de la era común.

Algunos expertos han intentado calcular la fecha del nacimiento de Jesús tomando la Biblia como fuente, pues en Lucas 1:5-14 se afirma que en el momento de la concepción de Juan el Bautista, Zacarías su padre, sacerdote del grupo de Abdías, oficiaba en el Templo de Jerusalén y, según Lucas 1:24-36 Jesús nació aproximadamente seis meses después de Juan. Cronicas 24:7-19 indica que había 24 grupos de sacerdotes que servían por turnos en el templo y al grupo de Abdías le correspondía el octavo turno.

Contando los turnos desde el comienzo del año, al grupo de Abdías le correspondió servir a comienzos de Junio (del 8 al 14 del tercer mes del calendario lunar hebreo). Siguiendo esta hipótesis, si los embarazos de Isabel y María fueron normales, Juan nació en Marzo y Jesús en Septiembre. Esta fecha sería compatible con la indicación de la Biblia (Lucas 2:8), según la cual la noche del nacimiento de Jesús los pastores cuidaban los rebaños al aire libre, lo cual difícilmente podría haber ocurrido en Diciembre. Cualquier cálculo sobre el nacimiento de Jesús debe estar ajustado a esta fuente primaria, por lo que la fecha correcta debe estar entre Septiembre y Octubre, principios de otoño. Además, debe tomarse en cuenta el censo ordenado por César al tiempo del nacimiento del Hijo de Dios (Lucas 2:1-3), lo cual obviamente no pudo haber sido en Diciembre, época de intenso frío en Jerusalén, la razón es que el pueblo judío era proclive a la rebelión y hubiera sido imprudente ordenar un censo en esa época del año.

Como los turnos eran semanales, tal y como lo confirman los manuscritos del Mar Muerto, descubiertos en Qumrán, cada grupo servía dos veces al año y nuevamente le correspondía al grupo de Abdías el turno a finales de Septiembre (del 24 al 30 del octavo mes judío). Si se toma esta segunda fecha como punto de partida, Juan habría nacido a finales de Junio y Jesús a finales de Diciembre. Así, algunos de los primeros escritores cristianos (Juan Crisóstomo, 347-407) enseñaron que Zacarías recibió el mensaje acerca del nacimiento de Juan en el día del Perdón, el cual llegaba en Septiembre u Octubre. Por otra parte, según los historiadores, cuando el Templo fue destruido en el año 70, el grupo sacerdotal de Joyarib estaba sirviendo. Si el servicio sacerdotal no fue interrumpido desde el tiempo de Zacarías hasta la destrucción del templo, este cálculo tiene al turno de Abdías en la primera semana de Octubre, por lo que algunos creen que el 6 de Enero puede ser el día correcto.

En un tratado anónimo sobre solsticios y equinoccios se afirmó que “Nuestro Señor fue concebido el 8 de las calendas de Abril en el mes de Marzo (25 de Marzo), que es el día de la Pasión del Señor y de su concepción, pues fue concebido el mismo día en que murió”. Si fue concebido el 25 de Marzo, la celebración de su nacimiento se fijaría nueve meses después, es decir, el 25 de Diciembre.

Sin más dilación, tan sólo desearos a todos mis seguidores o personas que visiten este blog, unas muy Felices Fiestas y un Próspero Año Nuevo, y por supuesto una muy…

¡FELIZ NAVIDAD!

(15/12/2015)

260. Dedal SIGÜENZA // SIGÜENZA´s Thimble

PicsArt_09-28-03.02.43

Dedal cerámica Sigüenza.

En la entrada del día de hoy, os traigo el último dedal del municipio de Sigüenza que tengo en mi colección actualmente. Este dedal es de la misma colección que el dedal de la ciudad de Cuenca que os mostré en entradas anteriores, ya que como podéis observar es un dedal de una panorámica y en esa panorámica vemos algunos de los monumentos que nos encontramos paseando por las calles del municipio de Sigüenza.

