133. Dedal MADRID // MADRID´s Thimble

Dedal dibujos Madrid.

Dedal dibujos Madrid.

En esta entrada quiero enseñaros otro de los nuevos dedales que tengo desde hace muy poquito. Este dedal en concreto es de una serie de dedales que ya tengo alguno que otro en mi colección, ya que son unos dedales muy bonitos de la casa M&L. Pues bien, el dedal que os enseño en esta entrada, es un dedal de porcelana de la ciudad de Madrid. La tienda en donde fue comprado no puedo decírosla con exactitud, porque no lo fui a buscar yo, ya que lo compré indirectamente, pero si os puedo decir que fue en una de las tiendas de la Calle Gran Vía. Hace un tiempo, os enseñaba un dedal parecido a este, de la misma ciudad y os decía que aún me quedaba otro dedal que esperaba poder conseguir, y al fin aquí lo tengo. Como podéis ver en este dedal, aparecen representados dos monumentos y un edificio emblemáticos de la ciudad, como son la Fuente de Cibeles, la Puerta de Alcalá y el Estadio Santiago Bernabéu.

Ahora os voy a recordar alguna información sobre estos tres nombres emblemáticos, aunque sea repetir lo que ya he escrito en otras entradas de mi blog:

  1. Estadio Santiago Bernabéu. El Estadio Santiago Bernabéu es un recinto deportivo propiedad del Real Madrid Club de Fútbol, situado en pleno Paseo de la Castellana, en el distrito de Chamartín de Madrid. Se inauguró el 14 de diciembre de 1947 y su aforo actualmente es de 81.044 espectadores. En 2007 el estadio fue catalogado por la UEFA con la máxima distinción, “estadio élite”.
  2. La Puerta de Alcalá. La Puerta de Alcalá es una de las cinco antiguas puertas reales que daban acceso a la ciudad de Madrid. Se encuentra situada en el centro de la rotonda de la Plaza de la Independencia, diseñada por el urbanista Ángel Fernández de los Ríos en el año 1877. En el cruce de las calles de Alcalá, Alfonso XII, Serrano y Salustiano Olózaga, junto a las puertas del Retiro: Puerta de España, Puerta de la Independencia (entrada principal a los jardines del Retiro) y Puerta de Hernani. La puerta daba acceso a aquellos viajeros que entraban antiguamente a la población desde Francia, Aragón o Cataluña. En la actualidad es una puerta monumental que se encuentra ubicada junto a la Fuente de Cibeles y el Parque del Retiro. Fue construida por mandato de Carlos III en sustitución de otra puerta anterior que existía ya desde el siglo XVI. El diseño y obra pertenece al arquitecto italiano Francesco Sabatini. Compitieron con Sabatini otros proyectos por parte de arquitectos españoles: Ventura Rodríguez y de José de Hermosilla, siendo finalmente elegido personalmente por el Rey el diseño de Sabatini. Se trata de una puerta de estilo neoclásico y aspecto monumental similar a los Arcos de Triunfos romanos, se erigió mirando su exterior a oriente en el año 1778. La puerta ha sido posteriormente restaurada en cinco ocasiones en más de dos siglos de existencia, siendo la última a finales del siglo XX. La originalidad de su fábrica consiste en ser el primer arco de triunfo construido en Europa tras la caída del Imperio romano, siendo precursor de otros como el Arco de Triunfo de París y la Puerta de Brandeburgo en Berlín. Ha sufrido desde sus comienzos diversas transformaciones urbanísticas en su entorno. Pasando de ser la frontera exterior de Madrid, a un centro turístico de obligado paso que aparece insertada casi en el medio de la misma ciudad. Este cambio se ha debido al ensanche del siglo XIX a lo largo del barrio de Serrano y la prolongación de la calle de Alcalá. Finalmente es desde 1976 considerado por el Estado Español como un Monumento Histórico-Artístico, extendiendo su categoría a la misma Plaza de la Independencia. La puerta ya desde su ubicación final fue adquiriendo desde finales del siglo XVIII relevancia en el pueblo madrileño, y a finales del siglo XIX era ya uno de sus iconos más característicos que aparece en numerosas ilustraciones de la ciudad. Al ser uno de los monumentos más representativos, en su doble condición de mirada hacia el interior de la ciudad y al exterior de la misma. La Puerta de Alcalá ha servido como soporte para todo tipo de manifestaciones políticas y artísticas y en sus inmediaciones se han producido numerosos hechos históricos.
  3. La Fuente de Cibeles. La fuente de Cibeles (más conocida por el pueblo madrileño sencillamente como La Cibeles) se encuentra en la ciudad española de Madrid, en la plaza del mismo nombre. Se instaló en 1782 en el Salón del Prado, junto al Palacio de Buenavista, de cara a la fuente de Neptuno (actualmente en el centro de la plaza de Cánovas del Castillo, en el Paseo del Prado junto al Palacio de Villahermosa, actual Museo Thyssen-Bornemisza, y al Hotel Palace). Incluye a la diosa Cibeles, símbolo de la Tierra, la agricultura y la fecundidad, sobre un carro tirado por leones. La actual plaza se llamó al principio Plaza de Madrid y en el año 1900 tomó el nombre plaza de Castelar. En la actualidad está delimitada por los grandes edificios del Palacio de Buenavista (Cuartel General del Ejército), Palacio de Linares (Casa de América), Palacio de Comunicaciones (antes sede de Correos y actualmente de la Alcaldía de Madrid) y Banco de España. Lo curioso es que cada uno de estos monumentos pertenece a un barrio distinto de Madrid. Los encargados de su realización fueron Francisco Gutiérrez (figura de la diosa y el carro), Roberto Michel (los leones) y el adornista Miguel Ximénez, de acuerdo con el diseño de Ventura Rodríguez. La diosa y los leones fueron esculpidos en mármol cárdeno del pueblo de Montesclaros (Toledo), y el resto en piedra de Redueña, localidad enclavada a 53 km al norte de Madrid, cerca de la sierra de La Cabrera. El estar enclavada en un lugar tan céntrico, su ajetreada historia, e incluso tradiciones recientes como lugar de celebraciones deportivas de los triunfos del Real Madrid en todas las competiciones han contribuido a que sea uno de los más conocidos símbolos de Madrid a nivel mundial.

