92. Dedal MADRID // MADRID´s Thimble

Dedal dibujos Madrid.

Dedal dibujos Madrid.

En esta entrada os muestro otro de los dedales que me traje de mi último viaje a Madrid. Ya hace algún tiempo que le había echado el ojo mirando por internet y en algunas tiendas, pero cuando fui a buscarlo a la tienda donde lo había visto me encontré con que ya no les quedaba. Pero sin querer, paseando un día por la Gran Vía, me lo encontré en una de las numerosas tiendas que hay allí de recuerdos y ya dije… ¡me lo llevo!, y aquí está, mi dedal número 92.

Como podéis ver, es un dedal de porcelana, en el que aparecen unos chulapos dibujados, y también un jugador del Real Madrid C.F., junto al Estadio Santiago Bernabéu y en una tercera parte del dedal aparece también el Oso y el Madroño. Como de los chulapos ya os hablé en entradas anteriores y del Oso y el Madroño también, esta entrada la voy a dedicar a contaros un poquito sobre el Estadio Santiago Bernabéu. En la Wikipedia encontramos la siguiente información:

El Estadio Santiago Bernabéu es un recinto deportivo propiedad del Real Madrid Club de Fútbol, situado en pleno Paseo de la Castellana, en el distrito de Chamartín de Madrid. Se inauguró el 14 de diciembre de 1947 y su aforo actualmente es de 81.044. En 2007 el estadio fue catalogado por la UEFA con la máxima distinción, “estadio élite”.

El 22 de junio de 1944, el Banco Mercantil e Industrial concede un crédito a Santiago Bernabéu por mediación de Rafael Salgado, presidente de la entidad bancaria, para adquirir los terrenos colindantes al viejo Estadio de Chamartín (obra del arquitecto José María Castell). El 5 de septiembre de 1944 se eligió en el Palacio del Círculo de Bellas Artes la maqueta de los arquitectos Manuel Muñoz Monetary y Luis Alemany Soler como la estructura que dio forma al estadio. El 27 de octubre de 1944 se bendicen los terrenos y se pone la primera piedra.

El Estadio se inauguró el día 14 de diciembre de 1947 en un partido entre el Real Madrid Club de Fútbol y Os Belenenses de Portugal, bajo el nombre de Estadio Real Madrid Club de Fútbol —aunque siguió siendo conocido entre los aficionados como Chamartín, o Nuevo Estadio Chamartín—. El recinto poseía una capacidad de 75.145 espectadores, de los cuales 27.645 poseían asientos (7125 cubiertos) y 47 500 de pie (2000 cubiertos). Sabino Barinaga logró el primer gol en el nuevo estadio en ese partido inaugural que acabó 3-1 a favor del Real Madrid. En esa década el Real Madrid ganó dos Copas del Generalísimo (1946 y 1947).

La primera gran remodelación se dio en 1954. El 19 de junio de ese año se inauguró la ampliación del lateral de modo que el estadio podía acoger a 125.000 espectadores. Así, el coliseo madridista se convertía en el segundo estadio con más capacidad de Europa por detrás del Estadio de Wembley.

El 4 de enero de 1955, tras la Asamblea General de Socios Compromisarios, se decidió que el estadio adoptara el actual nombre en honor al presidente del club y artífice del estadio: Santiago Bernabéu. El 18 de mayo de 1957 el Real Madrid inauguró la iluminación eléctrica en un partido ante el Sport Club do Recife brasileño que finalizó con victoria local por 5-3 jugado por primera vez bajo horario nocturno para estrenar la iluminación artificial.

El fútbol se vivía ya como un deporte de masas y movía una gran cantidad de aficionados en todo el territorio español. Pero faltaba un importante acontecimiento que encumbrase la pasión que desataba el fútbol: la celebración de un campeonato del mundo de fútbol. El hecho se produjo en 1982, tras ser elegida España por la FIFA como sede en el año 1966, por lo que en el estadio se trabajó en una nueva gran reforma para engalanarlo para el importante acontecimiento de acoger la final de un deporte que comenzaba a ser un clamor en todos los continentes. El hecho fue muy celebrado, ya que históricamente, el organizador solía obtener una magnífica actuación en el campeonato. Sin embargo, esta vez no resultó así, obteniendo la selección española una discreta participación en la que no alcanzó ni siquiera la semifinales tras quedar eliminada en la segunda fase.

Había que adecuarlo a los nuevos tiempos y para ello se contó con los arquitectos Luis y Rafael Alemany y Manuel Salinas. Los hermanos Alemany eran hijos de Luis Alemany Soler, quien llevara a cabo la construcción del recinto junto a Muñoz Monasterio. Las obras duraron 16 meses y tuvieron un coste de 704 millones de pesetas, de los que el Madrid pagó 530 millones.

Las mejoras abarcaron varios puntos. En primer lugar, la FIFA obligaba a tener la mitad del aforo de asientos, de los cuales dos tercios debían estar cubiertos. Por esta razón se instaló una marquesina que cubría el perímetro del primer y segundo anfiteatro excepto en la zona del lateral Este. De este modo, la capacidad del estadio se vio reducida de 125.000 a 90.800 espectadores, de los cuales 24.550 estaban bajo el nuevo tejado. También se remodeló la fachada, se instalaron nuevos marcadores electrónicos en los fondos norte y sur, y se reestructuraron las zonas de prensa, vestuarios, accesos y zonas anexas.

A mediados de los años 80, la UEFA implantó nuevas normas de seguridad debido al incremento de la violencia en los estadios europeos. Por ello, se obligó a crear accesos independientes a las diversas localidades y a instalar asientos para todos los espectadores. La necesidad de compensar la pérdida de localidades de a pie por localidades de asiento hizo que, a principios de la década de los 90, el Santiago Bernabéu sufriera una gran ampliación y remodelación. La junta directiva de Ramón Mendoza encargó el proyecto a la empresa Ginés y Navarro Construcciones, S.A.

Las obras empezaron el 7 de febrero de 1992 y concluyeron el 7 de mayo de 1994, con un coste final de más de 5000 millones de pesetas, elevando sustancialmente la deuda del club, que además no tuvo ninguna ayuda institucional. La obra consistió en la creación de un tercer anfiteatro en el lateral Oeste y en los fondos, acoplándolo a la construcción existente por medio de módulos elevados por imponentes gatos hidráulicos.

En total se crearon 20.200 nuevas localidades, todas ellas de asiento, con una inclinación del 87%, garantizando así una perfecta visión y cercanía al terreno de juego. Además, para acceder al nuevo anillo, se erigieron cuatro torres en el exterior, dotada cada una de dos escaleras centrales y una rampa helicoidal.

Con la nueva estructura, la altura del estadio pasó de 22 a 45 metros, de modo que, durante el invierno, dos terceras partes del terreno de juego quedaban en sombra y el césped se deterioraba. Por esta razón, se instaló a 20 cm de profundidad una red de tuberías de polipropileno con más de 30 km de recorrido por la que circula agua caliente, evitando así las heladas del césped.

También debido a la nueva altura de la grada fue necesario mejorar e incrementar la potencia de la iluminación, y se instaló una protección retráctil sobre la cubierta de preferencia para que en caso de lluvia los espectadores se protejan. Tras la remodelación, el aforo del estadio fue de 106.000 espectadores.

Ya en el verano de 1998, bajo la presidencia de Lorenzo Sanz, el Estadio Santiago Bernabéu adaptó todas sus localidades a asiento, situando su capacidad en 74.328 espectadores.

Con la llegada de Florentino Pérez a la presidencia del Real Madrid, se puso en marcha el llamado “Plan Director del Estadio Santiago Bernabéu”, con un objetivo: mejorar la comodidad del estadio y la calidad de sus instalaciones, y maximizar los ingresos procedentes del estadio.