Sigüenza es un pueblo y municipio español perteneciente a la provincia de Guadalajara, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Es también la cabeza del partido judicial homónimo y la mayor localidad de la comarca de la Serranía. En 2014 el municipio, que incluye aparte de la ciudad de Sigüenza a 28 pedanías, contaba con una población total de 4712 habitantes.

En la panorámica que nos muestra este dedal de cerámica observamos los siguientes monumentos:

Castillo de Sigüenza.

El castillo de los Obispos de Sigüenza es un palacio-fortaleza situado en el municipio español de Sigüenza (Guadalajara). Fue erigido en el primer cuarto del siglo XII sobre otro anterior musulmán. Sufrió reformas en los siglos XIV, XV, XVI y XVIII, y fue parcialmente destruido en el siglo XIX, en el año 1811 y durante las guerras carlistas, y en el siglo XX, durante la guerra civil (1936 y 1939), lo que obligó a una restauración casi total siguiendo los planos y documentos antiguos. Actualmente es Parador Nacional de Turismo.

Plaza Mayor de Sigüenza.

De estilo renacentista, mandada construir por el Cardenal Mendoza, donde se sitúa el Palacio Municipal, con patio renacentista.

El Doncel de Sigüenza.

Martín Vázquez de Arce, el Doncel de Sigüenza, (1461 – Granada, julio de 1486) fue un aristócrata y militar castellano del siglo xv.

No se conoce su lugar de nacimiento, pero sí las circunstancias de su muerte durante la Guerra de Granada, en la acción militar de la Acequia Gorda de la vega de Granada, en 1486. Se ha convertido en una figura romántica por el aspecto sereno y meditabundo de su excepcional sepulcro en la catedral de Sigüenza, una de las joyas de la estatuaria fúnebre de todos los tiempos y símbolo de la ciudad.

Su padre fue secretario personal de la familia de Mendoza, residiendo en la ciudad de Guadalajara, donde Martín se convirtió en paje del primer Duque del Infantado. Tuvo una hija, de nombre Ana.

Se encuentra enterrado en la catedral de Sigüenza. Su sepulcro es una de las principales esculturas del gótico en España.

Catedral de Santa María de Sigüenza.

La Catedral de Sigüenza está dedicada a Santa María la Mayor, patrona de la ciudad de Sigüenza. Tuvo su origen en enero de 1124, cuando el obispo Bernardo de Agén (1080–1152) reconquistó la ciudad a los musulmanes, en tiempos del reinado de Doña Urraca, hija de Alfonso VI. Fue nombrado obispo en 1121 (antes de la conquista del lugar), por el arzobispo de Toledo, Bernardo de Sedirac, de la orden de Cluny, continuando la influencia de esta orden monástica introducida en el Reino de Castilla por Alfonso VI y Alfonso I de Aragón, esposo de la reina castellana. Este obispo consiguió de Alfonso VII (1126-1157) privilegios y donaciones con los que acrecentar la nueva población, unificando los dos poblados: el superior en torno al castillo y el inferior, el mozárabe, en torno al cauce del Henares.

Las obras de la catedral pasaron durante los siglos posteriores por diferentes obispos, que fueron edificando en estilos propios de cada época hasta la nave central realizada en pleno gótico en el siglo XV, en el que se cubrieron las bóvedas del crucero siendo obispo el futuro cardenal Mendoza. La parte ornamental se alargó hasta el siglo XVIII.

Sobre todo en el interior destaca su aspecto gótico, ya que en unas reformas del siglo XVI se destruyeron las absidiolas laterales románicas para construir la girola. Las dos torres exteriores de la fachada principal con merlones dan un aspecto de fortaleza militar a la catedral, como en otros edificios religiosos de la misma época, por las funciones de templo-fortaleza que habían de asumir. La de Sigüenza fue nombrada como la fortis seguntina.

Este dedal fue comprado en mi visita al municipio, en una de las tiendas que podemos encontrar en los alrededores de la catedral.

