301. Dedal COMBARRO // COMBARRO´s Thimble

PicsArt_12-09-10.40.53

Dedal “I Love” Combarro.

El dedal que os quiero enseñar hoy es otro dedal de la parroquia de Combarro que me traje de mi pasada visita al pueblo en el Puente de la Constitución. Este dedal, es un dedal de porcelana en el que encontramos la inscripción “I Love Combarro“, como en algún otro dedal que ya os enseñé en este mismo blog.

Combarro es una parroquia del municipio de Poio, en la provincia gallega de Pontevedra (España). Hasta principios del siglo XX constituía un municipio independiente. El censo de 1999 registró 1.567 habitantes y el de 2004, 1.668.

Patrimonio.

Es un pueblo marinero, cercano tanto a la capital de provincia, Pontevedra (7 km), como a otros pueblos reconocidos como Sanxenxo.

Lo más destacable es su zona vieja, donde se halla una gran cantidad de hórreos y cruceros, además de la iglesia parroquial.

Está declarado bien de interés cultural como Conjunto Histórico y como Sitio Histórico.

El segundo hórreo más grande Galicia es propiedad de una familia de alta costura.

A continuación os dejo las coordenadas del puerto deportivo de Combarro.

Coordenadas WGS de la bocana del puerto.

42º 25′ 38” N 08º 42′ 12 W

Y su página web, por si queréis echarle un vistazo al puerto deportivo de este lugar tan bonito en los márgenes de la ría de Pontevedra.

http://www.combarromar.com/

Este dedal fue comprado en una de las numerosas tiendas que nos encontramos paseando por este pueblecito marinero, entre sus numerosos hórreos, y sus pequeñas calles que siempre acaban en el mismo lugar, la ría.

(05/12/2015)

299. Dedal TUI // TUI´s Thimble

PicsArt_12-09-10.10.04

Dedal letras Tui, Pontevedra.

Después de unos días sin actualizar el blog ya que anduve algo liada, hoy vuelvo a escribir otra entrada para enseñaros un nuevo dedal. Como ya se me están acabando todos los que tengo por el momento y me dejé bastantes de la provincia de Pontevedra en el tintero, pues el dedal que os quiero enseñar hoy es otro dedal de la ciudad de Tui.

Este dedal de porcelana es de uno de los modelos típicos que podemos encontrar en muchas ciudades hoy en día y de los que ya os enseñé dedales de otras ciudades de este mismo estilo. Como podéis observar nos encontramos con el nombre de la ciudad escrito en diferentes modelos de letras y dos colores distintos, el rojo y el negro.

Tuy (oficialmente y en gallego Tui) es un municipio español situado en la parte oriental de la comarca del Bajo Miño (provincia de Pontevedra). En ella está una de las catedrales más famosas de Galicia, la Catedral de Santa María de Tuy.

A partir del 10 de Febrero de 2012 junto a la ciudad de Valença do Minho (Portugal) forman una eurociudad como muestra de cooperación e integración entre ambas ciudades separadas tan solo por dos puentes que atraviesan el río Miño.

A continuación os voy a dejar un poco de historia de la ciudad, para como siempre despedirme comentándoos donde compre este dedal.

Historia.

De la prehistoria a la Romanización. La zona de Tuy fue habitada desde tiempos prehistóricos, prueba de ello son los yacimientos encontrados durante la construcción de la autovía VigoTuy, justo en el límite con Porriño, datados en el paleolítico inferior y que en su momento fueron los más antiguos de Galicia.

El fértil valle del Miño y sus magníficas condiciones naturales permitieron acoger en el territorio tudense asentamientos humanos desde los tiempos más remotos. Se conservan vestigios de época paleolítica (20.000 a. C.) en las terrazas fluviales de los ríos Miño y Louro, de época neolítica (5.000 a. C.) como el hacha de Carrasqueira (Páramos) o monumentos megalíticos (AntaAreas). La introducción de la metalurgia (4.000 a. C.) dejó testimonios como el casco de bronce o las hachas de Caldelas (hoy en el Museo Diocesano tudense) o los grabados rupestres de Randufe.

En la época castreña (s. VIII-VII a. C. a I d. C.) asistimos a la construcción de poblados estables y fortificados en las cimas de los montes y oteros, los llamados “castros”. Los autores de la época señalan a Tuy (Tude) como capital del grupo gentilicio de los “Grovios”. En la cima del monte Aloia, Cabeza de Francos (Pazos de Reis), A Guía (Randufe) o en la misma situación actual de la ciudad está documenta la existencia de poblados castreños. Concretamente hay unos cinco castros simétricamente dispuestos alrededor de la cima de dicho monte, sólo uno de los cuales está acondicionado para las visitas. En lo alto de la cima está la construcción más enigmática de Tuy, casi 3 km de murallas semienterradas que nadie ha podido datar con precisión.

Constituyen por su extensión la muralla más larga de Galicia y probablemente se edificó en varias etapas, porque hay tramos de muy diversa factura, desde mampostería hasta bloques casi ciclópeos.

Se la ha catalogado como una construcción para un recinto militar pero ello no tiene en cuenta lo siguiente: La muralla sacrifica buenas zonas defensivas para incluir en su perímetro 3 fuentes, señal de que dentro había mucha población y necesitaban abundante agua. Equidista de los castros antes mencionados como si fuese el centro de la zona. Es una obra demasiado grande para un fin exclusivamente militar y probablemente fue rehecha muchas veces, lo cual demostraría que fue utilizada durante mucho tiempo. Seguramente Tuy fue el famoso “Castellum Tude” ya que los romanos lo situaban en esta zona.

Otro dato especulativo curioso fue que posiblemente el monte Aloia fue el conocido monte Medulio de los romanos, donde se atrincheraron los últimos castrexos que resistían y se dieron muerte envenenándose con una planta antes que entregarse al yugo romano, es por ello por lo que se conoce al monte Medulio como la Numancia gallega.

De las épocas anteriores a la romanización nos han quedado pocas cosas, una de las más curiosas es el culto a las piedras del sol y de la lluvia. Si los pueblos del desierto creían que el infierno era un lugar de fuego (tradición judeo-cristiana) y los del norte de Europa lo veían como un lugar de hielo. En la lluviosa Galicia el mal estaba relacionado con la lluvia y la humedad, y el sol se relacionaba con el bien.

La llegada, el año 137 a. C., de Décimo Junio Bruto y sus tropas marca el inicio de la romanización de este territorio.

Hasta el siglo XX fue tradición subir, en las rogativas, al patrón local hasta la piedra del sol, en lo alto del Aloia, que desde el año 1900 tiene encima una cruz de piedra.

De la romanización a reconquista. La romanización que comienza con la llegada en el año 137 de Décimo Junio Bruto trae consigo una época de paz, que permite a los habitantes de la zona abandonar los castros y poblar las tierras bajas, cercanas al río Miño.

Las fuentes clásicas (Plinio, Ptolomeo, Silo Itálico y otros) documentan la existencia de Castellum Tude y de la fundación mítica de la ciudad por el héroe griego Diomedes, hijo del héroe Tideo (de ahí el nombre Tuy). Son muy abundantes los hallazgos de época romana en el territorio tudense, destacando sobre todo los de la zona Santa EufemiaSan Bartolomé, con varias necrópolis excavadas, así como la propia ciudad de Tuy, que era una de las mansiones de la vía XIX, del itinerario de Antonino, como testimonian los miliarios y otros restos hallados.

No han quedado muchas restos visibles de esta época, aunque sí se han documentado en distintas excavaciones. Una construcción importante se hallaba donde el antiguo casino, en el paseo de la corredera, y cogía también algunos bloques de edificios adyacentes. Por Tuy pasaba la vía romana que iba desde Braga (Portugal) a Astorga pasando por Lugo. De esta vía se conserva un miliario, que se encuentra ahora en Pontevedra, y un pequeño tramo de calzada en la vecina Valença.

En el Bajo Imperio y en los primeros tiempos medievales Tuy continúa siendo un importante centro militar, administrativo y religioso, cuya sede episcopal se documenta desde el siglo V. Con la llegada de los suevos –siglo IV- Tuy figura como capital del reino con Rekiamundo (458-463) y varias monedas de la época fueron acuñadas en la ceca tudense, que continuará funcionando aún después de la integración de los suevos en el reino visigodo (585). En la Hispania visigoda fue sede episcopal de la iglesia católica, sufragánea de la Archidiócesis de Braga que comprendía la antigua provincia romana de Gallaecia en la diócesis de Hispania. El rey godo Witiza tuvo en Tuy su corte y palacio, en el lugar de MonterrealPazos de Reis.

Con la caída del imperio comienza la etapa de mayor importancia histórica de Tuy. Sus obispos aparecen en los concilios de Braga y dejan sentir su influencia en una zona muy amplia tanto del sur de Pontevedra como del norte de Portugal. En la última etapa del reino visigodo, la corte de Toledo era un lugar muy peligroso para los jóvenes príncipes, y éstos eran enviados a Tuy; para mantenerlos alejados de las intrigas palaciegas; al lugar que, todavía hoy se conoce como “Pazos de Reis“.

A comienzos del siglo VIII Tuy sufre la invasión de los árabes que asolaron la ciudad que fue liberada en el año 739 por Alfonso I, en el 860 Alfonso Betote y Hermenegildo Gutiérrez, condes de Ordoño I, la repoblaron y en el 915 Ordoño II restauró la sede episcopal.

En estos tiempos los ataques normandos nuevamente saquean Tuy. Se produce entonces una vacante en la sede episcopal que llega hasta el año 1071 en que el rey de Galicia D. García y Doña Urraca restauran y dotan nuevamente la sede que se instala en el monasterio de S. Bartolomé de Rebordans –iglesia datable en el siglo IX aunque con vestigios anteriores-.

Recuperará su esplendor al convertirse en capital de la provincia (que lleva su nombre) del antiguo Reino de Galicia ya que se convierte en un puesto estratégico en los márgenes del río Miño tanto para la guerra como para el comercio, este esplendor se verá aumentado en el siglo XII, época en la que se revitaliza toda la franja norte de España, hasta el Duero.