Para ello se invirtieron 127 millones de euros en cinco años (2001–2006), con mejoras entre las que destaca la ampliación y cubierta del lateral Este, la nueva fachada en la calle Padre Damián, nuevos vestuarios, nuevos palcos y zonas VIP, nuevo palco de honor situado en el lateral Este, nueva zona de prensa también ubicada en el lateral Este, nuevo sistema de audio, nuevos videomarcadores, nueva sala de trofeos, nuevos bares, colocación de calefacción en las gradas, ascensores panorámicos, nuevos restaurantes, escaleras mecánicas en las torres de acceso y la puesta en marcha del edificio multiusos en la calle Padre Damián, que cuenta con la mayor macrotienda de fútbol y con oficinas para el club.

Tras la ampliación del lateral Este y la creación de nuevos palcos, la capacidad del estadio Santiago Bernabéu era de 80.354 espectadores, todos ellos sentados. Para rentabilizar aún más el estadio, se creó el Tour del Bernabéu, en el que cualquier aficionado puede disfrutar de todos los rincones del estadio.

El 1 de mayo de 2002, día en el que se disputaba el partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones de la UEFA entre el Real Madrid y el FC Barcelona, el estadio fue objetivo de un ataque terrorista por parte de la organización terrorista ETA, sin que se tuviese que lamentar ningún tipo de daño humano o material.

El 12 de diciembre de 2004, en el transcurso de un partido de Liga entre el Real Madrid y la Real Sociedad, el estadio tuvo que ser desalojado tras un falso aviso a nombre de ETA, puesto que se había informado al diario Gara que se había colocado un artefacto explosivo en el “feudo blanco”. La evacuación se llevó a cabo en ocho minutos y fue un ejemplo de rapidez, orden y civismo.

En el año 2006 el Bernabéu pasa a ser el primer estadio telegestionado del mundo. Una vez más se convierte en un estadio pionero, como cuando instaló los marcadores electrónicos, y posteriormente los marcadores electrónicos en color, las pantallas gigantes, la calefacción bajo el césped, la calefacción en las gradas, etc.

El 4 de febrero de 2007, el estadio Santiago Bernabéu alcanzó los 1000 partidos de liga disputados; no obstante, el equipo “merengue” no pudo celebrar dicha efeméride, ya que perdió contra el Levante por 0–1.

Además, la última revisión de la UEFA el 24 de octubre de 2007, con motivo del partido de la Liga de Campeones contra el Olympiacos F.C., sirvió como paso definitivo en los trámites que se estaban llevando a cabo para darle al Santiago Bernabéu la categoría de “estadio de élite” o “estadio cinco estrellas” y así, el 14 de noviembre de 2007, un mes antes de la celebración del 60º aniversario de la inauguración del estadio, la UEFA comunicaba oficialmente al club dicha denominación de “estadio cinco estrellas”.

El 12 de septiembre de 2010, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, en Asamblea General Ordinaria, prometió crear “un sistema de cubrición de gradas” en el coliseo blanco. En verano de 2011, se acometen las obras de ampliación del graderío del Primer Anfiteatro, que dan como resultado la ampliación del aforo en 800 localidades. La capacidad del estadio pasa a un total de 81.044 espectadores.

El 12 de febrero de 2012 el jugador portugués Cristiano Ronaldo consigue marcar el gol nº 4000 del Real Madrid en competición oficial en este estadio. Fue el tercer gol conseguido por ese jugador en el mismo partido, un encuentro correspondiente a la jornada 24 de la liga que terminó con el resultado de 4-2 frente al Levante U. D., siendo el Santiago Bernabéu el estadio con mejor promedio de goles del equipo local en el fútbol español. Asimismo, el 8 de mayo de 2013, el club cumplió 1200 partidos marcando como local en Liga, siendo la temporada 1986-87 la que más partidos anotando obtuvo el equipo con un total de 21.

Tras la asamblea de compromisarios de 2011 donde mediante la resolución del Tribunal de Justicia Superior de Madrid, se aprobó la idea de renovar el estadio, y se dio luz verde al proyecto de ampliación y remodelación del estadio, que se espera que esté finalizado para el año 2016. El proyecto consiste en la ampliación del aforo en 8.000 localidades, el revestimiento del estadio, y la creación de zonas verdes, un hotel, un centro comercial, y varios estacionamientos.

En la asamblea de compromisarios 2012 fueron presentadas las cuatro propuestas de nueve estudios de Arquitectura distintos de manera conjunta. Los trabajos, presentados por los estudios Herzog & de Meuron/Rafael Moneo, Norman Foster (Foster and Partners)/Rafael de la Hoz Arquitectos, Populous/Lamela Foundation y GMP Architekten/L35 Architects/Ribas&Ribas, siendo éste último trío asociativo el seleccionado para acometer las obras de remodelación en 2014, con una estimación aproximada de tres años de duración.

En el 2013 se anunció el proyecto de renovación del Santiago Bernabéu que cambiará el aspecto de este en los próximos años. El proyecto conjunto de GMP Architekten, Ribas&Ribas y L35 fue el ganador del concurso de proyectos para el rediseño del estadio. Actualmente el proceso se encuentra paralizado a la espera de una investigación de la Comisión Europea.

Aún hay otro dedal de este mismo modelo, que próximamente espero poder conseguirlo.

(13/02/2015)

91. Dedal O CEBREIRO // O CEBREIRO’s Thimble

Dedal del Santuario de O Cebreiro. Lugo.

Dedal de la Iglesia de O Cebreiro. Lugo.

En esta ocasión, os voy a mostrar el otro de los dedales que compré cuando fui a la nieve al pueblo de O Cebreiro. Es un dedal de barro, en el que podemos observar una imagen de la Iglesia de Santa María.

El Cebrero (en gallego y oficialmente O Cebreiro) es una parroquia del municipio de Piedrafita del Cebrero, en la provincia de Lugo en Galicia. Pertenece a la comarca de Los Ancares Lucenses. En ella se sitúa la aldea de idéntico nombre, a 1330 metros sobre el nivel del mar de altitud, y que es el primer pueblo gallego del Camino de Santiago Francés. En su arquitectura destacan las pallozas y la iglesia de Santa María (prerrománica, del siglo IX), que custodia un cáliz románico, datado en el siglo XII).

El templo consta de tres naves separadas por pilares y rematada en triple cabecera. La climatología ha influido en la escasez de vanos y el grosor de los muros. En el interior destacan la capilla de San Benito, dedicada a los monjes fundadores y la capilla del Milagro. Aquí están el Cáliz del Santo Grial en el que según la tradición se recogió la sangre de Cristo y también una famosa Talla de la Virgen. Conserva también la pila bautismal, a la izquierda de la entrada, de cuando todavía se celebraba el bautismo por inmersión. Al lado de esta iglesia se encuentra la Hospedería de San Giraldo de Aurillac construida sobre los restos del antiguo hospital de Peregrinos.

En los años posteriores al descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago se fundó este enclave en una hospedería que daba albergue a los peregrinos del Camino Francés. La fecha de la creación de este mesón-santuario probablemente ronde el año 863. Antes de su fundación posiblemente era un poblado de gente dedicada al pastoreo.

El Rey Alfonso VI de León, simpatizante de la Orden de Cluny, que es una reforma de la Orden Benedictina, decide poner en manos de las abadías francesas los principales lugares de la ruta jacobea. Por esto, la administración de O Cebreiro pasa a depender de los monjes de la Abadía de Saint-Geráud, de la ciudad francesa de Aurillac, que fundan un monasterio, el de Santa María Do Cebreiro, en el lugar en el siglo IX, motivo por el cual la hospedería se llama San Giraldo de Aurillac. En los años siguientes O Cebreiro es objeto de muchos privilegios por parte de la corona, como la donación de tierras o la excención de pago de tributos, por lo que se convierte en la localidad más importante de la Comarca durante la Edad Media.

