384. Dedal ÁMSTERDAM // AMSTERDAM´s Thimble

06-04-19 (2)

Dedal porcelana Ámsterdam (Países Bajos).

Aquí os dejo uno de los últimos dedales que se han incorporado recientemente a mi colección. Es un dedal internacional que me ha traído mi novio de una de las tiendas de souvenirs del aeropuerto de Ámsterdam. Como podéis ver, es un dedal de esta ciudad holandesa en el que podemos ver un canal y uno de los barcos/catamaranes que circulan por ellos, una estampa muy típica de esta ciudad.

Ámsterdam​ o Amsterdam, según la pronunciación etimológica, es la capital oficial de los Países Bajos. La ciudad está situada entre la bahía del IJ, al norte, y a las orillas del río Amstel, al sureste. Fundada en el siglo XII como un pequeño pueblo pesquero, en la actualidad es la ciudad más grande del país y un gran centro financiero y cultural de proyección internacional.

Tiene una población de unos 810.000 habitantes y en su área metropolitana residen aproximadamente 1,5 millones. Cabe destacar que Ámsterdam forma parte de la gran conurbación neerlandesa llamada Randstad (junto con las ciudades de La Haya, Róterdam y Utrecht), que cuenta con más de 6,5 millones de habitantes. Este núcleo es una de las conurbaciones más grandes de Europa.

El centro histórico de la ciudad fue construido en gran parte en el siglo XVII y es hoy en día uno de los centros históricos más grandes de Europa. En aquella época se construyeron una serie de canales semicirculares alrededor del casco antiguo ya existente de la ciudad. Después se edificaron las nuevas calles que ahora habían sido creadas con casas y almacenes en un estilo típico neerlandés que es una de las imágenes más famosas de Ámsterdam y del país. Al igual que otras ciudades de Europa septentrional con abundancia de agua, como Brujas, Hamburgo y Estocolmo, es conocida coloquialmente como la “Venecia del norte“.

Aunque durante casi toda su historia (excepto entre 1808–1810) ha sido la capital oficial de los Países Bajos, nunca ha sido la sede de la justicia, el gobierno o el parlamento neerlandés, ya que todos estos órganos se encuentran en la ciudad de La Haya, que por tanto es la principal ciudad del país con respecto a política y justicia. Ámsterdam tampoco es la capital de la provincia de Holanda Septentrional, que siempre ha sido Haarlem.

Toponimia.

El primer uso documentado del término “Amsterdam” aparece en un certificado del 27 de Octubre de 1275, en que los habitantes, que habían construido un puente con una presa (dam en neerlandés) sobre el río Amstel, quedaban exentos de pontazgo por orden del conde Florentino V.​ El certificado, en latín, describe a los habitantes como homines manentes apud Amestelledamme (“personas que viven cerca de Amestelledamme”. En 1327, el nombre ya había evolucionado a Aemsterdam.

En neerlandés la pronunciación del nombre es aguda: [ɑmstər’dɑm]. Sin embargo, en español está muy extendida la pronunciación esdrújula, por lo que la ASALE recomienda la grafía Ámsterdam, con tilde.

Historia.

Fundación y Edad Media.

En torno al siglo XIII Ámsterdam era un pueblo de pescadores. Según las leyendas, la ciudad fue fundada por dos pescadores de la provincia norteña de Frisia, que por casualidad acabaron en las orillas del río Amstel en un barquito, junto a su perro.

La fecha tradicional de la fundación de la ciudad es el día 27 de Octubre del año 1275, cuando a sus habitantes se les retiró la obligación de pagar peajes, que por entonces estaban asociados con los puentes neerlandeses. En el año 1300 se le concedieron los derechos oficiales de ciudad, y a partir del siglo XIV Ámsterdam empezó a florecer como centro comercial, mayoritariamente a base del comercio con otras ciudades neerlandesas y alemanas, conocidas como la Liga Hanseática.

Conflicto con España.

En el siglo XVI comenzó el conflicto entre los neerlandeses y Felipe II de España. Esta confrontación causó una guerra que duró 80 años (conocida en español como la guerra de Flandes), y que finalmente le dio a los Países Bajos su independencia. Ya por esa época, después de la ruptura con España, la república neerlandesa iba ganando fama por su tolerancia con respecto a las religiones. Entre otros, buscaron refugio en Ámsterdam judíos sefardíes de Portugal y España, comerciantes protestantes de Amberes, y hugonotes de Francia, que en sus países eran perseguidos por su religión.

Centro de la Edad de Oro neerlandesa.

El siglo XVII se considera el Siglo de Oro de Ámsterdam. A principios de ese siglo, Ámsterdam se convirtió en una de las ciudades más ricas del mundo. Desde su puerto salían embarcaciones hacia el mar Báltico, Norteamérica, África y las tierras que ahora representan Indonesia y Brasil. De esta forma fue creada la base de una red comercial mundial. Los comerciantes de Ámsterdam poseían la mayor parte de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales o VOC. Esta organización se instaló en los países que luego pasarían a ser colonias de Países Bajos. En esa época Ámsterdam era el principal puerto comercial de Europa y el centro financiero más grande del mundo. La Bolsa de Ámsterdam fue la primera que funcionó a diario.

La población de la ciudad creció ligeramente de 10.000 en el año 1500, a 30.000 alrededor del año 1570. En el año 1700 este número ya había alcanzado 200.000. Durante los siglos XVIII y XIX y hasta antes de la Primera y la Segunda Guerra Mundial, el número de habitantes incrementó a no menos de un 300 %, alcanzando los 800.000 habitantes. A partir de entonces, y hasta la actualidad, el número ha sido relativamente constante.

Declive y modernización.

Tras las guerras entre la república de Países Bajos y el Reino Unido y Francia, durante el siglo XVIII y a principios del siglo XIX, la prosperidad de Ámsterdam dejó de florecer. Sobre todo las Guerras Napoleónicas arrebataron las fortunas de Ámsterdam. Pese a ello, cuando se estableció oficialmente el Reino de los Países Bajos en el año 1815, la situación empezó a mejorar. En este período una de las personas clave de las nuevas iniciativas fue Samuel Sarphati, un médico y planificador urbano, que trajo su inspiración desde París.