Comentaros también algo sobre el metro de la ciudad, ya que en la parte del dedal que aparece la Puerta de Alcalá, vemos representado el logo que nos podemos encontrar en las bocas de metro, no con la palabra Madrid, pero si con la palabra Metro. La red de Metro o de ferrocarril metropolitano de Madrid fue inaugurada el 17 de octubre de 1919 por el rey Alfonso XIII, constando aquella Línea 1 del trayecto entre las estaciones actuales de Cuatro Caminos y Sol, ambas inclusive, aunque entonces había una estación más en su recorrido (actualmente la estación-museo de Chamberí).

La red cuenta con 238 estaciones, de las que 200 son sencillas, en 27 trasbordan dos líneas, en 10 tienen parada tres líneas y la estación de Avenida de América que sirve de transbordo a cuatro líneas. En tres de esas estaciones (Tres Olivos, Estadio Olímpico y Puerta de Arganda), se hace cambio de tren dentro de una misma línea, y en 21 paradas hay correspondencia con la red de Cercanías Madrid de Renfe. Si se tienen en cuenta las líneas que pasan por cada estación la cifra de estaciones en total asciende a 300 estaciones en línea.

La red de Metro de Madrid la componen 12 líneas convencionales con 287 estaciones, el ramal que une Ópera y Príncipe Pío y las tres líneas existentes de metro ligero que suman un total de 27,78 km y cuentan con 38 estaciones, de las que Metro de Madrid opera las 9 paradas de la línea ML1 de 5,4 km; la longitud total de la red es de 293 kilómetros.

Es la segunda red de metro de la Unión Europea por kilómetros (sin contar el Metro Ligero), después de la de Londres, y la octava del mundo, después de las redes de metro de Shanghái, Pekín, Londres, Nueva York, Seúl, Moscú y Tokio. Fue además una de las que más rápidamente se expandió entre 1995 y 2007. Durante 2014 se contabilizaron 560,85 millones de desplazamientos.

Actualmente, la red se ha extendido más allá de la ciudad de Madrid para prestar servicio a varios municipios de su área metropolitana. Estos son: Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Coslada, San Fernando de Henares, Rivas-Vaciamadrid, Arganda del Rey, Alcorcón, Leganés, Getafe, Móstoles, Fuenlabrada, Pozuelo de Alarcón y Boadilla del Monte (los dos últimos están conectados por líneas de metro ligero).

(13/06/2015)

92. Dedal MADRID // MADRID´s Thimble

Dedal dibujos Madrid.

