255. Dedal LA CORUÑA // LA CORUÑA´s Thimble

PicsArt_11-15-03.46.17

Dedal “Paseando por La Coruña”.

El dedal que os quiero enseñar hoy es un dedal de la serie “Paseando por…“, de la que ya os enseñé otros dedales de otras ciudades en entradas anteriores. En este dedal de porcelana podemos ver una panorámica con diferentes monumentos de la ciudad de La Coruña como los que a continuación os comento.

Tranvía.

La Compañía de Tranvías de La Coruña, S.A. es la principal compañía de transporte público de la ciudad de La Coruña. Opera el servicio de autobuses urbanos y tranvías de la ciudad.

Los inicios del siglo XX fueron una época de novedades para los coruñeses. Una protesta que impidió el traslado de la Capitanía General a León y la inauguración del cine mudo en el Teatro Rosalía dan idea de la gran importancia que tenía para la población el contar con un medio de transporte colectivo.

Así pues, el 1 de enero de 1903, la ciudad pudo festejar la apertura de la primera línea de tranvía, aún tirado por mulas, entre Puerta Real y la estación de ferrocarril, con ramales a Riazor y Cocheras.

No obstante, en 1906, la Compañía de Tranvías que ya gestionaba el servicio, se ve obligada a bajar las tarifas, medida que no consigue frenar su decaimiento, y, tras recibir ofertas de adquisición desde Zaragoza, Bilbao y Florencia, una compañía belga se hace con la gestión en 1907. En este tiempo se instala la doble vía en los Cantones para de evitar las esperas forzosas en los cruces, y comienzan las obras del ramal Travesía de la Primavera (hoy Alcalde Marchesi) – Puente de Monelos. Dos años después, la gestión de los belgas deriva en quiebra y la Compañía de Tranvías recupera el control del servicio.

Hacia 1911 se inician los primeros proyectos de electrificación del tranvía, aprobados por noventa votos contra diez, que sustituirán completamente a la tracción animal en 1913. En esos momentos, la flota de mulas alcanzaba la cincuentena.

En 1915 se comienza a construir la línea hasta Sada, que llevaban reclamando los coruñeses desde hacía más de diez años, que será inaugurada en 1922. En 1916, Pedro Barrié de la Maza, hasta ahora miembro del consejo de administración de la Compañía, accede a la presidencia. Poco después se inicia una huelga indefinida, en unos tiempos de gran conflicto en el movimiento obrero. En 1928, la línea de Sada se reforzará con dos nuevos tranvías con tecnología eléctrica Siemens.

El primer año de la Guerra Civil paraliza el servicio de tranvías, descendiendo notoriamente los beneficios de la Compañía. No obstante, pasada la guerra, se registraron los récords históricos de viajeros en tranvía, con más de 16 millones en 1947. La competencia de los autobuses y el aislamiento del país durante la posguerra, unido a la promoción del uso de material nacional, hizo pensar a las compañías españolas en sustituir los tranvías por trolebuses: ruedas de goma, mayor movilidad y energía eléctrica. La Compañía de Tranvías apostó entonces por este sistema, y el 26 de julio de 1948 circulaba el primer trolebús entre la Plaza de Pontevedra y Monelos.

Trolebuses y tranvías convivieron durante años. Sin embargo, debido a los costes de mantenimiento, entre 1949 (desaparición de la línea de tranvía de San Andrés) y 1962, el primero desplazará al segundo hasta su desaparición total.

En los años 1970, los trolebuses comenzaron a ceder su sitio a los nuevos autobuses, cuya primera línea se inauguró en 1965, entre la Plaza de Pontevedra y el Puente Pasaje. El petróleo es ahora el combustible de moda, y, el 5 de enero de 1979, el trolebús hizo su último viaje.

En la década de los 80, el número de viajeros empieza a descender por el impacto del vehículo privado y la empresa acomete las primeras reformas de líneas, que se completarán en 1989 con una importante reestructuración.

En los años 1990, el entonces alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez Vázquez, empieza a barajar la idea de recuperar el tranvía para recorrer el paseo marítimo. Y así, el 10 de mayo de 1997, inaugura el primer tramo del tranvía turístico entre el Castillo de San Antón y la Torre de Hércules. En 1999, se prolonga el recorrido del tranvía hasta la Fuente de los Surfistas, frente al Hotel Meliá María Pita, y en 2001, un tercer coche comenzó a prestar servicio por el Paseo Marítimo, registrándose un uso de 120.077 pasajeros en ese año.