De la reconquista al siglo XXI. El monumento más representativo del prerrománico tudense es la iglesia de San Bartolomé de Rebordáns.

En la primera mitad del siglo XII se produce un hecho trascendental, el nacimiento de Portugal como reino independiente de Galicia y León. En esta época el río Miño adquiere su carácter de frontera natural que todavía hoy perdura.

Con la independencia del reino portugués Tuy será escenario, a lo largo de los siglos, de múltiples acontecimientos bélicos relacionados con las luchas fronterizas. En el año 1170 Fernando II mandó trasladar la población tudense desde la zona de San Bartolomeu a la actual situación, dotándola de un sistema amurallado –del que aún se conservan diversos tramos- y concediéndole un fuero y privilegios a los pobladores de San Buenaventura, nombre con el que pretendía designar la nueva ciudad pero que no prosperó.

Los monarcas, tanto castellanos como portugueses, apoyarán la Sede tudense con importantes donaciones. El obispo es el señor de ciudad y su coto y Tuy experimenta un importante desarrollo socio-económico y cultural. Así en 1225 es consagrada la Catedral de Santa María, construida en estilo románico y con una portada expresión del primer gótico de Galicia. Su claustro es algo más tardío. Del mismo estilo gótico es también el convento de Santo Domingo.

En los siglos medievales Tuy era un importante centro comercial, con un dinámico puerto fluvial, contaba con diversos gremios y una comunidad judía con sinagoga y era lugar de paso del camino de peregrinación jacobea, disponiendo de un hospital para los peregrinos. En el actual casco histórico, que ocupa una superficie en torno a 10 ha se conservan numerosas edificaciones de época medieval (especialmente del siglo XV con sus característicos arcos conopiales) y moderna (muchas de ellas blasonadas).

En el año 1623 la ciudad de Tuy recibe el título de Muy Noble y Muy Leal, al que en el año 1885 se le añade el de Excelentísimo Ayuntamiento.

En 1640 con ocasión de las guerras con Portugal se amplían las murallas medievales, adaptándolas a los nuevos sistemas defensivos. Hasta 1833 Tuy fue una de las siete capitales del Reino de Galicia y en la ciudad se celebran las Juntas del Reino de Galicia en 1664, a estos tiempos corresponden la construcción del convento de las Clarisas (“Encerradas”), de San Antonio (“San Francisco”) o la iglesia de San Telmo.

El sistema de foros continúa manteniéndose durante la Edad media hasta el siglo XIX. Debido a ello era imposible la transformación a la agricultura capitalista. Los contratos de foros terminaron en el año 1926 con la aprobación de una ley que permite a los campesinos acceder a la propiedad de la tierra que trabajaban tras un pago de una indemnización a los aforantes.

Otro fenómeno trascendente durante los siglos XIX y XX es la emigración hacia América primero y a Europa después.

Durante la Guerra Civil Española Tuy fue la última ciudad de Galicia en caer en manos de Franco, la resistencia republicana organizó la última contienda en un lugar llamado “Volta da Moura“, y esa condición de ser la última resistencia le costó a Tuy una represión feroz.

En la actualidad, Tuy y la comarca del Bajo Miño están realizando un proceso de modernización en el ámbito de la industria y la agricultura, a la que se le une el turismo de una gente que busca conocer su historia y disfrutar de la tranquilidad de esta hermosa zona de Galicia.

  • Fue capital de una de las siete provincias del antiguo Reino de Galicia.
  • Es sede episcopal de la Diócesis de TuyVigo.

Este dedal fue comprado, como todos los anteriores de la ciudad de Tui que ya os mostré en este mismo blog, en la tienda “Karina Artesanía, Regalos“, la cual podemos encontrar en la Rúa Ordóñez de la ciudad.

(07/12/2015)

297. Dedal LA GUARDIA // LA GUARDIA´s Thimble

PicsArt_12-10-06.13.45

Dedal cerámica panorámica de La Guardia, Pontevedra.

En esta nueva entrada os quiero enseñar un nuevo dedal del municipio gallego de La Guardia. Este dedal lo compré en una de las tiendas que podemos encontrar si subimos al monte de Santa Tecla. Además de dedales, en estas tiendas podemos observar muchos otros recuerdos para traernos un detalle para casa.

La Guardia (en gallego y oficialmente A Guarda) es un municipio del sudoeste de Galicia, la población más meridional de la provincia de Pontevedra (España).

Comunica con Portugal por la frontera natural del río Miño por el sureste, con el Océano Atlántico por el oeste y con el ayuntamiento de El Rosal por el norte. Es accesible por la carretera PO-552 desde Tuy y desde Bayona, y desde Caminha por transbordador. Se encuentra a 50 km de Vigo y a 120 de Santiago de Compostela.

La altitud a nivel del mar no impiden al Monte de Santa Tecla y al Monte Terroso elevarse sobre 314 m y 350 m respectivamente, permitiendo excelentes vistas, especialmente desde el Monte de Santa Tecla donde se puede disfrutar de la desembocadura del río Miño, el océano Atlántico y los montes de Portugal y Galicia.

En este dedal de cerámica podemos observar una panorámica a color en la que podemos observar tres de los mayores atractivos del municipio, el castro de Santa Tecla, el monte de Santa Tecla y la Virgen del mismo nombre.

Castro de Santa Tecla.

El castro de Santa Tecla (Santa Trega en gallego) es un castro galaico y un sitio arqueológico que se encuentra en el contorno del monte de Santa Tecla, de 341 metros de altitud, en el extremo más sudoccidental de Galicia, en el municipio de La Guardia (Pontevedra) es un lugar privilegiado desde el que se domina todo el contorno de la desembocadura del Miño. Pertenece a la cultura castreña, el más emblemático y visitado de los castros gallegos. Fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en el año 1931 y también tiene la consideración de Bien de Interés Cultural. En varias de las piedras del monte se encuentran petroglifos elaborados 2.000 años antes de la ocupación del castro, por lo que, según la tesis mantenida por Antonio de la Peña Santos, director de las últimas campañas de excavaciones sistemáticas en la década de los ochenta, tuvo una ocupación continuada entre los siglos I a. C., al poco de comenzar el proceso de romanización de Galicia, y el siglo I d. C., y a partir de ese momento comenzó un lento proceso de abandono, que bien pudo haber sido interrumpido con reocupaciones esporádicas temporales en época tardorromana.

Excavaciones arqueológicas. Aunque es de suponer que las gentes de La Guardia debían tener conocimiento de la existencia de restos de antiguas edificaciones en el monte desde hace mucho tiempo, hay que subrayar que, cuando en el año 1745 el Padre Sarmiento visita La Guardia, no hace mención de ellos; sí cita el monte, la ermita y su romería.

Primeros descubrimientos y referencias. El primer descubrimiento del que se tiene constancia fue, en el año 1862, una escultura de Hércules hecha en bronce que fue encontrada por unos canteros que trabajaban cerca de la ermita. Esta escultura fue robada del museo en la década de 1970.

En la segunda mitad del siglo XIX las ruinas comenzaron a ser valoradas en su justa medida. Se constatan las primeras referencias escritas de las ruinas en los apuntes arqueológicos de Ramón López García en el año 1864, y en el testimonio de Manuel Murguía en su obra “Historia de Galicia” en el año 1888, que deduce de las ruinas un emparentamiento con la raza celta de la familia de los galos.

Ya en el siglo XX se crea en La Guardia, en el año 1912, la Sociedad Pro-Monte de Santa Tecla que un año más tarde promovió la realización de obras de acondicionamiento de los alrededores de la ermita y el trazado de una carretera de acceso a la cumbre. Las obras de esta carretera pusieron al descubierto, en el lugar conocido como Campo Redondo, muros de edificaciones y cimientos de lienzos de la muralla exterior del castro.

Ante estos descubrimientos la sociedad solicitó una autorización oficial para iniciar excavaciones sistemáticas en el lugar, autorización que fue concedida el 26 de Febrero de 1914, y en la que se nombró arqueólogo jefe a Ignacio Calvo Rodríguez, del Museo Arqueológico Nacional.

A partir de este momento el yacimiento comenzó a aparecer en los medios de comunicación. En el mismo 1914 el canónigo Domínguez Fontela, sin ningún tipo de argumentación, atribuyó los restos a la “civilización ibérico-romana” y los identificó con la histórica Abóbrica mencionada por Plinio el Viejo (teoría aún seguida en la actualidad por algunos autores).

Primeras excavaciones (1914-1923). Desde el año 1914 hasta el año 1923 el director de los trabajos arqueológicos fue Ignacio Calvo, que fue dando a conocer el resultado de los trabajos en varios artículos. La Sociedad Pro-Monte también participa en los trabajos de la zona conocida como la Fonte Nova. Calvo atribuyó al poblado una ocupación desde los inicios de la Edad del Bronce hasta la época romana. Fue el primer autor en denominarlo “citania” (siguiendo el ejemplo de la arqueología portuguesa) y en hablar de la posibilidad de identificarlo con el mítico Monte Medulio, donde los escritores clásicos situaron la también mítica última y heroica resistencia de los galaicos.

La campañas de Mergelina (1928-1933). Entre los años 1928 y 1933, el catedrático de la Universidad de Valladolid, Cayetano de Mergelina y Luna dirigió, utilizando los más avanzados métodos de la época, una serie de campañas arqueológicas centradas, principalmente, en la ladera oriental poniendo al descubierto gran cantidad de viviendas y otros edificios.

En el año 1945 publicó el resultado de sus trabajos en un estudio titulado “La citania de Santa Tecla. La Guardia (Pontevedra)”. Siguiendo las mayoritarias “teorías invasionistas” del momento dató el poblado con una ocupación desde el siglo VI a. C. hasta el siglo III d.C., con una nueva ocupación en el siglo V, y le atribuyó a sus habitantes una naturaleza post-hallstáttica de origen celta.

Período de abandono (1933-1979). Pese a haber sido declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en el año 1931, el yacimiento sufrió en estos años la ampliación del trazado de la carretera de subida y una agresiva reforestación del monte que deterioró gravemente el yacimiento.