Las últimas décadas del siglo XIX se suelen denominar como el “segundo Siglo de Oro de Ámsterdam“, porque entre otros, se construyeron nuevos museos, una estación de tren y el Concertgebouw, la sala de conciertos de la ciudad. En el mismo período llegó a la ciudad la Revolución Industrial. Se construyeron nuevos canales y vías marítimas para así mejorar la conexión entre Ámsterdam y el resto de Europa.

Siglo XX.

Pocos años antes del comienzo de la Primera Guerra Mundial, la ciudad comenzó a expandirse, construyendo en las afueras nuevos barrios residenciales. Durante la Primera Guerra Mundial, Países Bajos tomó una posición neutral, pero aun así la población sufrió mucha hambre y una grave falta de suministro de gas.

Alemania invadió los Países Bajos el 10 de Mayo de 1940, tomando el control del país después de cinco días de lucha. Los alemanes instalaron un gobierno civil nazi en Ámsterdam, que se encargaba de la persecución de los judíos. También los neerlandeses que ayudaban y protegían a las víctimas, fueron perseguidos. Más de 100.000 judíos fueron deportados a campos de concentración. Entre ellos se encontraba Ana Frank. Solo 5000 judíos sobrevivieron a la guerra. Durante los últimos meses de la guerra, en 1945, la comunicación con el resto del país se interrumpió y la población sufrió una grave escasez de comida y energía. Muchos habitantes de Ámsterdam tuvieron que ir al campo en busca de algún tipo de alimentación. Para sobrevivir, se consumieron perros, gatos y bulbos de flores. Muchos árboles de Ámsterdam se usaron para obtener energía, igual que la madera de las casas de quienes habían desaparecido.

(06/04/2019)

Anuncios

376. Dedal LIEJA // LIEGE´s Thimble

picsart_01-25-01.51.34

Dedal porcelana Lieja (Bélgica).

Aquí estoy un día más con un nuevo dedal internacional que me ha traído mi amiga Nuria de su estancia en Bruselas. Uno de esos fines de semana que no tenía gran cosa qué hacer, se dedicó a visitar ciudades cercanas a Bruselas, y una de las ciudades que visitó fue esta, Lieja. Darle como siempre, las gracias a Nuria por acordarse de mí siempre en sus viajes y por traerme un pedacito de las ciudades que visita para que las incluya en mi colección.

Lieja (en francés: Liège, en neerlandés: Luik, en alemán: Lüttich, en valón: Lîdje, hasta 1949, el nombre francés de la ciudad fue escrito Liége, con el acento agudo en vez de un acento grave) es una ciudad belga de 192711 habitantes (más de 600000 con su aglomeración), situada en la parte francófona del país, cerca de las fronteras con Alemania y Países Bajos. Es la quinta ciudad del país después de Bruselas, Amberes, Gante y Charleroi, el tercer conglomerado después de los de Bruselas y Amberes y la tercera ciudad francófona tras Bruselas y Charleroi.

Está situada en el valle del río Mosa (Meuse en francés y Maas en neerlandés), cerca del límite este de Bélgica con los Países Bajos y Alemania, donde el Mosa se encuentra con el río Ourthe. Está en una antigua zona industrial, la espina dorsal industrial de Valonia. El municipio de Lieja incluye los antiguos poblados de Angleur, Bressoux, Chênée, Glain, Grivegnée, Jupille-sur-Meuse, Rocourt y Wandre.

Historia.

Prehistoria.

Rastros encontrados que se remontan al año 200000 a. C. muestran que ya había habitantes sobre el lugar donde se emplaza Lieja desde la prehistoria. Probablemente estas ocupaciones fueron discontinuas.

Antigüedad.

Un edificio romano, ocupado durante el segundo y tercer siglo, fue descubierto en el corazón de la ciudad, debajo de los vestigios de la catedral, en la plaza San Lamberto.

Edad Media.

Ocho siglos de historia, en el seno de un Principado Independiente del Imperio germánico, contribuyeron a forjar “el espíritu liejés”: orgulloso y tenaz, de buena gana burlón y hondero, caluroso y acogedor.

El destino de Lieja se selló el día en que Lamberto, obispo de Tongeren, fue asesinado allí. Al principio del siglo VIII, Lieja era una pequeña villa situada en la confluencia de un arroyo, el Légia, y de uno de los numerosos brazos del Mosa.

Muy rápidamente, en efecto, los peregrinos se arrojaron a Lieja, lugar del martirio de Lamberto, a tal punto que su sucesor, Huberto, decidió trasladar allí la capital de la diócesis. En consecuencia, la aldea se pobló de numerosos monjes que arrastraron en su estela a comerciantes y artesanos. Los primeros campanarios aparecieron en su cielo. Lieja creció rápidamente y tomó el paso de una ciudad pequeña, verdadera y eclesiástica.

Una pequeña burguesía existía desde la Alta Edad Media. Sin embargo, la fundación de la ciudad como tal data del año 700, tras el asesinato de San Lambert, obispo de Maastricht. Tras el acontecimiento, el sucesor, San Huberto, trasladó con la aprobación papal la sede del obispado de Maastricht a Lieja. Huberto se convirtió así en el primer obispo de Lieja. Lieja se convirtió así en un importante lugar de peregrinaje y se transformó poco a poco en una prestigiosa y desarrollada ciudad.

Una parte de la dinastía de los merovingios y de carolingios es originaria de Lieja, más probablemente de Jupille o de Herstal. Una estatua de Carlomagno realizada en 1867, se encuentra en el centro de la ciudad. En los nichos del pedestal neo-románico se encuentran seis estatuas que representan los ancestros del emperador, originarios de Lieja: Bega de Cumberland, Pipino de Heristal, Carlos Martel, Bertruda de Vermandois, Pipino de Landen y Pipino el Breve. Los primeros obispos de Lieja son también parientes de los carolingios.

Principado de Lieja.

Comienza el Principado de Lieja cuando Notker de Lieja fue llamado al trono episcopal de la ciudad por el emperador Otón II en 972. También recibió el privilegio de inmunidad general en 980. El obispo de Lieja fue entonces el dueño único de sus tierras, se hace príncipe-obispo e hizo su dominio un principado eclesiástico. Fue la capital del Principado de Lieja a partir del año 980 hasta 1795 y fue también una de 23 Buenas Ciudades.