En 1486, los Reyes Católicos inician una visita a Santiago de Compostela; a su regreso, los monarcas pasan por O Cebreiro y escuchan el relato del milagro eucarístico que allí decían que había sucedido y regalan al templo dos redomas de cristal para conservar las reliquias. Posteriormente, con la reforma de las órdenes religiosas españolas, y en un intento de impedir cualquier influencia de una casa extranjera en tierras españolas, los Reyes Católicos ceden la dirección de la zona al monasterio para que la convierta en su priorato. O Cebreiro mantuvo su auge hasta el siglo XVI, cuando empieza la decadencia del priorato, que culminará en el siglo XIX con la Desamortización de Mendizábal, produciendo la marcha de los monjes del monasterio.

El hecho que dio fama europea a esta localidad fue el famoso Milagro de la Eucaristía, o Leyenda del Santo Grial de Galicia. Por el año 1300 un hombre, Juan Santín, que vivía en un pueblo que distaba media legua de la iglesia de O Cebreiro, la aldea de Barxamaior, era tan devoto que no cesaba de ir a misa por la lluvia, el viento o el frío. Un día se desató una furiosa tormenta y el sacerdote de la Iglesia pensó que ningún fiel acudiría y por entrar solamente este fiel, para burlarse de él exclamó “¡Cuál viene este otro con una grande tempestad y tan fatigado a ver un poco de pan y de vino!” y dijo que su presencia “no había merecido la pena”. Dios, entonces, para castigar la falta de fe y caridad del cura, cuando estaba consagrando el pan y el vino, realizó el milagro de convertir la hostia y el vino en carne y sangre.

Este dedal, como el anterior dedal que os mostré en una entrada anterior, lo conseguí en una tienda del pueblo de O Cebreiro, que estaba situada justo enfrente de la Iglesia. El nombre de esta tienda es “Artesanía Grial. Artesanía, Productos típicos, Regalos“.

(08/02/2015)

90. Dedal ÁVILA // ÁVILA´s Thimble

Dedal porcelana Ávila.

Dedal porcelana Ávila.

Hoy os dejo una nueva entrada, de un dedal de la ciudad castellano leonesa de Ávila. Este dedal, es un dedal de porcelana que fue comprado en la tienda donde compré la mayor parte de los anteriores. El nombre de esta tienda es “Recuerdos del Nogal“, y podéis localizarla en la Plaza de la Catedral de Ávila. Este dedal fue un regalo de mi novio.

Ahora vamos a pasar a la descripción del dedal. En este dedal encontramos el nombre de la ciudad rodeando todo el dedal en dos colores, rojo y negro, alternado con diferentes dibujos de la santa patrona de la ciudad, Santa Teresa de Jesús, y dos de sus monumentos más importantes, la Muralla de Ávila y la Catedral del Salvador de Ávila. Como ya os he hablado de los tres dibujos que encontramos representados en el dedal en entradas anteriores, vamos a hacer un recordatorio de todos ellos:

  • Catedral del Salvador de Ávila. La Catedral de Cristo Salvador de Ávila es un templo de culto católico de la ciudad de Ávila, sede episcopal del mismo nombre, en Castilla y León. Fue proyectada como templo y fortaleza, siendo su ábside uno de los cubos de la muralla de la ciudad. Está rodeada de varias casas o palacios señoriales, siendo los más importantes el de los Velada, el del Rey Niño y el de Valderrábanos, los cuales tenían asignada la defensa de La Puerta de los Leales o del Peso de la Harina.
  • Santa Teresa de Jesús, patrona de Ávila. Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida como Santa Teresa de Jesús o simplemente Teresa de Ávila (Gotarrendura, o Ávila, 28 de Marzo de 1515 – Alba de Tormes, 4 de Octubre de 1582), fue una religiosa, fundadora de las carmelitas descalzas, rama de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo (o carmelitas), mística y escritora española. Doctora de la Iglesia católica. Junto con San Juan de la Cruz, se considera a Santa Teresa de Jesús la cumbre de la mística experimental cristiana, y una de las grandes maestras de la vida espiritual en la historia de la Iglesia.
  • Muralla de Ávila. La Muralla de Ávila es una cerca militar románica que rodea el casco antiguo de la ciudad de Ávila, de la provincia homónima, de la comunidad autónoma de Castilla y León. En la actualidad, el casco antiguo, la muralla y las iglesias situadas extramuros han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad. Las murallas son el símbolo universal y monumento más destacado que acoge la ciudad de Ávila. Su importancia se deriva por ser el recinto amurallado medieval mejor conservado de España y probablemente de toda Europa. Las murallas son un factor activo muy importante en la conformación del urbanismo de la ciudad e históricamente han participado en la distribución del espacio urbano entre los diversos grupos sociales que han habitado Ávila. La muralla representaba la separación entre el “espacio salvaje” y el “civilizado”. El campo, la tierra llana, vivían los campesinos que era la clase social más baja que mantenían a la ciudad. Sobre el campesinado recaía el 80 % de los costes de las infraestructuras urbanas, incluida la muralla cuyo mantenimiento reciba el nombre de el reparo de los muros. Según la tradición la dirección de la construcción de la muralla recayó en los dos maestres de geometría, el romano Casandro y el francés Florín de Pituenga. El estudio de la estructura defensiva señala que se trata de una construcción afín, en su morfología y poliorcética (arte de construcción de murallas y castillos) a las murallas del ámbito andalusí. El carácter militar de la muralla es eminentemente defensivo y se mantuvo aún con las reformas realizadas en el siglo XIV que la reforzaron. Es propiedad del Estado español y está gestionada por el ayuntamiento de Ávila. Algunos tramos, los que coinciden con algunos edificios como palacios e iglesias (entre ellas la catedral) son privados.

(14/02/15)

89. Dedal MADRID // MADRID´s Thimble

Dedal Puerta de Alcalá. Madrid.

Dedal Puerta de Alcalá. Madrid.

En la entrada de hoy, volvemos a repetir destino, ya que como ya os conté en otras entradas anteriores, de la ciudad de Madrid, es de la que más dedales tengo. Anteriormente, ya os mostré otro dedal parecido a este, era el mismo modelo de dedal, sólo que se trataba de un dedal de la Fuente Cibeles. El dedal que os muestro hoy, es un dedal de cerámica en el que vemos representada la Puerta de Alcalá. Este dedal lo conseguí en una de las numerosas tiendas que hay cerca de la Puerta del Sol.

La Puerta de Alcalá es una de las cinco antiguas puertas reales que daban acceso a la ciudad de Madrid. Se encuentra situada en el centro de la rotonda de la Plaza de la Independencia, diseñada por el urbanista Ángel Fernández de los Ríos en el año 1778. En el cruce de las calles de Alcalá, Alfonso XII, Serrano y Salustiano Olózaga, junto a las puertas del Retiro: Puerta de España, Puerta de la Independencia (entrada principal a los jardines del Retiro) y Puerta de Hernani.

La puerta daba acceso a aquellos viajeros que entraban antiguamente a la población desde Francia, Aragón o Cataluña. En la actualidad es una puerta monumental que se encuentra ubicada junto a la Fuente de Cibeles y el Parque del Retiro. Fue construida por mandato de Carlos III en sustitución de otra puerta anterior que existía ya desde el siglo XVI. El diseño y obra pertenece al arquitecto italiano Francesco Sabatini. Compitieron con Sabatini otros proyectos por parte de arquitectos españoles: Ventura Rodríguez y de José de Hermosilla, siendo finalmente elegido personalmente por el Rey el diseño de Sabatini.

Se trata de una puerta de estilo neoclásico y aspecto monumental similar a los Arcos de Triunfos romanos, se erigió mirando su exterior a oriente en el año 1778. La puerta ha sido posteriormente restaurada en cinco ocasiones en más de dos siglos de existencia, siendo la última a finales del siglo XX. La originalidad de su fábrica consiste en ser el primer arco de triunfo construido en Europa tras la caída del Imperio romano, siendo precursor de otros como el Arco de Triunfo de París y la Puerta de Brandeburgo en Berlín.