(27/09/2015)

259. Dedal LA GUARDIA // LA GUARDIA´s Thimble

PicsArt_12-10-06.05.06

Dedal panorámico de La Guardia.

En mi nueva entrada de hoy os quiero enseñar un dedal del municipio pontevedrés de La Guardia, en concreto del Monte de Santa Tecla.

La Guardia (en gallego y oficialmente A Guarda) es un municipio del sudoeste de Galicia, la población más meridional de la provincia de Pontevedra.

Comunica con Portugal por la frontera natural del río Miño por el sureste, con el Océano Atlántico por el oeste y con el ayuntamiento de El Rosal por el norte. Es accesible por la carretera PO-552 desde Tuy y desde Bayona, y desde Caminha por transbordador. Se encuentra a 50 km de Vigo y a 120 de Santiago de Compostela.

La altitud a nivel del mar no impiden al Monte de Santa Tecla y al Monte Terroso elevarse sobre 314 m y 350 m respectivamente, permitiendo excelentes vistas, especialmente desde el Monte de Santa Tecla donde se puede disfrutar de la desembocadura del río Miño, el océano Atlántico y los montes de Portugal y Galicia.

Monte de Santa Tecla.

El monte de Santa Tecla (en gallego Santa Trega) es una elevación de 341 m de altitud situada en el extremo más sudoccidental de Galicia, en el municipio de La Guardia.

Desde la cima de este monte, de pronunciadas pendientes, se domina la desembocadura del río Miño, el océano Atlántico y los montes de Portugal y Galicia, por lo que constituye un enclave estratégico habitado desde mucho antes del asentamiento del Castro de Santa Trega, como atestiguan petroglifos allí encontrados de más de 2.000 años de antigüedad.

En el, se encuentra la iglesia de Santa Tecla y cercano a la puerta del templo una lápida de piedra con multitud de marcas de cantería, colocada con ocasión del festival de 1979 en honor a los poveiros de Póvoa de Varzim (Portugal). Al parecer, se trata de una reproducción en piedra de la puerta de madera original de la ermita, que contenía esas marcas/siglas; es de destacar su similitud con las existentes en iglesias, monasterios, etc. en la Europa medieval.

En la actualidad, en la subida, antes de acceder al monte, hay una pequeña cabina de piedra que en ocasiones te cobran la cantidad de 1 euro por persona para subir en coche. Este dinero se destina a la conservación del monte.

Virgen de Santa Tecla.

Venerada en la ermita de Santa Tecla, en el monte del mismo nombre.

Miles de romeros acuden cada 23 de Septiembre a la Romería de Santa Trega, abogada de la cabeza y del corazón, aunque coincida la festividad en día laborable.

Desde primeras horas de la mañana, romeros de toda la comarca del Baixo Miño, especialmente de A Guarda y de O Rosal, se acercan hasta el santuario dedicado a la discípula de San Pablo, primera mártir del Cristianismo, para rezar y efectuar ofrendas florales en los Vía Crucis y posteriormente asistir a las tres misas rezadas que se celebraron a las ocho, nueve y diez de la mañana.

La eucaristía más concurrida, seguida por los fieles incluso fuera de la ermita, es la solemne, que se celebra a las once.

Al término de la misa, varias devotos, algunos con los pies descalzos, sacan en procesión la imagen de Santa Trega, que, acompañada por diversas autoridades civiles, militares y fieles es portada al compás de las notas musicales de un grupo de gaitas.

Una vez recogida la imagen en el santuario, los devotos pueden besar los relicarios de Santa Trega y del Lignum Crucis.

Después, los niños que portan las ofrendas son obsequiados por la Hermandad del Clamor con bolsas de caramelos. Seguidamente tiene lugar la concurrida “Poxa dos froitos”, que es seguida por centenares de personas. Pescado “do coiro” curado al sol, vino y licores de producción artesanal, marisco, frutas diversas, hortalizas mayoritariamente ristras de cebollas, espigas “reina”, tapetes, reproducciones de gamelas, postres caseros y otros productos, previamente ofrecidos a Santa Trega, son subastados entre los romeros. En algunos casos los precios de los cerca de un centenar de lotes son muy asequibles, algunos valen poco más de 6 euros y otros alcanzan los 150. La recaudación se destina a la Hermandad del Clamor, entidad eclesial que organiza esta romería, que finaliza con un “xantar” popular.