Lieja se hizo, en el siglo X, la capital de un principado poderoso y episcopal, gracias a la acción de obispos como Éracle, Notger y Wazon. Sus escuelas fueron muy famosas hasta el siglo XII y hasta esa época se construyeron siete colegiatas (Saint-Pierre, Sainte-Croix, Saint-Paul, Saint-Jean, Saint-Denis, Saint-Martin, Saint-Barthélemy) además de la catedral, donde fue enterrado San Lamberto y dos abadías benedictinas, Saint-Jacques y Saint-Laurent. Además muchas iglesias y piezas de orfebrería (Arte Mosano) dan testimonio del poderío de esa época, en particular la pila bautismal de la ciudad, conservada actualmente en Saint-Barthélemy.

Después se convirtió rápidamente en una ciudad industrial, la hulla fue extraída durante mucho tiempo. Jean Curtius fue en esta época uno de los armeros más grandes de Europa.

La masacre de 1468.

Hasta ahora, Lieja ha estado independiente pero el Ducado de Borgoña conquista todos los principados laicos y los territorios eclesiásticos hasta convertir en un solo estado absolutista. Sin embargo en Lieja rechazan al príncipe que Felipe III de Borgoña les impone y se alían a Luis XI de Francia pero pierden en Montenaken y son sometidos a firmar una paz humillante en 1465. Después resisten pero su ejército vuelve a ser batido en Brustem por el hijo de Felipe III, Carlos el Temerario, que suprime el país jurídicamente. Como respuesta a la tentativa de asesinato perpetrada por los 600 de Franchimontois sobre Carlos, cuando éste estaba en la montaña de Bueren, la ciudad es pillada y quemada a partir del 3 de Noviembre de 1468. Sólo algunos monumentos religiosos serán salvados y el perron, símbolo de las libertades liejesas, fue trasladado a Brujas como humillación.

De 1468 a 1789.

Lieja recobrará el perdón y su independencia relativa, en 1478, como consecuencia de la muerte de Carlos. De esta manera vuelve a ser la capital que verá en los tres siglos siguientes las rebeliones de Rivageois, las luchas de Chiroux y Grignoux (siglo XVII), el nacimiento del capitalismo con Jean Curtius y la llegada de la Ilustración en el siglo XVIII bajo el impulso del obispo Francisco-Carlos de Velbrück. La intransigencia de su sucesor, César-Constantino-Francisco de Hoensbroeck dará lugar a la revolución liejana. La existencia del Principado de Lieja termina entre 1789 y 1795.

Revolución liejana.

En 1789, la Revolución francesa y la Revolución liejana estallaron simultáneamente. Nicolás Bassenge estaba a la cabeza de los patriotas de Lieja y consigue echar al Príncipe-obispo que encuentra refugio en Tréveris, Alemania. Pero rápidamente éste es repuesto en su trono por las tropas austríacas que reocupan el Principado y los Países Bajos de los Habsburgo.

La restauración del príncipe-obispo no es bien aceptada y es por eso por lo que acogen a las tropas francesas de Charles François Dumouriez como libertadores en 1792. El sistema político y social del Antiguo Régimen fue revuelto, por ejemplo, en Lieja se pudo votar por primera vez al sufragio universal. En 1792, usaron estos nuevos derechos para votar masivamente por la reunión de su Principado en Francia. En 1793, se produjo una segunda restauración del Príncipe-obispo después de que los franceses fuesen derrotados en la Batalla de Neerwinden.

En Junio de 1794, el ejército imperial deja el Principado de Lieja, lo que conlleva al exilio definitivo del último príncipe-obispo, Francisco Antonio María de Méan. En 1795, el Convención Nacional decreta la incorporación del Principado a la República francesa, siendo entonces Chef-lieu del departamento de Ourthe.

Siglos XIX y XX.

En 1815, la derrota de Napoleón Bonaparte en Waterloo puso fin al dominio del régimen francés. El territorio liejés, como el resto de la futura Bélgica, pasó a estar bajo la tutela del Reino de los Países Bajos, periodo durante el cual se crea la Universidad de Lieja y la Ópera real de Valonia. En 1830, la revolución Belga estalla y Lieja forma parte en lo sucesivo del reino de Bélgica.

Después de ese año, los liejeses dominan la vida política belga, con Charles Rogier que estará a la cabeza del gobierno belga. Lieja se hace la ciudadela del liberalismo radical. Guillermo I de los Países Bajos, Jean-Jacques Dony y sobre todo John Cockerill hacen de Lieja la primera ciudad de Europa en la Revolución industrial. Hacia 1850, el complejo siderúrgico y de construcción metálica de Cockerill en Seraing es el más grande del mundo y Bélgica la segunda potencia económica del mundo sólo por detrás del Reino Unido. Con el fin de proteger Lieja de las inundaciones, se construyeron diques en el río Ourthe y en el río Mosa hacia el siglo XIX, para canalizar el agua y crear nuevos bulevares (Avroy y Sauvenière).

La resistencia de los fuertes de Lieja en 1914 le valió a la ciudad la Legión de Honor francesa (primera ciudad extranjera en obtenerla) el 7 de Agosto de 1919, la cruz de guerra italiana en 1923, la medalla militar para la valentía de los serbios, croatas y eslovenos en 1926 y la cruz de guerra belga en 1940. Durante comienzos de siglo se celebraron en la ciudad varias exposiciones: la exposición universal de 1905 para los 75 años de Bélgica, la exposición internacional de 1930 para el centenario del país (especializada en las ciencias y la industria) y la exposición del agua de 1939 que marca la terminación de los trabajos del Canal Albert que permite unir Lieja al puerto de Amberes.

En 1937, la ciudad de Lieja decide celebrar, cada 14 de Julio, la fiesta nacional francesa con el fin de protestar contra la política de neutralidad del país en contra de la Alemania Nazi y contra la denuncia del acuerdo militar franco-belga por las autoridades belgas. La fiesta nacional francesa reúne anualmente a más de 30000 personas.

En 1939 tiene lugar una Exposición Internacional en Lieja, cuyo tema principal era el agua.