En 2003, Tranvías de La Coruña celebra su centenario. Ese mismo año, se introduce un sistema de control por satélite de la flota.

Iniciativa del entonces alcalde Francisco Vázquez Vázquez, el proyecto para resucitar este medio de transporte comenzó su andadura en 1990 ligado al desarrollo del paseo marítimo. A mediados de la década, en diciembre de 1995, se inició la colocación de las vías en el dique de abrigo. Poco después, el pleno del Ayuntamiento aprobaba, con una inversión de 411 millones de pesetas, el proyecto de electrificación de la línea y la construcción de las cocheras y la subestación eléctrica en As Lagoas.

Tras una pausa de 35 años, en 1997, La Coruña recuperaba para uso turístico un emblemático medio de transporte.

El primer tranvía de la nueva época, el número 57 (proveniente de la antigua red de tranvías de Zaragoza, y que nunca llegó a utilizarse pero que se guardaba todavía en las cocheras de Monte Alto), desembarcó en el puerto de La Coruña el 23 de febrero de 1995 cedido por la Diputación de Zaragoza y por el coleccionista José María Valero para la exposición Ciudad y Futuro. Dos años más tarde llegaban los verdaderos protagonistas del renacer del tranvía, el número 32 y el número 27.

El actual tranvía coruñés realiza un trayecto mucho más corto que antaño. Doce kilómetros y medio suma el recorrido total desde Puerta Real hasta Las Esclavas, pero concentra en su paseo una buena parte de los monumentos y las mejores vistas de la ciudad Herculina.

La línea moderna empezó su todavía corta historia mirando a la ría y uniendo dos iconos coruñeses, el Castillo de San Antón y la Torre de Hércules. Dos años después, en 1999, la vía se incrementó hasta los 9.058 metros de longitud con la primera ampliación, esta vez por la parte occidental de la ciudad hasta la playa del Orzán, con unas espectaculares vistas a todo el litoral. El trazado en activo de la línea se completó en 2000 con la unión del tramo inicial, en el Castillo de San Antón, y la zona del ParrotePuerta Real. Finalmente, en el año 2003 el recorrido llegó a la rotonda de Las Esclavas.

Torre de Hércules.

La Torre de Hércules es una torre y faro situado sobre una colina en la península de la ciudad de La Coruña, en Galicia. Su altura total es de 57 metros, y data del siglo I. Tiene el privilegio de ser el único faro romano y el más antiguo en funcionamiento del mundo. Es el tercer faro en altura de España, por detrás del Faro de Maspalomas (60 metros sobre el nivel del mar), y del Faro de Chipiona (62 metros sobre el nivel del mar). El 27 de junio de 2009 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La Torre de Hércules fue construida por los romanos como faro de navegación en el siglo I comprendida la construcción entre los reinados de Nerón y Vespasiano en función de los hallazgos de fragmentos de terra sigillata y vasos de paredes finas datables entre los años 40 y 80 de nuestra era. La inscripción al pie de la torre y las referencias documentales sobre la ciudad de Brigantium (La Coruña) revelan la existencia de un faro de la época de Trajano. En su base se encontró una piedra votiva con la inscripción en latín MARTI AVG.SACR C.SEVIVS LVPVS ARCHTECTVS ÆMINIENSIS LVSITANVS.EX.VO, lo que ha permitido identificar al arquitecto autor de la misma como Cayo Sevio Lupo, originario de Aeminium, hoy Coímbra, en Portugal.

La mención más antigua a la Torre se encuentra en el Historiæ adversvm Paganos de Paulo Orosio, escrito hacia el 415-417 d. C., que dice: “Secvndvs angvlvs circivm intendit, ubi Brigantia Gallæciæ civitas sita altissimvm farvm et inter pavca memorandi operis ad specvlam Britanniæ erigit” (“El segundo ángulo es de intención, donde se encuentra la ciudad en el más alto Galicia Farum Brigantes y uno de los pocos trabajan notable hasta el punto más alto de Gran Bretaña“).