Desde el año 1933, fecha de la última campaña de Mergelina, los restos puestos al descubierto sufrieron las consecuencias de su abandono llenándose de vegetación. Este período de abandono duró hasta el año 1979.

Durante estos años hubo pocas y breves intervenciones, como la de Manuel Fernández Rodríguez en los alrededores del edificio conocido como Casa Forestal o las reconstrucciones hechas en los años 1965 y 1972 en dos viviendas a ambos lados de la carretera, reconstrucciones que desde el punto de vista científico presentan serios problemas de fidelidad pero que se convirtieron en poco tiempo en un ícono de la cultura castreña.

Esta etapa de abandono finalizó en el año 1979, cuando Alfredo García Alén dirigió trabajos de limpieza y consolidación de las estructuras más próximas a la carretera, promovidos por el Ministerio de Cultura.

Campañas de 1983 a 1988. En el año 1983, con la colaboración económica de la Xunta de Galicia y el ayuntamiento de La Guardia, el arqueólogo Antonio de la Peña Santos dirigió un equipo del Museo de Pontevedra iniciando un nuevo período de excavaciones sistemáticas. Esta etapa se centró en la esquina septentrional del poblado.

Las estructuras descubiertas en estas campañas y en las anteriores fueron consolidadas en estos mismos años por un equipo dirigido por Montserrat García Lastra Merino.

Desde el año 1988 no se realizaron más trabajos arqueológicos.

En la actualidad. Ya en el año 1996 la Consejería de Cultura y Deporte anunció en la prensa que emprenderían acciones para el aprovechamiento sociocultural de este yacimiento. En Julio de 2006 la Consejería anunció un plan director para el yacimiento de Santa Tecla, que incluía la protección de todo el monte, nuevos trabajos arqueológicos, etc.

La visita al monte no es gratuita. Por otro lado el yacimiento carece de vigilancia y la cantidad de visitantes sin guía hace que las estructuras sufran importantes deterioros.

Descripción. Se trata de un poblado castreño-romano cuya ocupación se sitúa dentro de la cultura castrexa (no confundir con la cultura castreña). Siguiendo las últimas excavaciones hechas se data su ocupación entre el siglo I a.C y el siglo I d. C., en un período en el que el proceso de romanización del noroeste peninsular ya comenzara. Su abandono coincidiría con las reformas administrativas llevadas a cabo por los emperadores de la Dinastía Flavia.

A pesar de esto el sistema constructivo refleja unas técnicas constructivos muy respectuosas con la tradición castreña (predominio casi absoluto de construcciones circulares frente a las rectangulares) y poco influenciado por la presencia romana (siempre urbanísticamente hablando), si bien estudios más pormenorizados podrán acercarnos más datos sobre esta mayor o menor influencia romana.

De la totalidad de lo excavado, un porcentaje muy bajo del tamaño estimado del asentamiento, en la actualidad solo es visitable la zona septentrional excavada en los años 80 y algunas construcciones de la zona más alta del monte. La zona o barrio oriental excavado por Mergelina y el excavado por otros equipos se encuentran cubiertos por los matorrales y árboles y casi no es perceptible. Este estado de abandono hace imposible su estudio. Esto, unido a la inexistencia de una planimetría del yacimiento, hace que sea muy complicado el estudio en conjunto del poblado.

Monte de Santa Tecla.

El monte de Santa Tecla (en gallego Santa Trega) es una elevación de 341 m de altitud situada en el extremo más sudoccidental de Galicia, en el municipio de La Guardia.

Desde la cima de este monte, de pronunciadas pendientes, se domina la desembocadura del río Miño, el océano Atlántico y los montes de Portugal y Galicia, por lo que constituye un enclave estratégico habitado desde mucho antes del asentamiento del Castro de Santa Trega, como atestiguan petroglifos allí encontrados de más de 2.000 años de antigüedad.

En él, se encuentra la iglesia de Santa Tecla y cercano a la puerta del templo una lápida de piedra con multitud de marcas de cantería, colocada con ocasión del festival de 1979 en honor a los poveiros de Póvoa de Varzim (Portugal). Al parecer, se trata de una reproducción en piedra de la puerta de madera original de la ermita, que contenía esas marcas/siglas; es de destacar su similitud con las existentes en iglesias, monasterios, etc. en la Europa medieval.

Virgen de Santa Tecla.

Venerada en la ermita de Sta. Tecla, en el monte del mismo nombre.

Miles de romeros acuden cada 23 de Septiembre a la Romería de Santa Trega, abogada de la cabeza y del corazón, aunque coincida la festividad en día laborable.

Desde primeras horas de la mañana, romeros de toda la comarca del Baixo Miño, especialmente de A Guarda y de O Rosal, se acercan hasta el santuario dedicado a la discípula de San Pablo, primera mártir del Cristianismo, para rezar y efectuar ofrendas florales en los Vía Crucis y posteriormente asistir a las tres misas rezadas que se celebraron a las ocho, nueve y diez de la mañana.

La eucaristía más concurrida, seguida por los fieles incluso fuera de la ermita, es la solemne, que se celebra a las once.

Al término de la misa, varias devotos, algunos con los pies descalzos, sacan en procesión la imagen de Santa Trega, que, acompañada por diversas autoridades civiles, militares y fieles es portada al compás de las notas musicales de un grupo de gaitas.

Una vez recogida la imagen en el santuario, los devotos pueden besar los relicarios de Santa Trega y del Lignum Crucis.

Después, los niños que portan las ofrendas son obsequiados por la Hermandad del Clamor con bolsas de caramelos. Seguidamente tiene lugar la concurrida “Poxa dos froitos”, que es seguida por centenares de personas. Pescado “do coiro” curado al sol, vino y licores de producción artesanal, marisco, frutas diversas, hortalizas mayoritariamente ristras de cebollas , espigas “reina”, tapetes, reproducciones de gamelas, postres caseros y otros productos, previamente ofrecidos a Santa Trega, son subastados entre los romeros. En algunos casos los precios de los cerca de un centenar de lotes son muy asequibles, algunos valen poco más de 6 euros y otros alcanzan los 150. La recaudación se destina a la Hermandad del Clamor, entidad eclesial que organiza esta romería, que finaliza con un “xantar” popular.

(06/12/2015)

294. Dedal VIGO // VIGO´s Thimble

PicsArt_10-29-01.16.26

Dedal recortes Vigo, Pontevedra.

En la entrada de hoy seguimos con más dedales de Galicia. En esta ocasión, el dedal que os quiero enseñar es un dedal de la colección de recortes que podemos encontrar en muchas ciudades españolas. Ya os tengo enseñado algunos dedales de esta colección, y por lo tanto os voy a enseñar uno más, el dedal de la ciudad de Vigo.

Vigo es una ciudad y un municipio de España, perteneciente a la provincia de Pontevedra, situada en la comunidad autónoma de Galicia, al noroeste de España. Es conocida como la ciudad olívica.

Es el municipio más poblado de Galicia y el decimocuarto de España (siendo la ciudad no capital de provincia más poblada de España), con 294.997 habitantes empadronados en el año 2014, de los cuales 200.832 lo estaban en la ciudad de Vigo, capital municipal, situada en el extremo norte del municipio; los restantes 93.971 habitantes se distribuyen en 16 parroquias periurbanas y una parroquia rural, que albergan una elevada densidad de población; el conjunto del municipio cuenta con una densidad poblacional de 2.726,43 hab/km² en un término municipal de 109,06 km² en el cual se incluye el archipiélago de las Islas Cíes.

Éste, es un dedal de cerámica en el que podemos observar dos lugares muy conocidos y de los más famosos de la ciudad olívica, estos son la Ermita de Nuestra Señora de la Guía y la Plaza de España.

Ermita de Nuestra Señora de la Guía.

Dentro de la Ría de Vigo, en un promontorio que se eleva a 126 metros de altura se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de la Guía. Se sitúa por encima de un pequeño saliente sobre el mar, llamado Punta de Areíño. Se dice que su nombre viene de la conjunción de las palabras en gallego “niño da aguia” (Nido del águila) y también por la referencia de este montículo para los navegantes. Este pequeño monte rebosa de historia, pues en él se ubicaba un castro que posteriormente fue romanizado. Siglos después sirvió de ubicación para la colocación de baterías para la defensa de la ría. Antes de la construcción que tenemos hoy en día, había aquí una antigua ermita, que se supone del siglo XVI. Era de planta rectangular con cubierta de madera y tejado a dos aguas. Sus muros eran blancos y estos hacían de referencia para los navíos que se adentraban en la ría. Estaba dedicada a la Virgen de las Nieves.

En el siglo pasado, Antonio Palacios, quiso crear una gran obra al estilo del Templo Votivo de Nigrán, pero sus planes, como muchos otros, nunca llegaron a realizarse. La construcción de la nueva iglesia se produjo en 1951 y fue llevada a cabo por Manuel Gómez Román. Se dedicó a la Virgen de la Guía y al sagrado Corazón.

De la construcción creada por este destaca la torre lateral de planta cuadrada. Al igual que en el proyecto de Antonio Palacios, este coronó en lo alto de la torre con una estatua del Sagrado Corazón, pero más tarde fue sustituída por el campanario actual. La iglesia fue construída en granito, con planta basilical y ábside poligonal. Contiene lienzos de pared caleada de color blanco. El arte barroco gallego sirvió de inspiración para diversos aspectos decorativos como el frontón de la fachada principal.

El 5 de Agosto se celebra una romería en honor a la Virgen, especialmente venerada por los marineros. En el siglo pasado se colgaban barcos y se ofrecían exvotos. También, como pasa en otros lugares de Galicia como por ejemplo en “A Virxe do Monte” en Camariñas, las mujeres de los marineros se subían a lo alto del tejado para cambiar la dirección de las tejas y así poder cambiar la dirección de los vientos con la esperanza de que los suyos volvieran antes a su hogar.

Un Vía Crucis sube desde la base del monte hasta lo alto donde se ubica el templo.