Cuando la cuestión real marcha hacia su desenlace (1950), Paul Gruselin, Joseph Merlot y André Renard participan en el proyecto de un Gobierno valón separatista que nace como consecuencia de los graves incidentes de Grâce-Berleur el 31 de Julio. Los socialistas liejeses están muy presentes de nuevo en la política belga con Jean-Joseph Merlot en el gobierno de Théo Lefèvre y Paul-Henri Spaak entre 1961 y 1965, pero fuerzan a Merlot a la dimisión en respuesta al voto de las leyes sobre la conservación de la frontera lingüística.​ Pierre Harmel es uno de los primeros ministros valones del siglo pasado (de 1965 a 1966).

Merlot llegó de nuevo al poder con Gaston Eyskens en 1968 y André Cools (después de la muerte en accidente de tráfico de Merlot) pone las bases del federalismo belga. De 1978 a 1986, la siderurgia liejesa es amenazada de quiebra y provoca una movilización máxima con manifestaciones graves en Febrero y Marzo de 1982 en Bruselas. Lieja se hace la capital económica de la región valona y el papel de Jean-Maurice Dehousse en la cabeza del primer gobierno valón es decisivo.

(24/01/2018)

368. Dedal ESCOCIA // SCOTLAND´s Thimble

PicsArt_06-11-11.45.52

Dedal metal Escocia (Reino Unido).

Un nuevo dedal de Escocia que tengo formando parte de mi colección desde hace algún tiempo. Este dedal también ha sido un regalo de mi novio que me ha traído desde Escocia en uno de sus viajes por trabajo. Es un dedal de metal en el que tenemos representados la bandera de Escocia y un “gaiteiro”.

Escocia (en inglés y escocés: Scotland; en gaélico escocés: Alba) es la más septentrional de las cuatro naciones constituyentes del Reino Unido. Junto con Inglaterra y Gales, forma parte de la isla de Gran Bretaña, abarcando un tercio de su superficie total; además consta de más de 790 islas. Limita al norte y oeste con el océano Atlántico; al este con el mar del Norte, al sur con Inglaterra y al suroeste con el canal del Norte y el mar de Irlanda. El territorio escocés abarca 78.772 km², y su población se estima en 5 347.600 habitantes en 2014,​ lo que da una densidad de población de 67,9 habitantes por km². La capital es Edimburgo, mientras que Glasgow es la ciudad más grande, y su área metropolitana concentra un 40 % del total de la población escocesa.

Escocia toma su nombre de “Scotus”, término latino que significa “irlandés” (la forma plural es “Scoti”, “irlandeses”).​ Esto hace referencia a los colonizadores gaélicos de Irlanda, país que los romanos inicialmente llamaron “Scotia” (forma femenina de “Scotus”).​ Los irlandeses que colonizaron la actual Escocia eran conocidos como “Scoti”. Los romanos de la Alta Edad Media utilizaban el nombre “Caledonia” para referirse a la actual Escocia.

El Reino de Escocia fue un estado independiente hasta 1707, fecha en la que se firmó el Acta de Unión con Inglaterra, para crear el Reino de Gran Bretaña. La unión no supuso alteración del sistema legal propio de Escocia, que desde entonces ha sido distinto del de Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte, por lo que es considerada en el derecho internacional como una entidad jurídica distinta. La pervivencia de unas leyes propias, y de un sistema educativo y religioso diferenciado forman parte de la cultura escocesa y de su desarrollo a lo largo de los siglos.

Surgido en el siglo XIX, el independentismo escocés ha ganado influencia desde finales del siglo XX; representado por el Scottish National Party (SNP, Partido Nacional de Escocia), que aboga por la independencia de Escocia​ y obtuvo la mayoría absoluta en el Parlamento escocés en las elecciones de Mayo de 2011. En 2014, el gobierno escocés y el gobierno conservador de David Cameron llegaron a un acuerdo para plantear un referéndum pactado sobre la independencia escocesa que se celebró el 18 de Septiembre de ese mismo año ganando la continuidad en el Reino Unido por 10,6 puntos.

Símbolos nacionales.

La bandera de Escocia o The Saltire consta de un aspa o Cruz de San Andrés blanca sobre fondo azul, emblema que también entró a formar parte de la bandera del Reino Unido o Union Jack en 1606. Hay muchos otros símbolos de Escocia, oficiales o no, tales como el cardo (la flor nacional), la Declaración de Arbroath, el dibujo del tartán, relacionado con los clanes escoceses, o la bandera del “León Rampante” que aparece en el Estandarte Real de Escocia.​ El lema nacional es Nemo me impune lacessit, que puede traducirse como “Nadie me ofende impunemente”, y que a su vez se relaciona con el cardo.

La canción Flower of Scotland es popularmente considerada como himno nacional de Escocia, compitiendo con Scotland the Brave. La primera es la que se emplea en la mayoría de acontecimientos políticos y deportivos, como, por ejemplo, en los encuentros de la selección de fútbol de Escocia, mientras que la segunda se usa para representar a Escocia en los Juegos de la Mancomunidad. Dado que no existe un himno oficial, la disputa continúa abierta, especialmente tras la Descentralización de poderes de 1998, y existen otras canciones candidatas, como Scots Wha Hae, A Man’s A Man for a’That o, más recientemente, I’m Gonna Be (500 Miles).

La fiesta nacional de Escocia es el “Día de San Andrés“, el 30 de Noviembre, aunque la Burns Night o Noche de Burns, celebrada el 25 de Enero en honor al poeta nacional, Robert Burns, tiene un mayor seguimiento. El “Día del Tartán” es otra celebración de invención reciente, y originaria de Canadá. En 2007, el Parlamento de Escocia aprobó el decreto oficial por el que el Día de San Andrés pasaba a ser bank holiday, día de fiesta oficial.

(10/06/2016)

359. Dedal SINGAPUR // SINGAPORE´s Thimble

PicsArt_01-13-02.52.41

Dedal porcelana Singapur.

El dedal que os quiero enseñar en esta ocasión, lo tengo desde hace unos meses formando parte de mi colección de dedales. Es un dedal de los más internacionales que tengo ya que vino desde la ciudad de Singapur al sureste del continente asiático y me ha hecho especial ilusión. Me lo trajo un tío de mi novio que estuvo una temporada en esta ciudad por trabajo y antes de volverse, y después de mucho rebuscar y rebuscar en tiendas y más tiendas, se lo encontró. ¡Muchísimas gracias Senén por tu granito de arena!.