Ha sufrido desde sus comienzos diversas transformaciones urbanísticas en su entorno. Pasando de ser la frontera exterior de Madrid, a un centro turístico de obligado paso que aparece insertada casi en el medio de la misma ciudad. Este cambio se ha debido al ensanche del siglo XIX a lo largo del barrio de Serrano y la prolongación de la calle de Alcalá. Finalmente es desde 1976 considerado por el Estado Español como un Monumento Histórico-Artístico, extendiendo su categoría a la misma Plaza de la Independencia.

La puerta ya desde su ubicación final fue adquiriendo desde finales del siglo XVIII relevancia en el pueblo madrileño, y a finales del siglo XIX era ya uno de sus iconos más característicos que aparece en numerosas ilustraciones de la ciudad. Al ser uno de los monumentos más representativos, en su doble condición de mirada hacia el interior de la ciudad y al exterior de la misma. La Puerta de Alcalá ha servido como soporte para todo tipo de manifestaciones políticas y artísticas y en sus inmediaciones se han producido numerosos hechos históricos.

La Puerta fue construida mediante el empleo de dos tipos de piedra: sillería de piedra berroqueña para los elementos de sujeción estructural. La procedencia de las piedras graníticas es de las canteras de la zona de Colmenar Viejo, Alpedrete y Hoyo de Manzanares. Los elementos decorativos y ornamentales se desarrollaron en piedra blanca procedente de las canteras de Colmenar de Oreja: angelotes, escudos, armas, yelmos. Concretamente de calizas fosilíferas de characeas de cabonato cálcico de pureza al 99%. Estos dos elementos constructivos son muy habituales en la arquitectura madrileña de la época de finales del siglo XVIII. Por otra parte la cubierta de los frontones consiste en planchas de plomo. La fachada exterior mira al este, mientras que la interior lo hace al oeste. En el intradós del primer arco la Dirección General del Instituto Geográfico ha colocado una placa indicando que la altura sobre el nivel medio del mediterráneo en Alicante es de 658.6 metros.

La Puerta de Alcalá desarrolla su arquitectura en tres cuerpos, los dos laterales a inferior altura que el central. Entre sus tres cuerpos se reparten cinco vanos en total: tres con arco de medio punto, con claves acabados en sus dovelas con mascarones con formas de cabezas de león (lado oeste o interior) y sátiros (lado este o exterior), y dos laterales con arcos adintelados decorados sobre ellos con sendos pares de tarjetones con relieves de cornucopias cruzadas (lado oeste o interior) y motivos florales en forma de guirnaldas (lado este o exterior). Estos vanos centrales ya disponían, a los pocos años de su construcción, de rejas que se cerraban al tráfico todos los días al atardecer. En la actualidad pueden observarse los bujes sobre los que se soportaba y giraba este enrejado. Los otros vanos exteriores están destinados al paso de peatones. En planta el cuerpo central sobresale del de los costados.

La fachada exterior, aquella que mira hacia el este, presenta diez columnas de granito de Segovia adosadas. Todas ellas lisas y sin estrías. En la interior, la que mira hacia la ciudad, se sustituyen las seis exteriores por pilastras y sólo dos pares junto al arco central siguen siendo columnas. Todas ellas se apoyan sobre un zócalo. Los capiteles son de orden jónico y sobre ellos se apoya una cornisa. Son del mismo diseño que hizo Miguel Ángel para la fábrica del Capitolio en Roma. Se hicieron traer los modelos en la época para adaptarlos al diseño de la Puerta.

Los artistas principales de las decoraciones son dos: el escultor español Francisco Gutiérrez (escudos y angelotes del exterior) y el francés Roberto Michel (leones, cornetas y demás decoraciones del interior). Michel estuvo afincado en Madrid al servicio de los Borbones durante cerca de cuarenta años y su apogeo coincide con el reinado carolino. Gutiérrez y Sabatini posiblemente fueran amigos desde su estancia anterior en Roma. Se trata de los dos escultores que trabajaron anteriormente en la Fuente de la Cibeles. Es quizás esta la razón por la que se elige a estos dos escultores en detrimento de Felipe de Castro que era el principal escultor de la Villa en ese momento. Se sabe que la ornamentación comenzó a realizarse en los talleres de los respectivos talladores en el año 1773 y que en marzo de 1778, a pesar de haber acabado su labor, la mayoría de las piezas ornamentales se encontraban sin asentar en la cornisa de la Puerta.

Cabe destacar que algunos estudiosos de la Puerta de Alcalá mencionan que, al contrario que lo que es costumbre en los Arcos de Triunfo romanos, tal y como Chueca Goitia menciona, cabe destacar la ausencia del busto del rey Carlos III. Tampoco aparece mención explícita de algún hecho destacable de su reinado. Bien sea por inscripción latina o relieve grabado sobre la piedra granítica de la Puerta.

Sobre el vano central, en los áticos de ambas fachadas, figura en el frontón una inscripción en latín con el lema en tres líneas:

REGE CAROLO III
ANNO
MDCCLXXVIII

Sobre la inscripción exterior figura un escudo de armas real sostenido por la Fama (representada sin su característica trompeta) y el Genio en forma de niño. La trompeta era un atributo muy común en la fama, instrumento con el que se anuncia la manificiencia del Rey. Se desconoce si la trompeta de la Fama estaba en los diseños iniciales, o si simplemente se quitó posteriormente. El escudo era visible, por lo tanto a aquellos que entraban en la ciudad. El conjunto posee una similaridad con el conjunto escultórico que corona el sepulcro de Fernando VI en las Salesas Reales de Madrid. Se representan en el otro lado trofeos de guerra, pudiéndose observar armas antiguas entremezcladas con modernas. A pie de calle se puede observar penachos de cascos o morriones, las banderolas y estandartes desordenados que se suponen corresponden a un enemigo ya vencido. Estas representaciones alegóricas vienen a indicar el poder absoluto del rey entrante: Carlos III.

En la fachada interior, sobre los arcos laterales, figuran las cuatro virtudes cardinales representadas en cuerpos de niños: Prudencia, Justicia, Templanza y Fortaleza. Se creyó durante algún tiempo que las figuras correspondían a amorcillos, debido en parte a que estas Virtudes Cardinales se habían representado anteriormente con figuras femeninas (tal y como puede verse en el cuadro de Las Virtudes de Rafael). Los niños habían sido empleados habitualmente como elementos decorativos del barroco. Estas representaciones alegóricas hacen referencia a las virtudes destacables en Carlos III. Todos estos motivos ornamentales fueron tallados en piedra caliza de Colmenar, como las cornucopias, por el abulense Francisco Gutiérrez Arribas y su estilo más barroco contrasta con el estilo neoclásico de la puerta.

La Puerta de Alcalá muestra decoraciones en sus dos lados ligeramente diferentes, dependiendo de si el lado observado es el interior, o el exterior. El lado exterior mira al este y es considerado como tal debido a que era el lado que veía un viajante que accede a la ciudad, por el contrario la cara oeste es la que ve una persona que abandona la ciudad. El lado oeste es considerado como el interior. Carlos III quiso edificar la Puerta como un símbolo conmemorativo de su primera entrada en Madrid, a la vez que conseguía el embellecimiento de la ciudad por una de sus entradas principales. Los elementos decorativos del exterior fueron realizados por Francisco Gutiérrez, mientras que los del interior por Roberto Michel.

En los claves de los tres arcos de medio punto que miran al este se pueden observar unos mascarones en forma de cabeza de sátiros. Se consideraban antiguamente espíritus de los bosques en la Antigua Grecia. Cuando se representaban junto a motivos decorativos florales o frutales eran considerados como símbolo de fertilidad. Cabe pensar que un viajante de aquella época veía este lado al venir del campo, y es probable que se quisiera indicar la fertilidad de un nuevo rey. En los mascarones del lado interior se puede observar en las claves de los arcos unas cabezas de leones. Las cabezas vienen a indicar la soberanidad, la vigilancia constante y el mantenimiento de la paz.

Los tarjetones (de 3.34 metros por 1.67 de altura) ubicados en las partes superiores de los arcos adintelados puede observarse en el lado exterior unos motivos florales que refuerzan la idea de fertilidad ya descrita por las cabezas de sátiros. Este tipo de decoración era muy habitual en el barroco. En el lado interior se muestran las cornucopias como símbolo de abundancia.