Pero no solo podremos mencionar el templo en sí, sino que también destacaremos el hermoso marco natural donde se encuentra. Sobre el mar se eleva este promontorio que nos deja espectaculares vistas de la ría, tanto hacia la bocana con las Islas Cíes, como para el interior con el magnífico Puente de Rande y la Ensenada de San Simón. Disfrutaremos de una buena visión de la ciudad de Vigo y sobre todo de sus astilleros. El monte es hoy un magnífico parque botánico digno de recorrer y en donde podremos disfrutar, además, de grandes obras escultóricas. Este parque fue inaugurado en 1969 por el alcalde J. Portanet Suárez.

Plaza de España.

La Plaza de España está en la entrada de la carretera de Ourense a la ciudad de Vigo. Se trata de una plaza que organiza el tránsito de vehículos a su entrada a la ciudad, por medio de varios carriles organizados alrededor de ella.

La Plaza está entre el centro de la ciudad y el puerto, la estación de ferrocarril y la Gran Vía.

La Plaza de España tiene un gran diámetro y está presidida por un monumento que, se ha convertido en un símbolo de la ciudad de Vigo.

El monumento de Los Caballos (Os Cabalos, en gallego) fue realizado en 1991 por el escultor Juan José Oliveira Viéitez. Se trata de cinco caballos que ascienden por un torrente de agua en espiral. El monumento, realizado en bronce, con casi 20 metros de altura juega con las curvas y la fuerza expresiva de los animales. A los pies de la escultura hay un estanque de 10 metros de diámetro.

La escultura pretende homenajear a los caballos salvajes que poblaban el monte del Castro en la antigüedad y que aún hoy pueden hallarse en los montes de los alrededores de la ciudad.

Este dedal lo compré hace ya unos meses en un bazar situado en el Mercado da Pedra de la ciudad de Vigo, el nombre de este bazar es “Bazar Guay” y tienen muchos otros recuerdos de la ciudad y de la capital de la provincia.

(28/10/2015)

292. Dedal SANTA TECLA // SANTA TECLA´s Thimble

PicsArt_12-10-03.51.30

Dedal de la Virgen de Santa Tecla.

 

En la entrada de hoy, os quiero enseñar un dedal de la Virgen de Santa Tecla. Es un dedal de porcelana en el que podemos apreciar una imagen de la Virgen y el nombre de la misma.

Venerada en la ermita de Sta. Tecla, en el monte del mismo nombre.

Miles de romeros acuden cada 23 de Septiembre a la Romería de Santa Trega, abogada de la cabeza y del corazón, aunque coincida la festividad en día laborable.

Desde primeras horas de la mañana, romeros de toda la comarca del Baixo Miño, especialmente de A Guarda y de O Rosal, se acercan hasta el santuario dedicado a la discípula de San Pablo, primera mártir del Cristianismo, para rezar y efectuar ofrendas florales en los Vía Crucis y posteriormente asistir a las tres misas rezadas que se celebraron a las ocho, nueve y diez de la mañana.

La eucaristía más concurrida, seguida por los fieles incluso fuera de la ermita, es la solemne, que se celebra a las once.

Al término de la misa, varias devotos, algunos con los pies descalzos, sacan en procesión la imagen de Santa Trega, que, acompañada por diversas autoridades civiles, militares y fieles es portada al compás de las notas musicales de un grupo de gaitas.

Una vez recogida la imagen en el santuario, los devotos pueden besar los relicarios de Santa Trega y del Lignum Crucis.

Después, los niños que portan las ofrendas son obsequiados por la Hermandad del Clamor con bolsas de caramelos. Seguidamente tiene lugar la concurrida “Poxa dos froitos”, que es seguida por centenares de personas. Pescado “do coiro” curado al sol, vino y licores de producción artesanal, marisco, frutas diversas, hortalizas mayoritariamente ristras de cebollas , espigas “reina”, tapetes, reproducciones de gamelas, postres caseros y otros productos, previamente ofrecidos a Santa Trega, son subastados entre los romeros. En algunos casos los precios de los cerca de un centenar de lotes son muy asequibles, algunos valen poco más de 6 euros y otros alcanzan los 150. La recaudación se destina a la Hermandad del Clamor, entidad eclesial que organiza esta romería, que finaliza con un “xantar” popular.

Este dedal fue comprado en una de las tiendas de recuerdos que podemos encontrar en el Monte de Santa Tecla en la provincia de Pontevedra. Este monte pertenece al municipio de La Guardia.

(06/12/2015)

290. Dedal TUI // TUI´s Thimble

PicsArt_12-08-12.50.43

Dedal escudo Tui, Pontevedra.

En el día de hoy mi entrada va dedicada al municipio pontevedrés de Tuy, ya que el dedal sobre el que va a tratar esta entrada es un dedal de porcelana con el escudo de este municipio que conseguí en la visita que realizamos a esta parte de Galicia el pasado mes de Diciembre.

Tuy (oficialmente y en gallego Tui) es un municipio español situado en la parte oriental de la comarca del Bajo Miño (provincia de Pontevedra). En ella está una de las catedrales más famosas de Galicia, la Catedral de Santa María de Tuy.

A partir del 10 de Febrero de 2012 junto a la ciudad de Valença do Minho (Portugal) forman una eurociudad como muestra de cooperación e integración entre ambas ciudades separadas tan solo por dos puentes que atraviesan el río Miño.

A continuación os voy a dejar algo de información sobre la historia del municipio del cual procede el dedal de la entrada de hoy: Tuy.

De la prehistoria a la Romanización. La zona de Tuy fue habitada desde tiempos prehistóricos, prueba de ello son los yacimientos encontrados durante la construcción de la autovía VigoTuy, justo en el límite con Porriño, datados en el paleolítico inferior y que en su momento fueron los más antiguos de Galicia.

El fértil valle del Miño y sus magníficas condiciones naturales permitieron acoger en el territorio tudense asentamientos humanos desde los tiempos más remotos. Se conservan vestigios de época paleolítica (20.000 a. C.) en las terrazas fluviales de los ríos Miño y Louro, de época neolítica (5.000 a. C.) como el hacha de Carrasqueira (Páramos) o monumentos megalíticos (AntaAreas). La introducción de la metalurgia (4.000 a. C.) dejó testimonios como el casco de bronce o las hachas de Caldelas (hoy en el Museo Diocesano tudense) o los grabados rupestres de Randufe.

En la época castreña (s. VIII-VII a. C. a I d. C.) asistimos a la construcción de poblados estables y fortificados en las cimas de los montes y oteros, los llamados “castros”. Los autores de la época señalan a Tuy (Tude) como capital del grupo gentilicio de los “Grovios”. En la cima del monte Aloia, Cabeza de Francos (Pazos de Reis), A Guía (Randufe) o en la misma situación actual de la ciudad está documenta la existencia de poblados castreños. Concretamente hay unos cinco castros simétricamente dispuestos alrededor de la cima de dicho monte, sólo uno de los cuales está acondicionado para las visitas. En lo alto de la cima está la construcción más enigmática de Tuy, casi 3 km de murallas semienterradas que nadie ha podido datar con precisión.

Constituyen por su extensión la muralla más larga de Galicia y probablemente se edificó en varias etapas, porque hay tramos de muy diversa factura, desde mampostería hasta bloques casi ciclópeos.

Se la ha catalogado como una construcción para un recinto militar pero ello no tiene en cuenta lo siguiente: La muralla sacrifica buenas zonas defensivas para incluir en su perímetro 3 fuentes, señal de que dentro había mucha población y necesitaban abundante agua. Equidista de los castros antes mencionados como si fuese el centro de la zona. Es una obra demasiado grande para un fin exclusivamente militar y probablemente fue rehecha muchas veces, lo cual demostraría que fue utilizada durante mucho tiempo. Seguramente Tuy fue el famoso “Castellum Tude” ya que los romanos lo situaban en esta zona.

Otro dato especulativo curioso fue que posiblemente el monte Aloia fue el conocido monte Medulio de los romanos, donde se atrincheraron los últimos castrexos que resistían y se dieron muerte envenenándose con una planta antes que entregarse al yugo romano, es por ello por lo que se conoce al monte Medulio como la Numancia gallega.

De las épocas anteriores a la romanización nos han quedado pocas cosas, una de las más curiosas es el culto a las piedras del sol y de la lluvia. Si los pueblos del desierto creían que el infierno era un lugar de fuego (tradición judeo-cristiana)y los del norte de Europa lo veían como un lugar de hielo. En la lluviosa Galicia el mal estaba relacionado con la lluvia y la humedad, y el sol se relacionaba con el bien.

La llegada, el año 137 a. C., de Décimo Junio Bruto y sus tropas marca el inicio de la romanización de este territorio.

Hasta el siglo XX fue tradición subir, en las rogativas, al patrón local hasta la piedra del sol, en lo alto del Aloia, que desde el año 1900 tiene encima una cruz de piedra.

De la romanización a reconquista. La romanización que comienza con la llegada en el año 137 de Décimo Junio Bruto trae consigo una época de paz, que permite a los habitantes de la zona abandonar los castros y poblar las tierras bajas, cercanas al río Miño.

Las fuentes clásicas (Plinio, Ptolomeo, Silo Itálico y otros) documentan la existencia de Castellum Tude y de la fundación mítica de la ciudad por el héroe griego Diomedes, hijo del héroe Tideo (de ahí el nombre Tuy). Son muy abundantes los hallazgos de época romana en el territorio tudense, destacando sobre todo los de la zona Santa EufemiaSan Bartolomé, con varias necrópolis excavadas, así como la propia ciudad de Tuy, que era una de las mansiones de la vía XIX, del itinerario de Antonino, como testimonian los miliarios y otros restos hallados.

No han quedado muchas restos visibles de esta época, aunque sí se han documentado en distintas excavaciones. Una construcción importante se hallaba donde el antiguo casino, en el paseo de la corredera, y cogía también algunos bloques de edificios adyacentes. Por Tuy pasaba la vía romana que iba desde Braga (Portugal) a Astorga pasando por Lugo. De esta vía se conserva un miliario, que se encuentra ahora en Pontevedra, y un pequeño tramo de calzada en la vecina Valença.