Ahora vamos a conocer algo más sobre este país y sobre esta ciudad…

Singapur, oficialmente República de Singapur (en inglés: Republic of Singapore; en chino: 新加坡共和国 [Xīnjīapō Gònghéguó]; en malayo: Republik Singapura; y en tamil: சிங்கப்பூர் குடியரசு [Siṅkappūr Kuṭiyarasu]), es un país soberano insular de Asia, formado por sesenta y tres islas, cuya forma de gobierno es la república parlamentaria.

Su territorio se divide en cinco consejos de desarrollo comunitario. Su capital es la ciudad de Singapur, por lo que Singapur se considera una ciudad-estado. Está situado al sur del Estado de Johor en la península de Malasia y al norte de las islas Riau de Indonesia, separada de estas por el estrecho de Singapur. Con 697 km²,​ es el país más pequeño del Sudeste Asiático. Su territorio ha crecido constantemente con tierras ganadas al mar.

Desde el siglo II d. C., cuando se establecieron allí los primeros humanos, la isla de Singapur ha formado parte de varios imperios regionales. El moderno Singapur fue fundado en 1819 por el británico Thomas Stamford Raffles como puesto comercial de la Compañía Británica de las Indias Orientales con el permiso del Sultanato de Johor. El Reino Unido obtuvo la soberanía sobre la isla en 1824 y esta pasó a ser una de las Colonias del Estrecho británicas en 1826. Ocupada por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, Singapur declaró su independencia del Reino Unido en 1963 como parte de Malasia, de la que se separó dos años después. Desde entonces la ciudad-estado ha prosperado rápidamente y se ha ganado la distinción de ser uno de los “cuatro tigres asiáticos”.

Singapur es una de las principales ciudades globales y uno de los centros neurálgicos del comercio mundial, contando con el tercer mayor centro financiero y el segundo puerto que más mercancías mueve. Su economía globalizada y diversificada depende especialmente del comercio y del sector manufacturero. En términos de paridad de poder adquisitivo, Singapur es el tercer país con mayor renta per cápita del mundo, además de figurar entre los primeros países en las listas internacionales de educación, sanidad, transparencia política y competitividad económica.

Políticamente, Singapur es una república parlamentaria multipartidista con un gobierno parlamentario unicameral inspirado en el sistema Westminster británico. El Partido de Acción Popular ha ganado todas las elecciones desde que el país obtuvo la independencia. Sin embargo, las libertades civiles y de expresión están sumamente restringidas y se dan casos de censura por parte del Gobierno, por lo que está considerado como un país con rasgos tanto democráticos como autoritarios.​ La población, unos cinco millones de habitantes, es muy diversa: alrededor de dos millones son de origen extranjero y entre los nativos, el 75 por ciento son chinos y el resto minorías de malayos, indios o euroasiáticos. Esta diversidad tiene su reflejo en los cuatro idiomas oficiales del país, que son el inglés, el chino, el malayo y el tamil, así como en las políticas gubernamentales que promueven el multiculturalismo.

Singapur es uno de los miembros fundadores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y ha sido sede del secretariado del Foro de Cooperación Económica AsiaPacífico, además de formar parte de la Cumbre de Asia Oriental, del Movimiento de Países No Alineados y de la Mancomunidad de Naciones. El rápido desarrollo del país lo ha llevado a tener una influencia importante en los asuntos internacionales y a que algunos analistas lo consideren una potencia intermedia.​

El nombre español de “Singapur” deriva de la palabra en idioma malayo Singapura (en sánscrito: Siṅhapūra, literalmente ‘ciudad de los leones’, siendo siṃha: ‘león’ y pūra: ‘ciudad’), heredando la referencia a la ciudad a nivel nacional como Ciudad León. Los leones probablemente nunca vivieron aquí; la bestia que fue vista por Sang Nila Utama ―quien fundó y dio nombre a la antigua Singapur― tenía más parecido a un tigre.

La isla, anteriormente llamada Temasek, fue bautizada Singapur en el siglo XIV por el príncipe Paramésuara. Este territorio adquirió considerable importancia en el siglo XIV, pero fue arrasado por los javaneses y quedó desierto hasta el año 1819, cuando el británico Stamford Raffles fundó un asentamiento en el sitio donde actualmente se encuentra la moderna ciudad.

El sultán de Johor y Temenggong arrendó este territorio a la Compañía Británica de las Indias Orientales. A través de un tratado, la isla se cedió definitivamente a la compañía en 1824 a cambio de una renta vitalicia al sultán de Johor.

En el año 1826, Singapur se unió a Penang y Malaca, quedando su control en manos de un Gobierno con presidencia india y residencia en Penang. En 1830, se reunieron bajo la presidencia de Bengala, trasladándose la residencia a Singapur. El 1 de Abril de 1867, la autoridad de estos tres asentamientos pasó del Gobierno indio al ministro inglés de colonias.

Las islas Cocos, la isla de Navidad y la antigua colonia de Labuán fueron puestas bajo el control del gobernador de las Colonias del Estrecho (Straits Settlements) y fueron incorporadas a Singapur en 1900, 1903 y 1907, respectivamente. Singapur se constituyó como colonia separada en el año 1912, siendo utilizada como base naval hasta la ocupación japonesa.

El 15 de Febrero de 1942, la isla cayó durante la Segunda Guerra Mundial bajo dominio del Imperio japonés, que la atacó desde tierra aprovechando que las defensas de la ciudad estaban orientadas hacia el mar. Fue la mayor humillación británica sufrida en la guerra, ya que no solo fue una derrota militar, sino que también fue un duro golpe a la dominación occidental en toda Asia.

En 1959, Lee Kuan Yew fue elegido primer ministro. Su partido, el Partido de Acción Popular (People’s Action Party), propone entonces la integración en la Federación de Malasia, lo cual se consigue en Septiembre de 1963. Poco después, en 1964, las diferencias se manifiestan y se acuerda la secesión de la República de Singapur, siendo proclamada el 9 de Agosto de 1965. Recordado como el fundador de la patria singapurense, Lee Kuan Yew murió en 2015.