Dedal dibujos Madrid.

En esta entrada os muestro otro de los dedales que me traje de mi último viaje a Madrid. Ya hace algún tiempo que le había echado el ojo mirando por internet y en algunas tiendas, pero cuando fui a buscarlo a la tienda donde lo había visto me encontré con que ya no les quedaba. Pero sin querer, paseando un día por la Gran Vía, me lo encontré en una de las numerosas tiendas que hay allí de recuerdos y ya dije… ¡me lo llevo!, y aquí está, mi dedal número 92.

Como podéis ver, es un dedal de porcelana, en el que aparecen unos chulapos dibujados, y también un jugador del Real Madrid C.F., junto al Estadio Santiago Bernabéu y en una tercera parte del dedal aparece también el Oso y el Madroño. Como de los chulapos ya os hablé en entradas anteriores y del Oso y el Madroño también, esta entrada la voy a dedicar a contaros un poquito sobre el Estadio Santiago Bernabéu. En la Wikipedia encontramos la siguiente información:

El Estadio Santiago Bernabéu es un recinto deportivo propiedad del Real Madrid Club de Fútbol, situado en pleno Paseo de la Castellana, en el distrito de Chamartín de Madrid. Se inauguró el 14 de diciembre de 1947 y su aforo actualmente es de 81.044. En 2007 el estadio fue catalogado por la UEFA con la máxima distinción, “estadio élite”.

El 22 de junio de 1944, el Banco Mercantil e Industrial concede un crédito a Santiago Bernabéu por mediación de Rafael Salgado, presidente de la entidad bancaria, para adquirir los terrenos colindantes al viejo Estadio de Chamartín (obra del arquitecto José María Castell). El 5 de septiembre de 1944 se eligió en el Palacio del Círculo de Bellas Artes la maqueta de los arquitectos Manuel Muñoz Monetary y Luis Alemany Soler como la estructura que dio forma al estadio. El 27 de octubre de 1944 se bendicen los terrenos y se pone la primera piedra.

El Estadio se inauguró el día 14 de diciembre de 1947 en un partido entre el Real Madrid Club de Fútbol y Os Belenenses de Portugal, bajo el nombre de Estadio Real Madrid Club de Fútbol —aunque siguió siendo conocido entre los aficionados como Chamartín, o Nuevo Estadio Chamartín—. El recinto poseía una capacidad de 75.145 espectadores, de los cuales 27.645 poseían asientos (7125 cubiertos) y 47 500 de pie (2000 cubiertos). Sabino Barinaga logró el primer gol en el nuevo estadio en ese partido inaugural que acabó 3-1 a favor del Real Madrid. En esa década el Real Madrid ganó dos Copas del Generalísimo (1946 y 1947).

La primera gran remodelación se dio en 1954. El 19 de junio de ese año se inauguró la ampliación del lateral de modo que el estadio podía acoger a 125.000 espectadores. Así, el coliseo madridista se convertía en el segundo estadio con más capacidad de Europa por detrás del Estadio de Wembley.

El 4 de enero de 1955, tras la Asamblea General de Socios Compromisarios, se decidió que el estadio adoptara el actual nombre en honor al presidente del club y artífice del estadio: Santiago Bernabéu. El 18 de mayo de 1957 el Real Madrid inauguró la iluminación eléctrica en un partido ante el Sport Club do Recife brasileño que finalizó con victoria local por 5-3 jugado por primera vez bajo horario nocturno para estrenar la iluminación artificial.

El fútbol se vivía ya como un deporte de masas y movía una gran cantidad de aficionados en todo el territorio español. Pero faltaba un importante acontecimiento que encumbrase la pasión que desataba el fútbol: la celebración de un campeonato del mundo de fútbol. El hecho se produjo en 1982, tras ser elegida España por la FIFA como sede en el año 1966, por lo que en el estadio se trabajó en una nueva gran reforma para engalanarlo para el importante acontecimiento de acoger la final de un deporte que comenzaba a ser un clamor en todos los continentes. El hecho fue muy celebrado, ya que históricamente, el organizador solía obtener una magnífica actuación en el campeonato. Sin embargo, esta vez no resultó así, obteniendo la selección española una discreta participación en la que no alcanzó ni siquiera la semifinales tras quedar eliminada en la segunda fase.