En el Bajo Imperio y en los primeros tiempos medievales Tuy continúa siendo un importante centro militar, administrativo y religioso, cuya sede episcopal se documenta desde el siglo V. Con la llegada de los suevos –siglo IV- Tuy figura como capital del reino con Rekiamundo (458-463) y varias monedas de la época fueron acuñadas en la ceca tudense, que continuará funcionando aún después de la integración de los suevos en el reino visigodo (585). En la Hispania visigoda fue sede episcopal de la iglesia católica, sufragánea de la Archidiócesis de Braga que comprendía la antigua provincia romana de Gallaecia en la diócesis de Hispania. El rey godo Witiza tuvo en Tuy su corte y palacio, en el lugar de MonterrealPazos de Reis.

Con la caída del imperio comienza la etapa de mayor importancia histórica de Tuy. Sus obispos aparecen en los concilios de Braga y dejan sentir su influencia en una zona muy amplia tanto del sur de Pontevedra como del norte de Portugal. En la última etapa del reino visigodo, la corte de Toledo era un lugar muy peligroso para los jóvenes príncipes, y éstos eran enviados a Tuy; para mantenerlos alejados de las intrigas palaciegas; al lugar que, todavía hoy se conoce como “Pazos de Reis“.

A comienzos del siglo VIII Tuy sufre la invasión de los árabes que asolaron la ciudad que fue liberada en el año 739 por Alfonso I, en el 860 Alfonso Betote y Hermenegildo Gutiérrez, condes de Ordoño I, la repoblaron y en el 915 Ordoño II restauró la sede episcopal.

En estos tiempos los ataques normandos nuevamente saquean Tuy. Se produce entonces una vacante en la sede episcopal que llega hasta el año 1071 en que el rey de Galicia D. García y Doña Urraca restauran y dotan nuevamente la sede que se instala en el monasterio de S. Bartolomé de Rebordans –iglesia datable en el siglo IX aunque con vestigios anteriores-.

Recuperará su esplendor al convertirse en capital de la provincia (que lleva su nombre) del antiguo Reino de Galicia ya que se convierte en un puesto estratégico en los márgenes del río Miño tanto para la guerra como para el comercio, este esplendor se verá aumentado en el siglo XII, época en la que se revitaliza toda la franja norte de España, hasta el Duero.

De la reconquista al siglo XXI. El monumento más representativo del prerrománico tudense es la iglesia de San Bartolomé de Rebordáns.

En la primera mitad del siglo XII se produce un hecho trascendental, el nacimiento de Portugal como reino independiente de Galicia y León. En esta época el río Miño adquiere su carácter de frontera natural que todavía hoy perdura.

Con la independencia del reino portugués Tuy será escenario, a lo largo de los siglos, de múltiples acontecimientos bélicos relacionados con las luchas fronterizas. En el año 1170 Fernando II mandó trasladar la población tudense desde la zona de San Bartolomeu a la actual situación, dotándola de un sistema amurallado –del que aún conservamos diversos tramos- y concediéndole un fuero y privilegios a los pobladores de San Buenaventura, nombre con el que pretendía designar la nueva ciudad pero que no prosperó.

Los monarcas, tanto castellanos como portugueses, apoyarán la Sede tudense con importantes donaciones. El obispo es el señor de ciudad y su coto y Tuy experimenta un importante desarrollo socio-económico y cultural. Así en 1225 es consagrada la Catedral de Santa María, construida en estilo románico y con una portada expresión del primer gótico de Galicia. Su claustro es algo más tardío. Del mismo estilo gótico es también el convento de Santo Domingo.

En los siglos medievales Tuy era un importante centro comercial, con un dinámico puerto fluvial, contaba con diversos gremios y una comunidad judía con sinagoga y era lugar de paso del camino de peregrinación jacobea, disponiendo de un hospital para los peregrinos. En el actual casco histórico, que ocupa una superficie en torno a 10 ha se conservan numerosas edificaciones de época medieval (especialmente del siglo XV con sus característicos arcos conopiales) y moderna (muchas de ellas blasonadas).

En el año 1623 la ciudad de Tuy recibe el título de Muy Noble y Muy Leal, al que en el año 1885 se le añade el de Excelentísimo Ayuntamiento.

En 1640 con ocasión de las guerras con Portugal se amplían las murallas medievales, adaptándolas a los nuevos sistemas defensivos. Hasta 1833 Tuy fue una de las siete capitales del Reino de Galicia y en la ciudad se celebran las Juntas del Reino de Galicia en 1664, a estos tiempos corresponden la construcción del convento de las Clarisas (“Encerradas”), de San Antonio (“San Francisco”) o la iglesia de San Telmo.

El sistema de foros continúa manteniéndose durante la Edad media hasta el siglo XIX. Debido a ello era imposible la transformación a la agricultura capitalista. Los contratos de foros terminaron en el año 1926 con la aprobación de una ley que permite a los campesinos acceder a la propiedad de la tierra que trabajaban tras un pago de una indemnización a los aforantes.

Otro fenómeno trascendente durante los siglos XIX y XX es la emigración hacia América primero y a Europa después.

Durante la Guerra Civil Española Tuy fue la última ciudad de Galicia en caer en manos de Franco, la resistencia republicana organizó la última contienda en un lugar llamado “Volta da Moura“, y esa condición de ser la última resistencia le costó a Tuy una represión feroz.

En la actualidad, Tuy y la comarca del Bajo Miño están realizando un proceso de modernización en el ámbito de la industria y la agricultura, a la que se le une el turismo de una gente que busca conocer su historia y disfrutar de la tranquilidad de esta hermosa zona de Galicia.

Fue capital de una de las siete provincias del antiguo Reino de Galicia.

Es sede episcopal de la Diócesis de TuyVigo.

Sobre el origen del escudo de Tuy hay diferentes teorías:

Según la antigua tradición recogida por el historiador tudense Francisco de Ávila y La cueva “El blasón con que se distingue y ostenta la gloria y nobleza de esta ciudad desde tiempos muy remotos en un escudo de campo azul celeste dividido por el medio de arriba abajo. En la primera mitad una media luna de plata vuelta con las puntas hacia adentro, en la segunda mitad tres estrellas de oro puestas en fila de arriba abajo, y timbrado el escudo con corona Real también de oro” añade también que sobre el origen del mismo nada se sabe.

En otro tratado sobre la historia de las Armas y Blasones de las Ciudades de España de Antonio Moya, cuando trata del de Tuy, dice que el creciente de luna representa la población, la nobleza que le asiste- Sobre las estrellas: la primera es por el Rey Alfonso que recuperó Tuy de los árabes; la segunda por Ordoño I que la repobló tras la guerra y la tercera por el Rey Fernando II que traslada al sitio actual la ciudad. Se cree que la representación más antigua conocida es la que figura en la fachada del ayuntamiento, aprovechada del anterior edificio cuya última reforma data del siglo XVII. Los existentes en las fuentes públicas de la ciudad llevan la fecha de 1714 la de Riomolinos y 1718 la de Santo Domingo.

En cuanto a la bandera sabemos de su existencia por un grabado posterior a la repoblación de la ciudad (por Ordoño I) que se encuentra guardado en el archivo municipal del ayuntamiento.

El dedal del escudo de Tuy, fue comprado en una tienda en la que venden recuerdos del paso por el municipio, esta tienda se llama “Karina, Artesanía, Regalos” y la podemos encontrar paseando por las calles de Tuy, muy cerquita de la Catedral, en la Rúa Ordóñez.

(07/12/2015)

283. Dedal PONTEVEDRA // PONTEVEDRA´s Thimble

PicsArt_12-10-05.57.05

Dedal panorámico de Pontevedra.

En esta entrada quiero enseñaros otro de los dedales que me traje el pasado mes de Diciembre de la provincia de Pontevedra. Este en concreto es un dedal de la ciudad de Pontevedra, sólo tengo este de esta ciudad porque tan sólo encontré una tienda abierta que tuviera dedales de souvenir.

Pontevedra es una ciudad y municipio de España, capital de la provincia de Pontevedra, a la que da nombre. Se ubica en el noroeste de la Península Ibérica y pertenece a la comunidad autónoma de Galicia.

Pontevedra es una ciudad administrativa, turística y de servicios. Es la gran ciudad histórica y monumental de la provincia de Pontevedra y de las Rías Bajas; ciudad de arte e historia, posee un centro histórico que tras el de Santiago, es el más importante de Galicia. En noviembre de 2014 le fue concedido el galardón mundial ONU-Hábitat, entregado en Dubái (Emiratos Árabes Unidos) que la reconoce como una de las ciudades europeas más cómodas para vivir, especialmente en materia de calidad urbana, movilidad y accesibilidad. En 2015 le fue concedido por el mismo motivo el premio de excelencia urbana del Center for Active Design en la ciudad de Nueva York  y el premio Ciudad de Movilidad Inteligente Euro-China 2015 entregado en Hong Kong.

Pontevedra tiene una población de 82.946 habitantes (INE 2014) y es la cabecera de la comarca de Pontevedra y de una aglomeración en torno a la Ría de Pontevedra que, constituye con otros municipios limítrofes el Área metropolitana de Pontevedra. El Área metropolitana de Pontevedra está formada además de la capital provincial por los municipios de Poyo, Marín, Sangenjo, Cotobad, Vilaboa, Sotomayor, Puentecaldelas y Campo Lameiro. A éstos se suman por su relación con la ciudad el municipio de Bueu, también en la Ría de Pontevedra, y los municipios limítrofes de Barro y el de A Lama, pertenecientes a la comarca de Pontevedra con lo que la población del Área Metropolitana asciende a 186.674 habitantes. Según el Instituto Gallego de Estadística (IGE) la de la capital pontevedresa es la única área urbana gallega que crecerá en habitantes a nueve años vista (2023). Pontevedra se ha situado al frente del crecimiento demográfico en Galicia durante la crisis e incrementa continuamente su población frente a la pérdida de habitantes o estancamiento de las otras grandes ciudades gallegas.