La constitución de Singapur está inspirada en el parlamentarismo inglés. Miembros de la única cámara parlamentaria representan los distintos distritos electorales. El presidente de la república es el jefe de estado, que es elegido por voto popular para un mandato de seis años. Aunque la presidencia de Singapur es un papel simbólico, se ha otorgado al presidente el derecho de vetar en ciertos asuntos, como el uso de las reservas financieras y el nombramiento de los jueces. A pesar de ser un cargo electo, debido a la gran cantidad de restricciones para presentar una candidatura, usualmente las elecciones no se celebran por falta de más de un candidato. Desde la instauración de la presidencia electa en 1993, solo se han celebrado dos elecciones, la última en 2011.

La mayoría del poder ejecutivo se encuentra en las manos del gabinete, liderado por el primer ministro, actualmente Lee Hsien Loong. El órgano legislativo del Gobierno es el Parlamento. Los parlamentarios tienden un puente entre la comunidad y el Gobierno y aseguran que las opiniones de sus constituyentes sean consideradas en el Parlamento. El actual Parlamento cuenta con 101 miembros, de los cuales 89 son elegidos, 9 son nombrados y 2 nombrado sin distrito electoral. Las últimas elecciones fueron en 2015.

Singapur se declara una democracia multipartidista, pero el Partido de Acción Popular ha dominado la vida política del país desde la independencia. Aunque las elecciones son libres, no existe una autoridad independiente que las supervise y el gobierno tiene una influencia excesiva y represiva sobre los medios. La Economist Intelligence Unit califica el sistema de Gobierno de “un régimen híbrido” que cuenta con rasgos democráticos y autoritarios. La Freedom House califica a Singapur de “parcialmente libre”, los derechos humanos son sistemáticamente violados en Singapur, y las libertades civiles y de expresión están sumamente restringidas.​ Mientras que el índice de democracia de The Economist califica a Singapur como “democracia defectuosa”, el segundo mejor de los cuatro rangos y está ubicado en el lugar 69 de 167, no es considerado debidamente una “democracia electoral” por el informe de Freedom in the World.

Singapur es miembro de la ASEAN, que comprende países surasiáticos.

Lee Kuan Yew, considerado el padre de la patria, fue el único primer ministro desde 1959 hasta 1990, cuando decidió por propia voluntad dejar el cargo para dar paso a la siguiente generación de políticos. Cuando Goh Chok Tong asumió el cargo de primer ministro, creó un ministerio sin cartera para Lee Kuan Yew y le nombró Senior Minister. Años más tarde, Goh Chok Tong tomó una decisión similar y decidió dejar el cargo a la generación de relevo. En 2004 Lee Hsien Loong, hijo de Kuan Yew, asumió el cargo de primer ministro; en ese momento su padre pasó de ser llamado Senior Minister a Mentor Minister, y Goh Chok Tong pasó a ser el Senior Minister.

Singapur se sitúa entre Malasia, con la que limita al norte, e Indonesia al sur. Está formado por 64 islas incluyendo la isla principal conocida como la isla de Singapur o Pulau Ujong. Esta isla está unida a la península malaya por dos puentes. El primero lleva a la ciudad fronteriza de Johor Bahru en Malasia. El segundo, más al oeste, conecta también con Johor Bahru en los barrios de la región de Tuas. Muchos depósitos de agua potable están dispersos por toda la isla para permitir la autonomía al estado de suministro en caso de guerra con la vecina Malasia. La isla de Sentosa es a veces llamada el punto más meridional del continente asiático. Esto es algo controvertido, ya que tanto Singapur como la isla de Sentosa están conectados con represas y puentes al continente.

(12/01/2018)

 

358. Dedal HOLANDA // HOLLAND´s Thimble

PicsArt_11-13-02.07.34

Dedal porcelana Holanda (Países Bajos).

Hoy os quiero enseñar otro de los dedales internacionales que tengo en mi colección desde hace ya algún tiempo. Este dedal me lo trajo mi novio de uno de sus viajes de trabajo, haciendo escala en Holanda se encontró con algunos dedalitos y quiso traérmelos para que formasen parte de mi colección. Este es uno de ellos. ¡Y me encanta!, porque describe a la perfección este país, con sus molinos, sus vaquitas y sus campos de tulipanes.

Holanda (en neerlandés, Holland)​ es una región histórica y cultural situada en la costa occidental de los Países Bajos. Desde 1840, está dividida en dos provincias, Holanda Septentrional (Holanda del Norte) y Holanda Meridional (Holanda del Sur).

Antiguamente, el condado de Holanda fue miembro principal de las Provincias Unidas (1581-1795). Debido a su importancia histórica en la región, el topónimo “Holanda” se utiliza tradicionalmente como pars pro toto o sinécdoque para referirse al Estado soberano, y la denominación oficial de éste es la de “Países Bajos“. Sin embargo, durante el reinado de Luis I Bonaparte, el Estado llevó el nombre de Reino de Holanda (1806-1810). Lo mismo ocurre con el idioma, el neerlandés, que es conocido tradicionalmente, por extensión, como “holandés” (aunque en realidad el holandés es un “dialecto” del neerlandés). Lo mismo ocurre en el caso del gentilicio, que es neerlandés/a, aunque también se usa “holandés/a”.

Cada región de los Países Bajos tiene su propia historia que merece ser comentada de manera independiente. Sin embargo, hasta cierto punto, la historia de Holanda como región es la historia de los Países Bajos como país, ya que es la región más influyente del Estado soberano actual.

Hasta el siglo IX, los habitantes del territorio que se convirtió en Holanda eran de procedencia frisona. La zona era parte de Frisia. A finales del s. IX, Holanda se convirtió en un condado del Sacro Imperio Romano Germánico. El primer conde de Holanda que se conoce con certeza fue Teodorico I, que reinó desde el año 896 hasta el 931. Fue sucedido por una larga lista de condes holandeses, que hasta el 1101 se conocieron como condes de Frisia. Cuando el conde Juan I murió sin descendencia en 1299, el condado fue heredado por Juan II de Avesnes, conde de Henao. En la época de Guillermo V (Casa de Wittelsbach, 1354-1388), el conde de Holanda también fue el conde de Henao y de Zelanda.