Había que adecuarlo a los nuevos tiempos y para ello se contó con los arquitectos Luis y Rafael Alemany y Manuel Salinas. Los hermanos Alemany eran hijos de Luis Alemany Soler, quien llevara a cabo la construcción del recinto junto a Muñoz Monasterio. Las obras duraron 16 meses y tuvieron un coste de 704 millones de pesetas, de los que el Madrid pagó 530 millones.

Las mejoras abarcaron varios puntos. En primer lugar, la FIFA obligaba a tener la mitad del aforo de asientos, de los cuales dos tercios debían estar cubiertos. Por esta razón se instaló una marquesina que cubría el perímetro del primer y segundo anfiteatro excepto en la zona del lateral Este. De este modo, la capacidad del estadio se vio reducida de 125.000 a 90.800 espectadores, de los cuales 24.550 estaban bajo el nuevo tejado. También se remodeló la fachada, se instalaron nuevos marcadores electrónicos en los fondos norte y sur, y se reestructuraron las zonas de prensa, vestuarios, accesos y zonas anexas.

A mediados de los años 80, la UEFA implantó nuevas normas de seguridad debido al incremento de la violencia en los estadios europeos. Por ello, se obligó a crear accesos independientes a las diversas localidades y a instalar asientos para todos los espectadores. La necesidad de compensar la pérdida de localidades de a pie por localidades de asiento hizo que, a principios de la década de los 90, el Santiago Bernabéu sufriera una gran ampliación y remodelación. La junta directiva de Ramón Mendoza encargó el proyecto a la empresa Ginés y Navarro Construcciones, S.A.

Las obras empezaron el 7 de febrero de 1992 y concluyeron el 7 de mayo de 1994, con un coste final de más de 5000 millones de pesetas, elevando sustancialmente la deuda del club, que además no tuvo ninguna ayuda institucional. La obra consistió en la creación de un tercer anfiteatro en el lateral Oeste y en los fondos, acoplándolo a la construcción existente por medio de módulos elevados por imponentes gatos hidráulicos.

En total se crearon 20.200 nuevas localidades, todas ellas de asiento, con una inclinación del 87%, garantizando así una perfecta visión y cercanía al terreno de juego. Además, para acceder al nuevo anillo, se erigieron cuatro torres en el exterior, dotada cada una de dos escaleras centrales y una rampa helicoidal.

Con la nueva estructura, la altura del estadio pasó de 22 a 45 metros, de modo que, durante el invierno, dos terceras partes del terreno de juego quedaban en sombra y el césped se deterioraba. Por esta razón, se instaló a 20 cm de profundidad una red de tuberías de polipropileno con más de 30 km de recorrido por la que circula agua caliente, evitando así las heladas del césped.

También debido a la nueva altura de la grada fue necesario mejorar e incrementar la potencia de la iluminación, y se instaló una protección retráctil sobre la cubierta de preferencia para que en caso de lluvia los espectadores se protejan. Tras la remodelación, el aforo del estadio fue de 106.000 espectadores.

Ya en el verano de 1998, bajo la presidencia de Lorenzo Sanz, el Estadio Santiago Bernabéu adaptó todas sus localidades a asiento, situando su capacidad en 74.328 espectadores.

Con la llegada de Florentino Pérez a la presidencia del Real Madrid, se puso en marcha el llamado “Plan Director del Estadio Santiago Bernabéu”, con un objetivo: mejorar la comodidad del estadio y la calidad de sus instalaciones, y maximizar los ingresos procedentes del estadio.

Para ello se invirtieron 127 millones de euros en cinco años (2001–2006), con mejoras entre las que destaca la ampliación y cubierta del lateral Este, la nueva fachada en la calle Padre Damián, nuevos vestuarios, nuevos palcos y zonas VIP, nuevo palco de honor situado en el lateral Este, nueva zona de prensa también ubicada en el lateral Este, nuevo sistema de audio, nuevos videomarcadores, nueva sala de trofeos, nuevos bares, colocación de calefacción en las gradas, ascensores panorámicos, nuevos restaurantes, escaleras mecánicas en las torres de acceso y la puesta en marcha del edificio multiusos en la calle Padre Damián, que cuenta con la mayor macrotienda de fútbol y con oficinas para el club.

Tras la ampliación del lateral Este y la creación de nuevos palcos, la capacidad del estadio Santiago Bernabéu era de 80.354 espectadores, todos ellos sentados. Para rentabilizar aún más el estadio, se creó el Tour del Bernabéu, en el que cualquier aficionado puede disfrutar de todos los rincones del estadio.