La cara oeste de la Puerta es la primera que veían los que se adentraban en la ciudad, es por esta razón por la que Sabatini colocó un escudo real coronando el frontón de la Puerta. El escudo es sostenido por la Fama y ayudado por un niño. En el interior se puede ver un conjunto de armas diversas y escudos abandonados que aparentemente parecen torsos de guerreros recostados. El conjunto viene a indicar alegóricamente el esfuerzo pacificador del rey. La fachada interior que da a la ciudad es más sencilla y sobria que la exterior. Las columnas se transforman en pilastras.

Los niños que coronan la Puerta de Alcalá representan alegóricamente las cuatro virtudes cardinales. Fueron tallados por Francisco Gutiérrez. Algunos autores los denominan “ángeles de la paz”. Lo original de esta propuesta de Sabatini es que hasta entonces las virtudes se representaban con figuras femeninas adultas. No obstante, los niños (Puttos) habían sido empleados habitualmente como elementos decorativos del Barroco. En algunos casos los niños han perdido los atributos característicos para permitir distinguir con facilidad su origen.

En la representación de la Prudencia aparece el niño sujetando un espejo con su mano izquierda. Anteriormente el pintor italiano Rafael en 1511, en su representación de las Virtudes Cardinales, representa a la Prudencia en el centro del cuadro mirándose en un espejo, curiosamente soportado por un cupido. Los atributos que aparecen este cuadro, y sus cupidos parecen inspirar a Sabatini en el diseño de las cuatro virtudes de la Puerta de Alcalá. La Justicia se representa de tal forma que en la mano izquierda pende una balanza, mientras que en la derecha se yergue una espada desenvainada. El atributo de la balanza quizás haya desaparecido. La Fortaleza se suele representar alegóricamente con una columna, en este caso con sus armas correspondientes. Esta figura fue decapitada a comienzos del siglo XIX y se restauró en 1831. La Templanza es representada con un vaso en la mano, pero en este caso el niño lleva un estribo en su regazo. Algunos autores mencionan que es una lira.

Existen unas armaduras vacías ubicadas en el lado oeste obra del escultor francés Roberto Michel. Ramón Gómez de la Serna los define como armaduras vacías sin guerrero, colocadas en las perchas de la altura. Las armaduras parecen abandonadas, en forma de trofeos, en algunos casos erguidas debido a la presencia de un tronco. Todas ellas son alegoría de la exaltación de la paz. Algunos de los penachos y armaduras inspirarán posteriormente a los diseñadores de la Puerta de Toledo.

(13/02/2015)

88. Dedal ESPAÑA // SPAIN´s Thimble

Dedal torero, talla XL. España.

Dedal torero, talla XL. España.

En esta entrada os voy a mostrar el único dedal de España que tengo en mi colección por el momento. No soy muy dada a comprar dedales del país en el que vivo, pero este me llamó mucho la atención y al final, acabé comprándomelo. Es un dedal de talla XL, de resina, que nos representa a un torero.

España, también denominado Reino de España, es un país soberano, miembro de la Unión Europea, constituido en Estado social y democrático de derecho y cuya forma de gobierno es la monarquía parlamentaria. Su territorio está organizado en diecisiete comunidades autónomas y dos ciudades autónomas, además de cincuenta provincias. Su capital es la villa de Madrid.

Ahora vamos a saber algo más sobre los toreros. El torero es la persona que tiene mayor protagonismo en los espectáculos de las corridas de toros, se dedica a la tarea de quitarle la vida a los toros. Su tarea es conducir repetidamente las embestidas del toro de forma que resulte estéticamente vistosa, medirlo en la suerte de capote, dirigirlo a la pica, colocarle las banderillas, templarlo en la suerte de muleta y finalmente causarle muerte mediante la utilización de una espada llamada estoque de muerte. Antiguamente, al torero se le llamaba toreador y se refería a todo aquel que, a pie o a caballo, entraba a la plaza a lidiar con toros. Sin embargo el DRAE consigna hasta su edición de 1869 que toreador era el “que lidia los toros a caballo, a distinción del torero” y a partir de la edición de 1884 simplemente “el que torea”. La ópera Carmen (francesa) de 1857, propagó el término “Toreador” de una manera más global.

El torero tiene varias etapas de formación, obtenida por la práctica. La primera etapa es la de novillero, en la que se lidia novillos debido a su menor tamaño y fuerza, comenzando generalmente en festivales sin caballos, para luego pasar a novilladas con picadores de acuerdo a sus resultados. La segunda etapa es la de matador, donde el torero ha conseguido destreza suficiente para desarrollar con estilo y técnica todos los tercios de la lidia. Cuando un novillero logra, en teoría, los méritos necesarios para alcanzar el grado de matador, realiza una corrida especial denominada alternativa. La alternativa se puede conseguir en cualquier plaza de toros de primera categoría; sin embargo generalmente los matadores realizan una confirmación de su alternativa en plazas de particular tradición.

En España se conserva la tradición de realizar diversos espectáculos taurinos, tales como encierros o corridas de toros, que son seña de identidad de numerosas fiestas populares. as plazas de toros se distribuyen por categorías. Las diez de primera categoría son: Las Ventas de Madrid; Real Maestranza de Sevilla; La Misericordia de Zaragoza; la Plaza de toros de Valencia; La Malagueta de Málaga; la Plaza de toros Monumental de Barcelona; la Plaza de toros Monumental de Pamplona; Vista Alegre de Bilbao; la Plaza de toros de los Califas de Córdoba; e Illumbe de San Sebastián. Esta es una tradición que tiene muchos seguidores, sobre todo en la zona sur de España. A mi personalmente, no es una fiesta que me parezca de interés, ya que se juega con la vida de un animal, y creo que en cuanto a cultura hay otras tradiciones que deberían tener más auge que esta, pero de todas formas respeto opiniones.

Este dedal, lo conseguí en una tienda de regalos que se llama “Breogán Souvenir“, situada en la Plaza María Pita (plaza del Ayuntamiento de La Coruña), como otros dedales que ya os mostré en anteriores entradas.

(24/02/2015)

87. Dedal CHINCHÓN // CHINCHÓN´s Thimble

Dedal Vistas Chinchón. Madrid.

Dedal Vistas Chinchón. Madrid.

Hoy, el dedal que os muestro vuelve a ser otro dedal del pueblo madrileño de Chinchón. En este dedal podemos ver las mismas vistas que en el dedal anterior que os mostré en la otra entrada que hice con otro dedal de este pueblo, solamente que en este dedal estas vistas de la panorámica del pueblo están en color. Es un dedal de porcelana, y en él podemos ver:

  • Torre del Reloj.
  • Plaza Mayor de Chinchón.
  • Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.
  • Castillo de los Condes de Chinchón.
  • Parador/Convento de San Agustín.

Como ya os comenté en la entrada anterior, Chinchón es un municipio español que se encuentra en el sureste de la Comunidad de Madrid, en la comarca de Las Vegas, a cuarenta y cuatro kilómetros de la capital. Por no volver a repetir la misma información que ya os conté en la entrada anterior, en esta entrada vamos a hablar un poco de la historia del pueblo de Chinchón.

La especial condición geográfica de la vega del Tajuña debió propiciar los asentamientos humanos desde tiempos muy antiguos. Los restos más lejanos pertenecen al Neolítico y junto a El Salitral se encontró un poblado probablemente íbero o celtíbero.

Más tarde puede verse reflejada la presencia romana en las vías de comunicación y en el sistema de regadíos del Tajuña la influencia musulmana, que luego los cristianos consolidarían. Estas repoblaciones cristianas comenzaron en dicha zona cuando Alfonso VI de León tomó militarmente Toledo en el 1085 y esta plaza sirvió de bastión para coordinar la conquista de las fortalezas que permanecían en manos almorávides.