Más tarde, Frisia Occidental fue conquistada —como resultado, la mayoría de las instituciones regionales se referían a Holanda y Frisia Occidental como una sola unidad—. Al mismo tiempo, enfrentamientos armados tuvieron lugar y se sucedieron hasta que Jacqueline I, condesa de Henao, se vio obligada a ceder todas sus posesiones, incluyendo Holanda, a su primo Felipe III de Borgoña, conocido como Felipe el Bueno, en 1432.

Como consecuencia, Holanda se convirtió en parte de los Países Bajos Borgoñones, y más tarde, en 1477, pasó a formar parte de las Diecisiete Provincias de los Habsburgo. En el siglo XVI, el condado se convirtió en la región europea más densamente urbanizada, con la mayoría de la población viviendo en las grandes urbes. En los Países Bajos Borgoñones, Holanda era la región dominante del norte; la influencia política de Holanda determinó en gran medida el dominio borgoñón sobre la zona. El último conde de Holanda fue Felipe II de España. Fue depuesto oficialmente en 1581 mediante el Acta de abjuración, aunque los monarcas hispánicos conservaron la intitulación de “condes de Holanda” hasta la Paz de Münster, firmada en 1648.

En la rebelión holandesa contra los Habsburgo durante la Guerra de los Ochenta Años, las fuerzas navales de los rebeldes —los “mendigos de mar”— establecieron su primera base permanente en Brielle, en 1572. De esta forma, Holanda, ahora con estatus de Estado soberano en una confederación holandesa más grande, se convirtió en el centro de la rebelión. En el siglo XVII, Holanda se convirtió en el centro cultural, político y económico de las Provincias Unidas, convirtiéndose en una de las mayores potencias europeas, proceso que se conoce como Siglo de Oro neerlandés. Después de que el rey de España fuera depuesto como conde de Holanda, el poder ejecutivo y legislativo recayó en los estados que conformaban las Provincias Unidas, que fueron liderados por la figura del Gran Pensionario.

Las mayores ciudades de las Provincias Unidas se encontraban en HolandaÁmsterdam, Róterdam, Leiden, Alkmaar, La Haya, Delft, Dordrecht y Haarlem—. Desde los grandes puertos de la región, comerciantes holandeses navegaban hacia otros destinos europeos, y los principales comerciantes europeos dirigían el mercado del continente desde Ámsterdam y las demás ciudades portuarias de Holanda.

Muchos europeos se refirieron a las Provincias Unidas como “Holanda” y no como “República de los Siete Países Bajos Unidos”. Una fuerte influencia holandesa se plantó en la mente de los demás europeos, que luego se proyectó en la República en su conjunto. En la propia República, un lento proceso gradual de expansión cultural se llevó a cabo, uniformizando las culturas de las demás provincias y convirtiéndolas en más similares a la holandesa. La lengua de la Holanda urbana se convirtió en la lengua estándar.

La formación de la República Bátava, inspirada en la Revolución francesa, dio lugar a un gobierno más centralizado. Holanda se convirtió en la provincia de un Estado unitario. La independencia de la región se frenó debido a una reforma administrativa en 1789, en la que el territorio holandés fue dividido en varios departamentos: Amstel, Delf, Texel, y parte de las cuencas del Escalda y el Mosa.

Desde 1806 hasta 1810, Napoleón Bonaparte controló el Estado vasallo, el Reino de Holanda, gobernado de iure por Luis I Bonaparte y, en un breve período de tiempo, por el hijo de Luis, Luis Napoleón Bonaparte. El reino abarcaba gran parte del territorio que conforma los Países Bajos actuales. La denominación del reino refleja lo común que era equiparar el resto de los territorios como parte de la región de Holanda.

Durante el período en que los Países Bajos fueron anexionados por el Primer Imperio Francés e incorporados a Francia (1810–1813), Holanda fue dividida en los departamentos de Zuyderzée y Bouches-de-la-Meuse.

Después de 1813, Holanda se convirtió en provincia del Reino Unido de los Países Bajos. Más tarde, en 1840, Holanda se dividió en las actuales provincias de Holanda Septentrional y Holanda Meridional, como resultado de la Revolución belga de 1830. Desde 1850, un fuerte proceso de construcción nacional provocó que los Países Bajos fueran culturalmente unificados y económicamente modernizados, haciendo de las ciudades de Holanda la base de su economía.

(09/11/2017)

349. Dedal WIELICZKA // WIELICZKA´s Thimble

PicsArt_01-25-02.02.07

Dedal porcelana XL de Wieliczka (Polonia).

El dedal que os quiero mostrar en el día de hoy, es un dedal internacional. El único dedal que tengo por el momento en mi colección de un nuevo país, Polonia. Este dedal me lo regaló mi amiga Nuria, y me lo trajo de una visita a las minas de sal de la localidad de Wieliczka.

Wieliczka es una localidad del sur de Polonia de 19.128 habitantes (2006). Es parte del Área metropolitana de Cracovia, en el Voivodato de Pequeña Polonia. Fue fundada en 1290 por el duque Premislao II de Polonia.

Bajo la ciudad se encuentran las Minas de sal de Wieliczka, una de las minas de sal más antiguas del mundo, operativa desde tiempos prehistóricos. Las minas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978. Este dedal viene desde una de las tiendas de esas minas de sal.

Las minas de sal de Wieliczka, en la ciudad polaca de Wieliczka, perteneciente al área metropolitana de Cracovia. Han sido explotadas sin interrupción desde el siglo XIII, y aún hoy en día siguen produciendo sal de mesa. Alcanzan una profundidad de 327 metros y su longitud supera los trescientos kilómetros. Reciben el sobrenombre de “la catedral subterránea de la sal de Polonia“.

Es una de las minas de sal activas más antiguas del mundo. La más antigua está en Bochnia, también en Polonia, a veinte kilómetros de Wieliczka.

Estas minas incluyen un recorrido turístico de 3,5 kilómetros que contiene estatuas de personajes míticos e históricos, esculpidas en la roca de sal por los mineros. Incluso los cristales de los candelabros están hechos de sal. También hay cámaras y capillas excavadas en la sal, un lago subterráneo y exposiciones que ilustran la historia de la minería de la sal. Recibe unos 800.000 visitantes al año.