El 1 de mayo de 2002, día en el que se disputaba el partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones de la UEFA entre el Real Madrid y el FC Barcelona, el estadio fue objetivo de un ataque terrorista por parte de la organización terrorista ETA, sin que se tuviese que lamentar ningún tipo de daño humano o material.

El 12 de diciembre de 2004, en el transcurso de un partido de Liga entre el Real Madrid y la Real Sociedad, el estadio tuvo que ser desalojado tras un falso aviso a nombre de ETA, puesto que se había informado al diario Gara que se había colocado un artefacto explosivo en el “feudo blanco”. La evacuación se llevó a cabo en ocho minutos y fue un ejemplo de rapidez, orden y civismo.

En el año 2006 el Bernabéu pasa a ser el primer estadio telegestionado del mundo. Una vez más se convierte en un estadio pionero, como cuando instaló los marcadores electrónicos, y posteriormente los marcadores electrónicos en color, las pantallas gigantes, la calefacción bajo el césped, la calefacción en las gradas, etc.

El 4 de febrero de 2007, el estadio Santiago Bernabéu alcanzó los 1000 partidos de liga disputados; no obstante, el equipo “merengue” no pudo celebrar dicha efeméride, ya que perdió contra el Levante por 0–1.

Además, la última revisión de la UEFA el 24 de octubre de 2007, con motivo del partido de la Liga de Campeones contra el Olympiacos F.C., sirvió como paso definitivo en los trámites que se estaban llevando a cabo para darle al Santiago Bernabéu la categoría de “estadio de élite” o “estadio cinco estrellas” y así, el 14 de noviembre de 2007, un mes antes de la celebración del 60º aniversario de la inauguración del estadio, la UEFA comunicaba oficialmente al club dicha denominación de “estadio cinco estrellas”.

El 12 de septiembre de 2010, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, en Asamblea General Ordinaria, prometió crear “un sistema de cubrición de gradas” en el coliseo blanco. En verano de 2011, se acometen las obras de ampliación del graderío del Primer Anfiteatro, que dan como resultado la ampliación del aforo en 800 localidades. La capacidad del estadio pasa a un total de 81.044 espectadores.

El 12 de febrero de 2012 el jugador portugués Cristiano Ronaldo consigue marcar el gol nº 4000 del Real Madrid en competición oficial en este estadio. Fue el tercer gol conseguido por ese jugador en el mismo partido, un encuentro correspondiente a la jornada 24 de la liga que terminó con el resultado de 4-2 frente al Levante U. D., siendo el Santiago Bernabéu el estadio con mejor promedio de goles del equipo local en el fútbol español. Asimismo, el 8 de mayo de 2013, el club cumplió 1200 partidos marcando como local en Liga, siendo la temporada 1986-87 la que más partidos anotando obtuvo el equipo con un total de 21.

Tras la asamblea de compromisarios de 2011 donde mediante la resolución del Tribunal de Justicia Superior de Madrid, se aprobó la idea de renovar el estadio, y se dio luz verde al proyecto de ampliación y remodelación del estadio, que se espera que esté finalizado para el año 2016. El proyecto consiste en la ampliación del aforo en 8.000 localidades, el revestimiento del estadio, y la creación de zonas verdes, un hotel, un centro comercial, y varios estacionamientos.

En la asamblea de compromisarios 2012 fueron presentadas las cuatro propuestas de nueve estudios de Arquitectura distintos de manera conjunta. Los trabajos, presentados por los estudios Herzog & de Meuron/Rafael Moneo, Norman Foster (Foster and Partners)/Rafael de la Hoz Arquitectos, Populous/Lamela Foundation y GMP Architekten/L35 Architects/Ribas&Ribas, siendo éste último trío asociativo el seleccionado para acometer las obras de remodelación en 2014, con una estimación aproximada de tres años de duración.

En el 2013 se anunció el proyecto de renovación del Santiago Bernabéu que cambiará el aspecto de este en los próximos años. El proyecto conjunto de GMP Architekten, Ribas&Ribas y L35 fue el ganador del concurso de proyectos para el rediseño del estadio. Actualmente el proceso se encuentra paralizado a la espera de una investigación de la Comisión Europea.

Aún hay otro dedal de este mismo modelo, que próximamente espero poder conseguirlo.

(13/02/2015)