Ermita de Santa Tecla.

La Ermita está situada en el Pico de San Francisco, uno de los dos que tiene el Monte Santa Tecla (el otro, llamado Pico o Monte del Facho, tiene en lo alto unas antenas repetidoras). Según indica un documento del Arciprestzago de la Guardia, publicado en la web de la Diócesis de TuyVigo, los documentos más antiguos que hay sobre la existencia de esta Ermita datan del siglo XII. La parte más antigua del templo, el presbiterio (es decir, el fondo de la iglesia), habría sido construida sobre otra ermita anterior, como se deduce de los vestigios visigóticos hallados en una excavación hecha en 1994. La Ermita perteneció al Monasterio de Santa María de Oya.

En el siglo XVI el templo fue alargado para dar cabida a la gran cantidad de fieles que acudían a él. En el siglo XVII, ante la intesabilidad que presentaba la Ermita, fue asesurada por medio de arcos y contrafuertes. En 1962 se reformó su interior, perdiendo el retablo mayor barroco, el mismo estilo de los dos que aún se conservan, dedicados a la Asunción y a San Francisco de Asís. Los dos retablos están fechados en 1705.

La última reforma se hizo en 1994, cambiándose el piso, arreglando el tejado y añadiendo un artesonado de madera. Además, se procedió a la restauración de los citados retablos y de las tablas del siglo XVII que decoran la pared posterior al altar, ambas procedentes del Monasterio de Oya: una representa a Nuestra Señora del Mar y la otra a San Pablo, de quien era discípula Santa Tecla.

El crucero situado en su exterior data de 1685, y como curiosidad, en el lugar que debía ocupar la Virgen, hay una imagen de San Francisco de Asís, que muestra la gran influencia franciscana del templo.

La Ermita cuenta con dos reliquias: una de Santa Tecla, donada por el Arzobispo de Tarragona en 1951, y un Lignum Crucis (es decir, un trozo de la Cruz en la que murió Jesucristo) donado por el Padre Salvado. El relicario de Santa Tecla es de madera recubierta de plata, con una base de madera, y es de finales del siglo XVIII. El relicario del Lignum Crucis tiene forma de custodia situada sobre un cofre.

Castro de Santa Tecla.

El castro de Santa Tecla (Santa Trega en gallego) es un castro galaico y un sitio arqueológico que se encuentra en el contorno del monte de Santa Tecla, de 341 metros de altitud, en el extremo más sudoccidental de Galicia, en el municipio de La Guardia (Pontevedra) es un lugar privilegiado desde el que se domina todo el contorno de la desembocadura del Miño. Pertenece a la cultura castreña, el más emblemático y visitado de los castros gallegos. Fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en el año 19312 y también tiene la consideración de Bien de Interés Cultural. En varias de las piedras del monte se encuentran petroglifos elaborados 2.000 años antes de la ocupación del castro, por lo que, según la tesis mantenida por Antonio de la Peña Santos, director de las últimas campañas de excavaciones sistemáticas en la década de los ochenta, tuvo una ocupación continuada entre los siglos I a. C., al poco de comenzar el proceso de romanización de Galicia, y el siglo I d. C., y a partir de ese momento comenzó un lento proceso de abandono, que bien pudo haber sido interrumpido con reocupaciones esporádicas temporales en época tardorromana.

Este dedal fue comprado en una de las tiendas que encontramos en el Monte de Santa Tecla, donde podemos encontrar muchos recuerdos de nuestra visita a este. También desde aquí observamos unas espléndidas vistas a la desembocadura del Río Miño y el país vecino, Portugal.

(06/12/2015)