El término municipal limita al norte con los de Barro y Moraña, al noreste con el de Campo Lameiro, al este con el de Cotobad, al sureste con el de Puentecaldelas, al sur con el de Sotomayor, al suroeste con los de Vilaboa y Marín, al oeste con el océano Atlántico (ría de Pontevedra) y el municipio de Poyo, al noroeste con el municipio de Meis. Al sur, en el punto de El Castillo, la pequeña isla del Castillo también forma parte de su término municipal.

La ciudad, reconocida como capital de las Rías Bajas, está enclavada en el margen izquierdo del río Lérez, en un estuario, en la desembocadura del río Lérez en la ría de Pontevedra. Es también conocida como la Ciudad del Lérez y la “Boa Vila“.

En este dedal de porcelana podemos observar una panorámica en blanco y negro con edificios y monumentos propios de la ciudad de Pontevedra. A continuación, os voy a hablar sobre cada uno de los edificios que encontramos en este dedal.

Convento de San Francisco.

El Convento de San Francisco es un convento franciscano de Pontevedra, situado en el centro de la ciudad. En la actualidad está ocupado por cuatro monjes.

Historia. Segundo la tradición, el convento fue fundado por Francisco de Asís, que paró en Pontevedra mientras hacía la ruta Portuguesa del Camino de Santiago. La llegada de la orden franciscana a la ciudad tuvo lugar posiblemente en el último tercio del siglo XIII, siendo la edificación construida entre 1310 y 1360, contando con la ayuda económica de los herederos del Padre Gómez Chariño en un solar de la casa de Soutomaior, en aquella época aún fuera del perímetro de la muralla de la ciudad.

La opulencia de esta construcción provocó envidia en los miembros de la orden dominica instalados en la ciudad, que acabaran su iglesia diez años antes, y que decidieron iniciar en 1380 la construcción de otra iglesia mayor que la franciscana, con cinco ábsides. En 1362 se inició la construcción de la cabecera de la iglesia de las monjas clarisas en la ciudad, similar a la de San Francisco, pero de menor tamaño. Además de estas tres construcciones, la iglesia parroquial de San Bartolomé fuera ampliada entre 1337 y 1339. Este gran apogeo en la construcción se debió al gran número de donaciones económicas procedentes de familias pudientes, temerosas de la muerte procedente de la peste bubónica que inundó Europa en esa época.

La iglesia es de estilo gótico tardío o ojival, y fue declarada monumento histórico-artístico en 1896. Tiene planta de cruz latina, con nave única, crucero, cubierta de madera y cabecera con tres ábsides poligonales, cubiertas con bóvedas de crucería.

El edificio que ocupa la Delegación de Hacienda fue construido en 1800, e incluye la puerta de Santo Domingo de la antigua muralla de la ciudad, del siglo XIII.

En su interior están las tumbas del Padre Gómez Chariño, Xoán Feijoo de Soutomaior, y Paio de Montenegro.

Después de la desamortización de Mendizábal el recinto quedó deshabitado, siendo propiedad del Ayuntamiento. El 15 de Enero de 1909, el padre Luis María Fernández Espinosa y cinco religiosos más volvieron habitar el recinto, con un contrato de alquiler de 25 años, a 250 pesetas por año. En 1930 el templo fue cedido por la Real Orden.

En un noche de verano de 1995 el templo sufrió un incendio, siendo restaurado poco tiempo después.

En este convento está el comedor de San Francisco, que de lunes a sábado da de comer a un buen número de necesitados.

Basílica de Santa María.

La iglesia de Santa María la Mayor de Pontevedra, es una iglesia católica, datada en el siglo XVI, que desde 1962 es Basílica, por decreto del Papa Juan XXIII. Actualmente, está considerada como BIC (Bien de Interés Cultural, con número de identificación RI-51-0000828) y fue declarada Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional mediante decreto de 3 de junio de 1931.

Historia. Pontevedra no es sede de obispado por lo que no hay en ella una catedral, quizás por esta razón la iglesia, hoy basílica de Santa María es considerada como la iglesia principal de Pontevedra. Se ubica en el casco antiguo de Pontevedra, en la llamada Avenida Santa María, 24; justo en el mismo sitio donde antiguamente se erigía una pequeña iglesia románica, que se derribó al llegar el siglo XV. Su construcción se debe al encargo realizado por el Gremio de Mareantes, entidad civil más antigua de Pontevedra y gremio de mar más antiguo de toda España. Se construyó siguiendo los planos de Juan de los Cuetos y Diego Gil, entre otros (Cornielis de Holanda, Mateo López, Sebastián Barros, Domingo Fernándes y Juan Noble).

Se trata de un edificio de estilo gótico, con influencias del estilo manuelino portugués.

Externamente destacan sus fachadas. La principal, orientada a oeste, presenta una amplia escalinata para acceder a ella. Tiene estructura en forma de retablo, con tres cuerpos abundantemente decorados (siguiendo el estilo plateresco), obra del maestro Cornielis de Holanda y Juan Noble, y datada en 1541. La puerta se sitúa en el cuerpo central y presenta un arco de medio punto enmarcado por las esculturas de San Pedro y San Pablo. En la parte superior a la puerta se puede contemplar un relieve de la dormición de la Santísima Virgen; y por encima de él decoración sobre la base de medallones en forma de conchas de vieiras, así como esculturas de santos, personajes bíblicos e incluso históricos; y, todavía más alto, un rosetón (responsable de la iluminación del espacio interior), simbolismo del cielo. La fachada se ve coronada por un Calvario y por último la crestería típica del estilo manuelino portugués. Como dato anecdótico comentar que entre las figuras de los santos que aparecen en la decoración de esta fachada, se pueden distinguir los bustos de Cristóbal Colón y Hernán Cortés que están situados a los lados del rosetón.

También presenta una fachada en la cara sur del edificio, con un arco de medio punto con jamba pétrea decorada barrocamente y en ella destaca el crucero de dimensiones considerables. También presenta crestería manuelina coronando los muros y el ábside del templo, el cual presenta un gran ventanal decorado siguiendo el estilo manuelino.

Respecto al interior, la iglesia presenta planta basilical con tres naves (la central con predominio de estilo renacentista, mientras que las otras dos, al igual que las capillas, están influidas por el estilo tardogótico) y capillas laterales.

La cubierta de las naves, así como de las capillas laterales se ejecuta mediante bóvedas de crucería, de entre las cuales hay que destacar la que fue llevada a cabo por parte de Diego Gil en el año 1522.

En la conocida como Capilla Mayor se puede contemplar un retablo de madera de castaño y nogal, de fábrica moderna, ya que se puede datar entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, obra de escultor gallego creador de una escuela de talla en Santiago de Compostela, Máximo Magariños, que realizó también el púlpito, así como catorce cuadros con bajos relieves que forman las catorce estaciones del Vía Crucis de la iglesia.

Otras capillas dignas de mención son:

  • Capilla del Cristo, que también se le conoce como Capilla del Buen Jesús e incluso de la Angustia. En ella se puede contemplar un altar de estilo barroco, datado en el siglo XVIII y obra de José Ferreiro. Esta capilla tiene una inscripción en la que se indica que la fundación de la misma se debe a la familia Barbeito Padrón en 1525, razón por la cual en ella están enterrados además de los fundadores (el matrimonio formado por Juan de Barbeito y Teresa Álvarez Figueroa), otros miembros de esta familia.
  • Capilla de las Angustias, en la que hay una imagen de la Virgen de las Angustias, un escudo de los Fonseca y donde reposan los restos de Bartolomé Sarmiento.
  • Capilla de la Purísima, con su retablo de madera (en el que se venera la imagen de la Virgen de la Esperanza, conocida como la Virgen de la O, que es la patrona de Pontevedra ciudad) con cinco Tablas datadas en 1500 y obra del escultor portugués Atayde.
  • Capilla de la Trinidad, con un altar semejante al de la capilla del Cristo, pero con simbolismos y esculturas referentes al Padre, Hijo y Espíritu Santo (Santísima Trinidad). Además en él podemos ver una talla de Nuestra Señora con el Niño, de escasas dimensiones, que se sitúa sentada sobre el Arca de Noé, la cual se utiliza de Sagrario. Además lateralmente presenta las imágenes en madera policromada de los apóstoles Pedro y Pablo.
  • Altar de la Virgen Dolorosa, en el que hay un retablo barroco en cuya parte inferior y dentro de una urna acristalada se puede ver un Cristo Yacente.

La Peregrina.

La iglesia de la Virgen Peregrina es un edificio religioso localizado en la ciudad de Pontevedra. Consiste en una capilla de planta en forma de vieira que está situada al pie del Camino de Santiago Portugués.

Se empezó a construir en 1778 y se trata de una de las edificaciones más simbólicas y relevantes de la Ciudad de Pontevedra. Está dedicada a la Virgen que, según la tradición, guiaba a los peregrinos desde Bayona hasta Santiago.

La iglesia acoge la imagen de la Virgen de A Peregrina (siglo XIX), patrona de la provincia de Pontevedra y, a su vez, del Camino Portugués.

Declarada monumento histórico-artístico en 1982, mezcla un barroco tardío con formas neoclásicas, como su retablo mayor, erigido en 1789. La forma de su planta está inspirada en una concha de vieira, símbolo por antonomasia de los peregrinos, con finalización en cruz. Esta forma circular se asocia a la tipología imperante en los templos portugueses de la época. Fue declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento el 13 de octubre de 2011.

Historia. El origen de la capilla hay que buscarlo en una imagen de la Virgen así vestida y que unos peregrinos franceses trajeron hasta Pontevedra. En la ciudad llamó tanto la atención que se fundó una Cofradía para rendirle culto. El germen de la Capilla se remonta pues al año 1753, año en el que se fundó una congregación dedicada al culto de la Virgen del Camino (Camino de Santiago Portugués), que posteriormente dio lugar en la Congregación de nuestra Señora del Refugio la Divina Peregrina.

En 1757 se elaboró un altar para la imagen de la Virgen Peregrina en la ya existente Capilla de Nuestra Señora la Virgen del Camino, lo que con el paso del tiempo se tradujo en la aparición de problemas propios de tener dos imágenes con diferente tutela (recogida de limosnas, repique de campanas…) entre la Cofradía de la Peregrina y la de la Virgen del Camino, propietaria del templo.