Hasta 1480, momento en que se convierte en señorío concedido a los marqueses de Moya, Andrés Cabrera y Beatriz de Bobadilla, este territorio rendía cuentas a los concejos y arzobispados de Segovia y Toledo. En esta época, y en reconocimiento de los marqueses al apoyo militar a la causa de Isabel en su lucha por el trono de Castilla, fueron concedidos 1.200 vasallos y un extenso territorio al sur de la jurisdicción de Segovia que incluía el término de Chinchón. Fue entonces cuando se construyó el castillo de Chinchón, de estilo renacentista.

En 1498 los aldeanos de Chinchón se “mudaron” a lo alto de la colina más próxima debido a una infección de mosquitos dando lugar con ello una reconstrucción total del pueblo. De ahí se puede observar que la Plaza Mayor es irregular debido a que en esa época las plazas mayores era irregulares y alrededor de las casas al principio se guardaba el ganado para que los ganaderos que vivían en la Plaza Mayor pudiera verlo sin salir de su casa (desde el balcón). Gracias a ello evolucionó y con ello es obvio decir que el ayuntamiento era una antigua casa de un ganadero que se compró en su tiempo para una sala de reunión del pueblo para debatir los problemas del pueblo

En 1520, los comuneros atacaron el castillo del vasallo de Carlos V y lo destruyeron. La reconstrucción la dirigió don Fernando Cabrera y Bobadilla I, Conde de Chinchón. En 1706, como consecuencia del apoyo del pueblo a la causa de Felipe V, las tropas del archiduque Carlos causaron graves destrozos en el castillo. Mientras tanto, el pueblo había ido creciendo en importancia, los edificios barrocos son de este período, y la Plaza Mayor se consolidaba como centro del poder público.

En 1638, las propiedades de la corteza de la quina fueron descubiertas por la Condesa de Chinchón (esposa del Virrey, Luis Fernández de Cabrera), en Perú, cuando observó que los curanderos nativos la empleaban para tratar las fiebres, pero las referencias a las propiedades curativas de la quinina y su exportación habían comenzado tiempo atrás. El nombre científico cinchona se refiere directamente a la Condesa (Linneo transcribió el sonido español ‘chi’ a la manera italiana: ‘ci’, lo cual era frecuente en la época)

En 1738, el condado pasó, por compra, a manos de la casa de Borbón y Farnesio, y un año más tarde se le otorgó a la Villa el título de “Muy Noble y Muy Leal” en reconocimiento a su fidelidad en la guerra de Sucesión. La declaración de bien de interés histórico-artístico y el título de ciudad otorgado por Alfonso XIII marcan el Chinchón actual, que sigue aumentando su peso en la producción agrícola de calidad, combinándolo con su cada vez mayor interés turístico.

En 1974, Chinchón fue declarado Conjunto Histórico Artístico.

Este dedal lo conseguí en una tienda del pueblo de Chinchón, que se llama “Artesanía Cosas Buenas del Pueblo“. Había dos tiendas con este mismo nombre, en las que vendían souvenirs del pueblo en una calle cerca de la Plaza Mayor.

Aquí os dejo un enlace para que podáis acceder a saber algo más sobre este pueblo: http://www.ciudad-chinchon.com/

(15/02/2015)

86. Dedal VIVEIRO // VIVEIRO´s Thimble

Dedal Escudo de Viveiro. Lugo.

Dedal Escudo de Viveiro. Lugo.

En esta entrada, os voy a mostrar un dedal que conseguí este fin de semana pasado, cuando nos acercamos a Viveiro a dar un pequeño paseo. Es un dedal de porcelana con una pegatina del escudo del municipio, y en la parte trasera presenta una imagen de un Marinero.

Vivero (en gallego y oficialmente desde 1982, Viveiro) es un municipio y una ciudad española, situado en la provincia de Lugo, en la comunidad autónoma de Galicia. Asimismo, está situado dentro de la comarca de La Mariña Occidental, de la cual es su capital. En ella encuentra su sede el partido judicial número 6 de la provincia.

Su término municipal está ubicado en la región costera conocida como La Mariña, ocupando una superficie de 109,3 km2. Este territorio se sitúa en el valle formado por el río Landro, que extiende por el sur desde los piedemontes de la sierra del Gistral, y que desemboca al norte en la ría de Vivero, que es una de las rías pertenecientes a la región de las Rías Altas, que desembocan al mar Cantábrico.

Vivero es el tercer municipio más poblado de la provincia, por detrás de Lugo y de Monforte de Lemos. A su vez, es el término municipal más poblado de la comarca, así como el centro de influencia de los municipios limítrofes. La población se concentra en tres núcleos principales: Vivero, Covas y Cillero, aunque el crecimiento urbanístico tiende a la unificación de los tres núcleos.

Los primeros asentamientos en la zona de Vivero datan de la Edad del Hierro, como lo atestiguan los numerosos yacimientos arqueológicos celtas existentes. A partir de los siglos XII y XIII, Vivero empezó a tomar especial relevancia, con la pujanza de la villa medieval. Vivero dispone de un variado catálogo patrimonial, en el que destacan sus monumentos históricos de tipo civil y religioso, su patrimonio artístico-cultural y su patrimonio natural. Asimismo, sus diversas festividades de interés turístico atraen numerosos visitantes a la ciudad, entre la que destaca la Semana Santa de Vivero, considerada como Fiesta de Interés Turístico Internacional, así como la Rapa das Bestas de Candaoso y la Romería de Naseiro, estando estas dos últimas consideradas como Fiestas de Interés Turístico Nacional. Títulos.

Vivero ostenta la categoría histórica de ciudad, con los títulos de “Muy Noble y Muy Leal” y con tratamiento de “Excelencia” para su ayuntamiento. El ayuntamiento de Vivero, en sesión del 18 de junio de 1891, solicitó al Ministro de Gobernación la concesión del título de ciudad y el tratamiento de “Excelencia” para el ayuntamiento, basando esta súplica:

“[…]en los notables hechos que registra la historia de Vivero y en los eminentes servicios que a la Patria y a la Monarquía prestó esta antigua e importante villa real.”

El 30 de junio de 1891, la reina regente María Cristina, accedió a la petición título de Ciudad y tratamiento de Excelencia, por medio de un Real Decreto promulgado en la citada fecha en Aranjuez, títulos que todavía conserva. Escudo. El escudo heráldico municipal de Vivero se compone de los siguientes elementos:

El escudo de Vivero trae por armas, en el campo de gules, un puente de plata de cinco arcos, mazonado de sable, sostenido de fajado-ondeado de plata y azur, y sumado de león de oro coronado de lo mismo, y acompañado de cinco custodias de oro, con la sagrada forma de plata, puestas tres en jefe y una en cada flanco. Al timbre, corona real cerrada. E. Chao Espina.

La más antigua representación de estas armas (pero sin corona) está esculpido en el Castillo del Puente o Puerta de Carlos V, monumento de arte plateresco cuya construcción se terminó en el año 1554. En este edificio, las armas del emperador Carlos V están acompañadas a la derecha por la de Galicia, y a su izquierda por las de Vivero.

Este dedal lo conseguí en una tienda de la calle Pastor Díaz, cuyo nombre es Bazar Cociña.

(07/03/2015)

85. Dedal ÁVILA // ÁVILA Thimble

Dedal murallas de Ávila.

Dedal murallas de Ávila.

El dedal que os muestro en la entrada de hoy, vuelve a ser otro dedal de la ciudad castellano leonesa de Ávila. En este dedal de porcelana podemos observar uno de los grandes monumentos que rodean la ciudad de Ávila, sus murallas. Así que, en esta ocasión la entrada va a estar centrada en solamente información sobre ésta. En la Wikipedia encontramos la siguiente información:

La Muralla de Ávila es una cerca militar románica que rodea el casco antiguo de la ciudad de Ávila, de la provincia homónima, de la comunidad autónoma de Castilla y León.