La torre perdió, posiblemente, su uso marítimo durante la Edad Media al convertirse en fortificación. Fue en el siglo XVII (1682) cuando el duque de Uceda encargó la restauración arquitectónica al arquitecto Amaro Antune, que construyó una escalera de madera que atravesaba las bóvedas hasta la parte superior, donde se sitúan dos pequeñas torres para soportar los fanales. En el reinado de Carlos III se realizó la reconstrucción completa. La obra neoclásica se terminó en 1791 bajo la dirección de Eustaquio Giannini.

La torre era, antes de comenzar la reforma, un cuerpo prismático con base cuadrada; en el exterior presentaba un muro de piedra con dos puertas en la parte baja y ventanas asimétricas que la recorrían hasta el piso superior, y una mordiente helicoidal que llegaba hasta la parte superior. En su interior conservaba la vieja estructura romana, pero con escaleras de madera que pertenecían a la restauración de edificio, armonizándola en su decoración con marcos superiores de puertas y ventanas.

La fachada actual de la torre es el fruto de la remodelación neoclásica efectuada en el siglo XVIII. En el año 2007, fue elegida candidata para engrosar la lista de bienes culturales Patrimonio de la Humanidad. El 9 de septiembre de 2008 se hermanó con la Estatua de la Libertad de Nueva York y el día 25 de ese mismo mes con el Faro del Morro de La Habana, el más antiguo de América y uno de los emblemas de Cuba.

Plaza Mayor: Plaza María Pita.

Las medidas de la Plaza de María Pita son 112 m. por 99,50 m. Los 112 m. son los de los lados paralelos a la fachada del Palacio Municipal; los 99,50 m. son los que corresponden a los lados laterales del edificio del Ayuntamiento.

En la plaza hay dos mojones que señalan el paso de un meridiano por la ciudad; sus coordenadas son 8º y 23´oeste.

Nombres de la plaza:

  • 1859-1868: Plaza de Alesón
  • 1868-1874: Plaza de la Libertad
  • 1875-1876: Plaza del Derribo
  • 1876 – actualmente: Plaza de María Pita

En esta plaza podemos encontrar el Ayuntamiento de la ciudad.

Santa María del Campo.

La Colegiata de Santa María del Campo es un templo cristiano situado en el casco antiguo de La Coruña.

El templo es de origen románico tardío, con planta basilical de tres naves, y un ábside en la cabecera. También tiene algunas influencias góticas posteriores. Es de gran importancia la portada principal y su tímpano. Fue construido en el siglo XII.

Riazor.

La playa de Riazor es una playa urbana de la ciudad de La Coruña, situada en la Ensenada del Orzán. Cuenta con la Bandera Azul, distinción otorgada a las playas con las mejores condiciones ambientales e instalaciones. Su continuación hacia el noreste es la playa del Orzán.

Es una playa céntrica y por tanto muy concurrida, sobre todo en temporada alta.

Dispone de aseos, duchas, alquiler de tumbonas, vigilancia, servicio de socorrista, puesto de primeros auxilios, puesto de salvamento de la Cruz Roja, acceso para inválidos, aparcamiento (bajo el Paseo Marítimo), kiosko de prensa y múltiples cafeterías y bares con terrazas. No se permite el acceso a animales.

Paseo Marítimo de La Coruña.

El Paseo Marítimo, el más largo de Europa con más de 13 kilómetros recorre desde el Castillo de San Antón hasta el Portiño, envolviendo la ciudad.

Tiene carril bici, tranvía, carretera y calzada peatonal.

Llamativas farolas de inspiración modernista ocupan parte del Paseo Marítimo, sirviendo de soporte a 1.200 esmaltes de la artista Julia Ares, galardonada con varios premios, entre ellos, el Chairman Award del Royal Museum de Ueno en Tokio.

Cada farola está pintada de un intenso color rojo con cuatro esmaltes, alusivos a momentos de la historia coruñesa, teniendo en cuenta la zona en la que se hallan ubicadas. Así, los esmaltes situados por la zona de la Torre de Hércules están relacionados con los distintos aspectos del faro romano. En el entorno de la Hípica, el motivo artístico son los caballos; en la zona en la que se ubica la Casa de los Peces, ellos son los elementos destacados; mientras que las ubicadas frente a la Escuela de Bella Artes, los dibujos alegóricos versan sobre Picasso, alumno de esta escuela.

Este dedal fue comprado en una tienda de la ciudad de La Coruña cuyo nombre es Brigantium, esta tienda está situada en la Calle Franja de la ciudad, muy cerquita de la Plaza María Pita.

(14/11/2015)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s