La justicia y el gobierno municipal, por estos y otros motivos, ordenó sacar la imagen y el retablo del templo, que se trasladaron a una nueva capilla de madera en un solar extramuros, junto a la Puerta de Trabancas. Dos años más tarde, al abrirse una cantera en un monte propiedad de uno de los miembros de la congregación en San Amaro de Moldes se puso la primera piedra del santuario el 18 de junio de 1778, siendo costeada por la Cofradía de Nuestra Señora del Refugio y Divina Peregrina. Los planos fueron trazados por el maestro de obras Antonio Souto que era también sargento de milicias. Su construcción finalizó en 1792, año en el que se colocaron las campanas, la puerta, las vidrieras y más tarde el atrio, consagrado dos años más tarde. El 2 de agosto de 1794 tras dieciséis años de obras fue bendecida por el párroco de San Bartolomé.

Hacia 1795, debido a una gran tormenta que causó graves daños al templo, se derrumbó parte de su torre norte, y no fue arreglada hasta 80 años después (1873), momento en el que se instalaron también dos pararrayos. No sólo la Capilla sufrió cambios. El entorno en el que en un inicio se ubicó la capilla también ha cambiado hasta nuestros días. La ciudad sufrió una importante remodelación urbanística desde mediados del siglo XIX, y el atrio se sustituyó por una gran escalinata.

El almirante Casto Méndez Núñez donó una ostra de gran tamaño que trajo del Pacífico de uno de sus múltiples travesías que actúa como pila de agua bendita y que está situada en la entrada de la capilla. El reloj de la torre norte, fue instalado el año 1896, procedente del Hospital de San Juan de Dios que había sido demolido. También se instalaron en la Capilla las campanas del Hospital.

En 1981 se llevó a cabo la primera restauración del Santuario para reparar daños estructurales importantes (había grandes grietas en el edificio producidas por un desplazamiento de los cimientos). Fue llevada a cabo por César Portela y José Bar Boo. Su segunda restauración más importante se llevó a cabo el año 2008, restaurando vidrieras, muros, pintura o el reloj de la torre entre otros elementos.

El templo está administrado por la Cofradía de la Peregrina quien costeó su construcción y continúa conservándolo y manteniendo el culto.

Es una capilla de planta central. Su planta está inspirada en una vieira, símbolo característico de los peregrinos, dentro de la que está inscrita una cruz. La planta es redonda, pero al incluir el vestíbulo toma forma de concha vieira. La rotonda que forma el templo propiamente dicho se enmarca en cuatro pilastras estriadas, donde se sostienen unos arcos formeros rebajados sobre los que se asienta la cornisa volada. Sobre ella se alza una cúpula con lunetas y linterna. Posee cúpula, linterna y cupulina.

En el interior del templo el presbiterio, rectangular, está cubierto por una bóveda de arista. El retablo mayor, de corte neoclásico, se realizó en 1789 siguiendo el estilo de Melchor de Prado, si bien admitió variaciones por parte de su hermano Manuel y Juan Pernas Gambino. Remata en frontón con un relieve de la huida a Egipto y la imagen de la Virgen Peregrina con el Niño Jesús en brazos, vestidos ambos con esclavina, bordón de peregrino y portando calabaza. Destacan las pinturas de Santa Clara, de Polanco y una copia de la Virgen de San Onofre de Roma de Peruzzi. También es destacable la pila de agua bendita en el vestíbulo, configurada con una concha de molusco traída del Pacífico por Méndez Núñez.

La fachada principal, obra de Antonio Souto, con la colaboración de Bernardo José de Mier va precedida de un atrio con escalera, perimetrado por una balaustrada con pináculos. Al pie de la escalera se sitúa una fuente y una escultura de Teucro en la parte superior. El atrio y la fuente que preceden a la iglesia constituyen un conjunto urbanístico de singular tipismo y belleza.

La fachada barroca es convexa y tiene dos cuerpos. El inferior está adornado con pilastras y el superior con columnas corintias y acoge en lo alto en el interior de una hornacina la imagen de la Peregrina, patrona de la provincia de Pontevedra y a cada uno de sus lados también en hornacinas, las imágenes de Santiago y San Roque. Los tres están vestidos de Peregrinos. Las hornacinas tienen bóveda de vieira y están decoradas con orejeras. En lo alto presenta un frontón partido en el centro del cual está una escultura que es la imagen alegórica de la Fe. A uno y otro lado se alzan dos torres iguales que imprimen una singular esbeltez, prestancia y solemnidad al templo. El cuerpo bajo presenta la gran puerta de directriz semicircular, divida por un dintel y encima tres ventanas con frontones superiores, el central triangular y los laterales curvos.

La iglesia de la Peregrina se ha consolidado como símbolo de la ciudad de Pontevedra. En 2011 la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) la incluye como símbolo de la ciudad en el reverso de la moneda dedicada a Pontevedra dentro de la serie capitales de provincia, en la que incluye las 50 capitales de provincia y las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. La moneda tiene la denominación de 4 Reales y está realizada en Plata de 925 milésimas. Cuenta con una tirada de 15.000 ejemplares y es presentada en un tríptico expositor enfundado en una faja con la moneda encapsulada y acompañada de certificado de autenticidad. La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre la acompaña de la siguiente explicación:

El Santuario de la Virgen Peregrina, en el que se venera a Nuestra Señora la Virgen Peregrina, es uno de los edificios más representativos de la ciudad de Pontevedra. Construido en el siglo XVIII, su planta recuerda la forma de una concha de vieira, símbolo universal de la peregrinación a Santiago. Situado en el centro de la ciudad, en la ruta del Camino Portugués, fue construido con las aportaciones económicas de la Cofradía de la Virgen Peregrina y está declarado Bien de Interés Cultural.

La Sociedad Estatal Correos y Telégrafos de España la incluyó también el 12 de Diciembre de 2014 en el matasellos de la oficina postal principal de Pontevedra dentro de la colección de matasellos conmemorativos de capitales de provincia españolas. El lanzamiento de este matasellos se incluye en la campaña emprendida por Correos para colaborar en la difusión de imágenes de lugares y monumentos emblemáticos a través de los envíos postales.

Puente de los Tirantes.

El Puente de los Tirantes cruza el río Lérez en el Ayuntamiento de Pontevedra, entre la desembocadura del arroyo de Valdecorvos y la Casa de la Cultura.

Diseñado por Leonardo Fernández Troyano y Francisco Javier Manterola Armisen, fue construído en 1995. Hubo gran polémica, pues fue diseñado sin tener en cuenta las características del lugar de emplazamiento, lo que dio lugar a problemas para las traineras, que no pueden pasar por debajo de él en las pleamares.

Cuando hay viento los tirantes de acero hacen un ruido muy característico y espectacular.

Este dedal de la ciudad de Pontevedra fue comprado en la tienda “Agasallo“, que podemos encontrar paseando por las calles de la ciudad y llegando a la Plaza de la Peregrina. A un lado de esta plaza encontramos esta tienda.

(05/12/2015)

280. Dedal COMBARRO // COMBARRO´s Thimble

PicsArt_12-08-02.53.55

Dedal artesano Combarro, Pontevedra.

El dedal de la entrada de hoy es otro dedal de la parroquia de Combarro. Este dedal es un dedal de barro, y solo lo venden en una tienda en concreto en Combarro, ya que es un dedal hecho artesanalmente por el dueño de la tienda. Esta tienda es “Regalos Alberto“, y está situada en la Rúa do Mar, 32.

Combarro es una parroquia del municipio de Poio, en la provincia gallega de Pontevedra. Hasta principios del siglo XX constituía un municipio independiente. El censo de 1999 registró 1.567 habitantes y el de 2004, 1.668.

Es un pueblo marinero, cercano tanto a la capital de provincia, Pontevedra (7 km), como a otros pueblos reconocidos como Sanxenxo.

Lo más destacable es su zona vieja, donde se halla una gran cantidad de hórreos y cruceros, además de la iglesia parroquial.

Está declarado bien de interés cultural como Conjunto Histórico y como Sitio Histórico.

El segundo hórreo más grande Galicia es propiedad de una familia de alta costura.

En la página de escapadarural.com encontramos la siguiente información sobre Combarro.

La localidad de Combarro forma parte constituyente del término municipal de Poio como una de sus cuatro entidades parroquiales que organizan el terrtorio: Combarro, San Salvador de Poio, San Xoán de Poio y Samieira. Esta parroquia y el municipio de Poio se hallan localizados en la vertiente occidental de la Comunidad Autónoma de Galicia, en el litoral de la provincia de Pontevedra. Del total demográfico del término municipal, unos 15.800 habitantes, alrededor de 1.650 habitantes pertenecen a la parroquia de Combarro, algo más de un 10%. Para llegar al municipio de Poio basta tomar la carretera N-550 o la autovía A-9 hasta la ciudad de Pontevedra, donde tomamos la C-550 en dirección a Sanxenxo.

Monumentos y lugares de interés.

Combarro cuenta con un gran atractivo urbano, además del patrimonio y entorno del conjunto de Poio:

  • Recorrido por el casco antiguo de Combarro, declarado conjunto histórico ya en 1972.
  • Visita a las Casas Marineras, arquitectura popular de los siglos XVII y XVIII.
  • La línea de Hórreos de estilo tradicional, construcciones del siglo XVIII.
  • Visita a la playa de Ouriceira o de Raxó.
  • Monasterio de San Juan de Poio, obra del tempranísimo siglo VII, aunque reconstruido.

Fiestas y tradiciones.

El conjunto de celebraciones que aquí se detallan tiene lugar en todo el término de Poio:

  • Fiesta de la Almeja, que se celebra del 26 al 27 de Julio.
  • Fiesta del Mar, que se celebra del 18 al 24 de Agosto.
  • Fiesta de la Virgen de Renda, que tiene lugar el 8 de Septiembre.

En este dedal artesanal observamos un dibujo de unos gallegos bailando el baile tradicional de la región, la muiñeira, estos están dibujados por el dueño de la tienda donde fue comprado este dedal y también observamos que pone “Recuerdo de Combarro“. Tiene un precio mayor a los demás dedales de la tienda, pero a cambio nos llevamos un dedal artesanal y diferente.