A lo largo de los siglos, célebres personajes han visitado las minas, entre los que cabe citar a Nicolás Copérnico, Johann Wolfgang von Goethe, Alexander von Humboldt, Dimitri Mendeleyev, Ignacy Jan Paderewski, Robert Baden-Powell, Karol Wojtyła, Bill Clinton, así como muchas testas coronadas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes usaron las minas como almacén de guerra.

Las galerías laberínticas de las minas inspiraron al escritor polaco Bolesław Prus varias escenas de su novela histórica Faraón (1895).

En 1978 las minas de sal de Wieliczka fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En la página “La Mina de Sal de Wieliczka“, de la cual os dejo el enlace a continuación, (https://www.laminadesalwieliczka.es/la-mina) podéis encontrar un montón de información sobre estas minas. Os dejo también en las líneas siguientes, alguna de la información que podéis encontrar en esta pagina…

La Mina de Sal “Wieliczka” es uno de los monumentos de cultura material y espiritual más valiosos que hay en Polonia. Cada año la visitan más de un millón de turistas de todo el mundo.

Es también un monumento de valor universal, uno de la primera decena de monumentos inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO.

Hoy en día la Mina de Sal “Wieliczka” es una fusión entre los siglos de tradición y la modernidad. Se puede percibir como un cuento muy largo o como una ciudad subterránea con todas sus infraestructuras.

La mina es herencia de incontables generaciones de mineros, un monumento de historia de Polonia y de la nación, es una marca que existente en la mentalidad polaca desde hace siglos.

Si queréis conocer más sobre estas minas de sal, os invito a seguir el enlace que os dejé más arriba en la entrada del blog. ¡Es una historia muy interesante!, y recordad que… ¡el saber no ocupa lugar!.

(24/01/2018)

334. Dedal ESCOCIA // SCOTLAND´s Thimble

PicsArt_05-31-03.20.05

Dedal de porcelana de Escocia (Reino Unido).

El dedal que os quiero enseñar hoy es un dedal de Escocia que me trajo mi novio de uno de sus viajes por trabajo a la ciudad de Aberdeen. Este dedal lo encontró en una de las poquitas tiendas de souvenirs que tienen dedales en esta ciudad, y su nombre es “Scotland’s Bothy“.

Escocia (en inglés y escocés: Scotland; en gaélico escocés: Alba) es la más septentrional de las cuatro naciones constituyentes del Reino Unido. Junto con Inglaterra y Gales, forma parte de la isla de Gran Bretaña, abarcando un tercio de su superficie total; además consta de más de 790 islas. Limita al norte y oeste con el océano Atlántico; al este con el mar del Norte, al sur con Inglaterra y al suroeste con el canal del Norte y el mar de Irlanda. El territorio escocés abarca 78.772 km², y su población se estima en 5.347.600 habitantes en 2014,​ lo que da una densidad de población de 67,9 habitantes por km². La capital es Edimburgo, mientras que Glasgow es la ciudad más grande, y su área metropolitana concentra un 40 % del total de la población escocesa.

Escocia toma su nombre de “Scotus·, término latino que significa “irlandés” (la forma plural es “Scoti”, “irlandeses”). Esto hace referencia a los colonizadores gaélicos de Irlanda, país que los romanos inicialmente llamaron “Scotia” (forma femenina de “Scotus”).​ Los irlandeses que colonizaron la actual Escocia eran conocidos como “Scoti”. Los romanos de la Alta Edad Media utilizaban el nombre “Caledonia” para referirse a la actual Escocia.​

El Reino de Escocia fue un estado independiente hasta 1707, fecha en la que se firmó el Acta de Unión con Inglaterra, para crear el Reino de Gran Bretaña. La unión no supuso alteración del sistema legal propio de Escocia, que desde entonces ha sido distinto del de Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte, por lo que es considerada en el derecho internacional como una entidad jurídica distinta. La pervivencia de unas leyes propias, y de un sistema educativo y religioso diferenciado forman parte de la cultura escocesa y de su desarrollo a lo largo de los siglos.

Surgido en el siglo XIX, el independentismo escocés ha ganado influencia desde finales del siglo XX; representado por el Scottish National Party (SNP, Partido Nacional de Escocia), que aboga por la independencia de Escocia​ y obtuvo la mayoría absoluta en el Parlamento escocés en las elecciones de Mayo de 2011. En 2014, el gobierno escocés y el gobierno conservador de David Cameron llegaron a un acuerdo para plantear un referéndum pactado sobre la independencia escocesa que se celebró el 18 de Septiembre de ese mismo año ganando la continuidad en el Reino Unido por 10,6 puntos.

En este dedal, podemos ver algunos de los símbolos nacionales de esta nación entre otros…

La bandera de Escocia o The Saltire consta de un aspa o Cruz de San Andrés blanca sobre fondo azul, emblema que también entró a formar parte de la bandera del Reino Unido o Union Jack en 1606. Hay muchos otros símbolos de Escocia, oficiales o no, tales como el cardo (la flor nacional), la Declaración de Arbroath, el dibujo del tartán, relacionado con los clanes escoceses, o la bandera del “León Rampante” que aparece en el Estandarte Real de Escocia. El lema nacional es Nemo me impune lacessit, que puede traducirse como “Nadie me ofende impunemente”, y que a su vez se relaciona con el cardo.

La canción Flower of Scotland es popularmente considerada como himno nacional de Escocia, compitiendo con Scotland the Brave. La primera es la que se emplea en la mayoría de acontecimientos políticos y deportivos, como, por ejemplo, en los encuentros de la selección de fútbol de Escocia, mientras que la segunda se usa para representar a Escocia en los Juegos de la Mancomunidad. Dado que no existe un himno oficial, la disputa continúa abierta, especialmente tras la Descentralización de poderes de 1998, y existen otras canciones candidatas, como Scots Wha Hae, A Man’s A Man for a’That o, más recientemente, I’m Gonna Be (500 Miles).

La fiesta nacional de Escocia es el “Día de San Andrés“, el 30 de Noviembre, aunque la Burns Night o Noche de Burns, celebrada el 25 de Enero en honor al poeta nacional, Robert Burns, tiene un mayor seguimiento. El “Día del Tartán” es otra celebración de invención reciente, y originaria de Canadá. En 2007, el Parlamento de Escocia aprobó el decreto oficial por el que el Día de San Andrés pasaba a ser bank holiday, día de fiesta oficial.

(27/05/2016)