En la actualidad, el casco antiguo, la muralla y las iglesias situadas extramuros han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad. Las murallas son el símbolo universal y monumento más destacado que acoge la ciudad de Ávila. Su importancia se deriva por ser el recinto amurallado medieval mejor conservado de España y probablemente de toda Europa.

Las murallas son un factor activo muy importante en la conformación del urbanismo de la ciudad e históricamente han participado en la distribución del espacio urbano entre los diversos grupos sociales que han habitado Ávila. La muralla representaba la separación entre el “espacio salvaje” y el “civilizado”. El campo, la tierra llana, vivían los campesinos que era la clase social más baja que mantenían a la ciudad. Sobre el campesinado recaía el 80% de los costes de las infraestructuras urbanas, incluida la muralla cuyo mantenimiento reciba el nombre de el reparo de los muros. Según la tradición la dirección de la construcción de la muralla recayó en los dos maestres de geometría, el romano Casandro y el francés Florín de Pituenga. El estudio de la estructura defensiva señala que se trata de una construcción afín, en su morfología y poliorcética (arte de construcción de murallas y castillos) a las murallas del ámbito andalusí. El carácter militar de la muralla es eminentemente defensivo y se mantuvo aún con las reformas realizadas en el siglo XIV que la reforzaron.

Es propiedad del Estado español y está gestionada por el ayuntamiento de Ávila. Algunos tramos, los que coinciden con algunos edificios como palacios e iglesias (entre ellas la catedral) son privados.

La muralla tiene un perímetro de 2516 m, 2500 almenas, 88 cubos o torreones y 9 puertas. Ocupa una superficie de 33 hectáreas y conforma un rectángulo orientado de este a oeste. Sus muros tienen 3 m de grosor y 12 de altura. Para su trazado se aprovechó los desniveles del terreno y no se construyeron ni taludes ni contrafuertes

Existe una poterna, cegada, en la zona del Alcázar (hoy desaparecido). También hay un portillo cegado en la zona de muralla correspondiente al palacio de los Dávila, el llamado Portillo del Obispo que unía la catedral con el barrio donde vivan los clérigos y cerrado en 1518 por una serie de escándalos y alborotos. De las 9 puertas mencionadas, las dos más impresionantes por sus defensas son la del Alcázar y la de San Vicente. Ambas están situadas en el lienzo este, sobre terreno llano, y por tratarse de la zona de más fácil acceso y por tanto más expuesta al ataque es la mejor fortificada del recinto.

Para su construcción se reaprovecharon materiales procedentes de la necrópolis romana, construcciones civiles así como de las viejas murallas romana y visigótica. La piedra es granito gris y negro, dependiendo del origen de la misma. También se utilizó el ladrillo, el mortero, la cal.

Aunque desde la conquista romana de la ciudad existiera una muralla o cerca, la actual muralla data de la segunda mitad del siglo XII. Esta cronología está basada en su morfología y en diferente documentación. La muralla romana debía de ser de un perímetro inferior, esto está basado en que las murallas de León tenían un perímetro de 1700 m y esa ciudad era más importante que Ávila. De todas formas Rodríguez Almeida demostró, entre otras cosas, la existencia de dos sectores originales de la muralla romana primitiva, encajadas en el cuerpo de la muralla construida en la Edad Media en el Arco de San Vicente.

Puertas y elementos relevantes.

La muralla tiene nueve puertas, llamadas coloquialmente arcos:

  1. La Puerta del Alcázar o del Mercado Grande, donde tuvo lugar el destronamiento figurado del rey Enrique IV de Castilla, episodio conocido como la Farsa de Ávila.
  2. La Puerta de la Catedral, de los Leales o del Peso de la Harina, abierta en el siglo XVI.
  3. La Puerta de San Vicente.
  4. El Arco del Mariscal, recibe ese nombre en recuerdo de Álvaro Dávila, Mariscal del rey Juan II de Castilla, que subvencionó su construcción.
  5. El Arco del Carmen o de la cárcel, se abre entre dos torreones de sección cuadrada. Fue restaurado en los siglos XIV y XVI.
  6. La Puerta de la Mala Dicha, de la mala Ventura o popularmente arco de los Gitanos, por la que se accedía al barrio judío.
  7. La Puerta de la Santa o de Montenegro, por la que se accede a la casa de Santa Teresa.
  8. La Puerta del Rastro de Grajal o de la Estrella, que posee un arco del siglo XVI.
  9. La Puerta del Puente, restaurada en los siglos XV y XVII.

En cada una de las nueve puertas de la muralla hay uno o varios palacios a los que estaba encomendada la defensa de cada puerta. Estas casas fueron construidas entre los siglos XV y XVI.

Puerta del Alcázar.

Es el elemento más solemne de toda la muralla. La puerta de conforma con dos grandes torreones unidos por un puente (elemento este singular y único entre las murallas europeas) que refuerza la defensa del acceso. Bajo el puente hay una serie de mensurones que sirvieron para apoyar un cadalso de madera o alguna pieza de la estructura del puente levadizo. Aunque hoy en día desaparecidos, contaba con un foso y una barbacana (pequeño muro que servía para evitar que las máquinas de asalto pudieran llegar a la muralla). En la restauración de 1907, realizada por Repullés, se le dotó de almenas, imitando la Puerta de San Vicente, aunque no existe documentación sino sólo algunas referencias que avalen que esta puerta contara con ellas en el pasado.

Puerta de San Vicente.

Muy similar a la Puerta del Alcázar está ubicada sobre la muralla romana. Las excavaciones arqueológicas efectuadas a su alrededor han dado testimonio de la existencia de una convivencia indígena y romana ya que en uno de los lados de la puerta, tallado en la roca madre, se ha hallado un verraco de piedra que forma parte de los restos de la muralla romana.

Cimorro de la catedral.

La catedral de Ávila se construyó entre los años 1160 y 1180 cuando se estaba construyendo la muralla. Su ábside, llamado en Ávila, cimorro, quedo entestado en la propia muralla siendo un elemento más del conjunto defensivo (está considerado el más fuerte). La parte externa del cimorro fue dotada de un forro que aumentó su carácter bélico a finales del siglo XIV ocultando los absidiolos. El cimorro posee un pasillo de ronda sobre un matacán corrido defendido por grandes almenas. Sobre esta se sitúan dos barreras almenadas más. El propio templo está integrado como un elemento más de la defensa contando con muchos elementos militares en él. La tradición dice que fue desde este lugar en donde se mostró a Alfonso VII, cuando era niño, a su padrastro, Alfonso el Batallador rey de Aragón y que los abulenses no se fiaban de él. El rey, molesto por la desconfianza mostrada, ordenó ejecutar a 60 rehenes. Este es el origen de la leyenda de Las Hervencias.

Torreón del Alcázar.

Es un resto del alcázar (fue demolido entre los años 1927 y 1930). Fue restaurado en 1907 por Repullés con un criterio muy discutido. Este torreón junto con el de la Esquina pudieron disponer de capiteles emplomados en el siglo XIV haciéndolas más altas que en la actualidad y dando satisfacción al representante del poder real que habitaba en el alcázar.

Torre de la Esquina o del Baluearte.

También perteneció al alcázar y era el lugar de vigilancia sobre el valle de Amblés. En la base del cubo se puede ver, a unos cinco metros de altura, una estela funeraria romana que está considerada como de las primeras piedras de la ciudad.

Lienzos y cubos de San Vicente.

En este tramo es donde los paños de la construcción defensiva tiene mayor altura, unos 15 metros, al haber sido levantados hasta la altura de los cubos en el siglo IV. En este tramo hay numerosos restos romanos embutidos en los muros.

Los lienzos son aquí más largos que en el resto de la construcción. Para mitigar la perdida defensiva que esto pudiera significar a mitad de cada lienzo se situaron matacanes. En esta parte la muralla traza una curva que todavía no tiene una explicación satisfactoria. Se cree que es debido a que en este lugar se hallaba la necrópolis romana.