(05/12/2015)

277. Dedal POYO // POYO´s Thimble

PicsArt_12-08-08.37.17

Dedal escudo de Poio, Pontevedra.

En la entrada de hoy quiero continuar con otra de las últimas adquisiciones de mi colección de dedales, este dedal de porcelana del municipio de Poyo, que conseguí el pasado mes de Diciembre. Es un dedal en el que podemos ver un esquema del escudo de dicho municipio.

Poyo (en gallego y oficialmente Poio) es un municipio de Pontevedra y de la comarca de Pontevedra, en el noroeste de España. Está localizado en la costa norte de la ría de Pontevedra, a él se puede acceder mediante la Autopista A-9 por la salida Pontevedra (Norte) – Poio donde se coge la PO-308 dirección Sangenjo (Sanxenxo). Es el municipio colindante con Meaño, Meis, Pontevedra y Sangenjo, ofrece una rica fusión de montaña y mar.

Cuenta con una superficie aproximada de 33,93 kilómetros cuadrados, su pico más elevado es Monte Castrove que cuenta con 667 metros sobre el nivel del mar desde el cual se divisan estupendas vistas de las rías de Pontevedra y Arosa. También destacan el Alto de Raxó y Samieira.

El municipio, que tiene una superficie de 33,93 km², cuenta según el padrón municipal para 2014 del INE con 16.794 habitantes y una densidad de 494,96 hab./km².

Localidades por parroquias.

  • Combarro (San Roque):

La Armada, Chancelas, Chousa, Cidrás, Combarro, La Costa, Tarrío, Xuviño.

  • Poyo (San Salvador):

Anafáns, Andurique, La Barca, La Caeira, Encoirados, A Lagoa, As Laxes, Lourido, O Mato, Oliveira, Poio de Arriba, Porteliña, Portosanto, Sineiro, Valiña, O Vao, Viñas.

  • Poyo (San Juan):

Albar, Arís, A Banda do Río, A Bouza, Campelo, O Casal, Casalvito, El Convento, Coruja, A Escusa, O Esperón, O Estanco, Fontenla, Fragamoreira, A Freixa, Liñares, Muíño, Orgo do Monte, O Pereiro, Rial, Riomouro, San Martín, O Sartal, A Seara, A Seca, A Ucha, Villanueva, Vilar, Vilariño, La Zapata.

  • Raxó (San Gregorio):

Caneliñas, Espedregada, La Iglesia, A Lameiriña, O Outeiro, Portería, La Playa, O Rego, Serpe, Terra da Pedra, Valdemós.

  • Samieira: (Santa María)

Arén, Cueva de Laje, O Covelo, La Iglesia, As Laxes, Pedreisón, Publicada, O Pumar, Riodama, Seimorzáns, Tarrío, Teinogueira.

Poyo es una ciudad dormitorio de Pontevedra, que está creciendo bastante debido a su proximidad al centro urbano (solo el río Lérez separa los dos municipios). Especialmente la parroquia de San Salvador es la que más engorda su censo.

En Poyo encontramos tres diferentes puertos Campelo, Combarro y Raxó. A pesar de esto el turismo es la principal fuente económica, dentro del mismo municipio se puede visitar el Museo Monasterio de San Juan, el Conjunto Histórico Artístico de Combarro, y playas como las de Samieira, Raxó, Chancelas o Lourido.

En cuanto a la descripción heráldica del escudo del municipio de Poyo, solamente encontré en la página de la Wikipedia, de donde está sacada toda esta información una descripción que os dejo a continuación:

Escudo municipal de Poio (Pontevedra): De oro, una palmera de sinople, terrazada del mismo color, y cargando sobre ella un Agnus Dei, echado sobre un libro de gules, con los siete selos, de oro, fileteados de sable, colgantes con una cinta, de azur. El Agnus Dei, con estandarte de plata con la cruz latina, de sable. Al timbre, corona real. Decreto núm. 2308/1974 de 20 de Julio del Ministerio de Gobernación. Diputación de Pontevedra.

El dedal que os enseño en esta entrada fue comprado en una de las tiendas de recuerdos que podemos encontrar en la zona vieja de Combarro, concretamente en una tienda cuyo nombre es “Artesanía Dorna. Regalos“, en la que podemos encontrar diferentes tipos de regalos y licores.

(05/12/2015)

274. Dedal VIGO // VIGO´s Thimble

PicsArt_10-29-07.27.44

Dedal con el escudo de Vigo. Pontevedra.

 

Después de unos días sin actualizar el blog por motivos personales, aquí vuelvo a traeros un nuevo dedal. Esta vez le ha tocado el turno a otro de los dedales de la ciudad pontevedresa de Vigo que tengo en mi colección desde hace algún tiempo. Es un dedal de porcelana en el que tenemos representado el escudo de la ciudad olívica.

Vigo es una ciudad y un municipio de España, perteneciente a la provincia de Pontevedra, situada en la comunidad autónoma de Galicia, al noroeste de España. Es conocida como la ciudad olívica.

Es el municipio más poblado de Galicia y el decimocuarto de España (siendo la ciudad no capital de provincia más poblada de España), con 294.997 habitantes empadronados en el año 2014, de los cuales 200.832 lo estaban en la ciudad de Vigo, capital municipal, situada en el extremo norte del municipio; los restantes 93.971 habitantes se distribuyen en 16 parroquias periurbanas y una parroquia rural, que albergan una elevada densidad de población; el conjunto del municipio cuenta con una densidad poblacional de 2.726,43 hab/km² en un término municipal de 109,06 km² en el cual se incluye el archipiélago de las Islas Cíes.

Vigo —del latín VICVS, aldea (romana), en contraposición al castrum prerromano indígena sobre el vicus—

Vigo está situada en la parte occidental de la provincia de Pontevedra, de la que forma parte como municipio costero de las rías Bajas, y que limita al norte con la ría de Vigo, al noreste con el municipio de Redondela, al este con el de Mos, al sur con los municipios de Porriño y Gondomar y al suroeste con el de Nigrán. Al otro lado de la ría, y justo enfrente de la ciudad se encuentran las villas de Cangas y Moaña, a 5 y 3,6 km de distancia, respectivamente, que forman parte del área metropolitana de esta ciudad. Se enclava en la comarca histórica del Valle del Fragoso, cuyas tierras ocupa actualmente el término municipal de Vigo, que forma parte, además, de la Comarca de Vigo, junto con otros diez ayuntamientos de su área metropolitana.

La ciudad de Vigo se extiende en dirección noreste-suroeste en la orilla sur de la ría homónima, a los pies del cerro llamado Monte del Castro, al que acabó rodeando completamente debido al crecimiento urbano.

El término municipal ocupa todo el Valle del Fragoso, antigua vega agraria hoy transformada en zona periurbana, vertebrado por el río Lagares y encerrado por las estribaciones del monte de Penide, del monte de Cela, de los montes de Fragoselo y de Serra do Galiñeiro, donde se alcanza la altitud máxima de Vigo (Pico do Galiñeiro, 690 metros). Se trata pues de una amplísima cuenca o valle bordeada de sierras y montes de mediana altura y una estrecha franja litoral de 20 kilómetros de largo. La ciudad primitiva ocupaba las terrazas que bajaban por las laderas norte y oeste del Monte del Castro hasta el mar, pero el descomunal crecimiento demográfico experimentado por la ciudad durante el siglo XX hizo que el núcleo urbano creciera hacia el valle y a lo largo de la orla costera.

En el dedal que os quiero enseñar hoy podemos observar el escudo de la ciudad olívica, que es sobre lo que va a tratar la entrada de hoy. A continuación, os dejo información sobre este:

El escudo de la ciudad de Vigo se encuentra regulado por un acuerdo de su Ayuntamiento aprobado el 7 de abril de 1987. La descripción del escudo tal y como aparece en la norma que lo regula es la siguiente:

En campo azul claro, un castillo de base cuadrada terminado en una torre almenada, todo en oro, en la puerta baja una puerta con arco de medio punto, dos ventanas cuadradas en el cuerpo medio y dos troneras, también cuadradas en la torreta. En la parte izquierda del castillo hay un olivo de sinople con tronco marrón. Todo en una isla sobre un mar de seis franjas ondeantes de azul marino.

Una bordura de gules separada por una pequeña cinta blanca.

Al timbre, una corona real cerrada de oro.

Una cinta de divisa en plata y como lema “Fiel, Leal, Valerosa e Sempre Benéfica Cidade de Vigo” (“Fiel, leal, valerosa y siempre benéfica Ciudad de Vigo“), en negro.

Históricamente Vigo estuvo sujeta a la jurisdicción de la Iglesia compostelana, esta circunstancia explica que en el escudo más antiguo de la ciudad del que se tiene noticia figurase, junto a un castillo, una “vieira” o venera jacobea. Finalizada la Guerra de la Independencia se decidió sustituir la vieira o venera, ya que Vigo había dejado de pertenecer a una jurisdicción eclesiástica, por un olivo ya que junto a la iglesia colegial de esta ciudad existía un ejemplar de esta especie que fue considerado emblemático y en el nuevo continente se conocía a Vigo como “la ciudad del olivo”. Desde aquella época en el escudo de la ciudad de Vigo figuró un castillo rodeado por una corona formada por dos ramas de olivo. Este olivo representa la victoria y la fortuna, y fue tan representativo que Vigo llegó a conocerse como la ciudad olívica.

La versión actual del escudo es una copia del que adornaba la fuente de Neptuno que estuvo situada en el pasado en la Puerta del Sol. En 1917 Marcelino Domínguez Elías, cronista de la ciudad, expuso en el Boletín de la Real Academia Gallega la conveniencia de establecer como modelo oficial del escudo, la versión que continúa estando vigente en la actualidad.

Es frecuente que en el escudo no figuren la bordura, la cinta blanca ni la divisa a pesar de la norma que lo regula establece su uso.

Este dedal fue comprado en una de las tiendas de souvenirs que podemos encontrar en el Mercado da Pedra de la ciudad de Vigo.

(28/10/2015)