Se inició su construcción a finales del siglo XI a instancias del rey Alfonso VI de Castilla, el cual encargó al conde Raimundo de Borgoña, marido de su hija la infanta doña Urraca, repoblar los territorios llamados “de nadie” y fortificar las ciudades de Ávila, Segovia, y Salamanca. Casandro Romano y Florín de Pituenga se ocuparon de la dirección de las obras que, según la historiografía tradicional, duraron nueve años, de 1090 a 1099. En 1596, el rey Felipe II de España realizó obras de restauración en la muralla.

Tan escasa duración de las obras no resulta, no obstante, creíble y numerosos investigadores han postulado diversas teorías sobre una edificación anterior, probablemente el trazado de un campamento militar romano, con el cual coincide en forma y proporciones; en cualquier caso, la muralla romana original tendría un perímetro inferior al actual, dado que la capital del centro y noroeste peninsular era León, con una muralla de 1.780 m, y en consecuencia la de Ávila no sería mayor. En apoyo de esta tesis se citan las numerosas piezas reutilizadas que proceden de un cementerio romano, en el lienzo -parte exterior que comprende el volumen de la muralla- del lado este: lápidas, cistas y cupas, así como otros hallazgos de las últimas excavaciones. Rodríguez Almeida ya demostró, entre otras evidencias, la existencia de dos torres originales de la primitiva muralla romana, empotradas en el cuerpo de la muralla actual, levantadas por los repobladores medievales en el Arco de San Vicente.

En el siglo XIV se llevaron a cabo reformas encaminadas a aumentar la eficacia defensiva de los muros. Se arreglaron las puertas y se levantaron los lienzos de algunos lugares hasta la altura de las torres (alcanzando los 15 metros). También se construyó (en la parte de la calle de San Segundo) una segunda barrera de menor tamaño que hacía las veces de barbacana en la cual se dispusieron troneras para armas de fuego.

En 1591 se construyeron las nuevas carnicerías entre cubos de la parte sur, al lado del cimorro de la catedral. Unos años antes, en 1548 se ordenó cerrar el Portilo del Obispo por diversos alborotos ocurridos pero poco después se construyó una nueva puerta a su lado.

En la parte de la muralla que coincide con el Palacio Episcopal (compuesto por dos palacios, el de Navamorcuende y el de Villatoro) carece de adarve (Camino situado en lo alto de una muralla, detrás de las almenas) ya que vaciaron el muro y recrecieron el lienzo. Se abrieron varias ventanas en éste último que en 1507 se tapiaron por orden de la reina Juana I de Castilla. Años más tarde, en 1542 el señor de Villafranca, como revancha, abrió una nueva ventana en la que reza la leyenda donde una puerta se cierra otra se abre y, sobre la puerta del Rastro, abrió un bonito mirador.

Las murallas han sufrido varias modificaciones a lo largo de su historia. De los trabajos de mantenimiento rutinarios que se cubrían con el reparo de los muros a los trabajos de restauración que se emprendieron a principios del siglo XX. En 1907 bajo la dirección de Repullés se llevaron a cabo varios trabajos que cambiaron la fisonomía de algunos puntos del monumento. No fue hasta 1982 cuando se pudo dejar la muralla libre de casas adosadas.

En el siglo XIX se proyectó el derruir los muros para facilitar el esparcimiento de la ciudad y la relación entre los barrios exteriores e interiores. La crisis económica que surgió en ese periodo impidió que el proyecto de ejecutase. El 24 de marzo de 1884 se declaró a Ávila, Monumento Nacional con lo que las murallas quedaron protegidas para siempre. El 15 de diciembre de 1982 Ávila, fue declarada Conjunto Histórico Artístico y en 1985 Patrimonio de la Humanidad.

Este dedal lo conseguí en la misma tienda que conseguí casi todos los dedales de esta ciudad, esta tienda es una tienda de recuerdos cuyo nombre es “Recuerdos del Nogal“, y está situada en la Plaza de la Catedral de Ávila.

(14/02/2015)

84. Dedal MADRID // MADRID´s Thimble

Dedal de vistas de Madrid con delfín.

Dedal de vistas de Madrid con delfín.

En esta ocasión, volvemos a la ciudad de Madrid, ya que es una de las ciudades de la que más dedales tengo en mi colección, como ya os dije en alguna entrada, solamente que el número aumentó en mi última visita a la capital española. Por fin conseguí algunos dedales, a los cuales les tenía echado el ojo desde hacía algún tiempo, pero poco a poco os los iré enseñando todos. En concreto éste que os muestro hoy, ya hace algún tiempo que lo tengo, y lo conseguí en una de las tiendas de la Calle Toledo, cercana a la Plaza Mayor de Madrid.

Es un dedal de porcelana, en el que podemos ver una panorámica de los lugares y monumentos más importantes de la ciudad. Se parece a algún dedal que os mostré en entradas anteriores, ya que tiene los mismos lugares y monumentos, pero se diferencia en que lleva un delfín de color azul en su lado derecho. Éste fue uno de esos dedales, que enamoran a primera vista.

En la panorámica de este dedal podemos observar el Palacio Real, el Pirulí, la Catedral de la Almudena, las Torres Kío, La Cibeles, la Plaza Mayor, la Puerta de Alcalá y el Oso y el Madroño. De prácticamente todos estos lugares y monumentos ya os hablé en entradas anteriores, así que en esta entrada vamos a recordar información de tan sólo uno de ellos: La Catedral de la Almudena.

La Santa Iglesia Catedral de santa María la Real de la Almudena es la sede episcopal de la archidiócesis de Madrid. Se trata de un edificio de 102 metros de longitud y 69 de altura, construido durante los siglos XIX y XX en una mezcla de diferentes estilos: neoclásico en el exterior, neogótico en el interior y neorrománico en la cripta. Fue consagrada por Juan Pablo II en su cuarto viaje a España, el 15 de junio de 1993, siendo de este modo la única catedral española dedicada por un papa. El templo está dedicado a la Virgen María, en su advocación de Nuestra Señora de la Almudena, patrona de la ciudad de Madrid y de la Archidiócesis de Madrid.

La catedral está ubicada en el centro histórico de la ciudad. La fachada principal se encuentra frente al Palacio Real. La fachada del crucero mira hacia la calle de Bailén, y el acceso a la cripta se realiza por la cuesta de la Vega, al final de la calle Mayor. A diferencia de la mayoría de templos cristianos, de orientación este-oeste, la catedral tiene una orientación norte-sur, fruto de su concepción como parte integrante del conjunto del Palacio Real. Está construida en piedra de Novelda (Alicante) y granito de las canteras de Colmenar Viejo (Madrid).

Quizá el elemento más llamativo al exterior de la catedral sea la cúpula, que es doble; gótica vista desde el interior, pero claramente barroca al exterior. Está recubierta con pizarra, y presenta un tambor octogonal en el que se abren cuatro grandes huecos termales y una pequeña linterna como remate. Cuenta con doce estatuas, que representan a los apóstoles: San Felipe, San Bartolomé, San Mateo, San Simón, Judas Tadeo, Santiago Alfeo, San Matías, San Bernabé, San Pedro, Santiago Apóstol, San Juan y San Andrés. Son obra del escultor Luis Sanguino.

La fachada principal, hacia la plaza de la Armería, es la situada a los pies del templo, y mira hacia la cara sur del Palacio Real. Se compone de un gran pórtico de columnata doble, siendo el piso inferior de inspiración toscana y el superior jónico. Este conjunto, de aire neoclásico, fue rematado después de la consagración de la catedral por una hornacina barroca, cobijando una imagen de la Virgen de la Almudena. Se colocaron también cuatro estatuas, obra del escultor Ramón Chaparro, que representan a cuatro santos españoles: San Isidro Labrador, Santa María de la Cabeza, Santa Teresa de Jesús y San Fernando, realizadas en piedra blanca de Colmenar Viejo.

En el balcón, una vidriera de diez metros cuadrados que representa a la Virgen de Lis. Y cuatro estatuas que representan a los cuatro evangelistas, del escultor José Luis Parés. Hay dos grandes escudos, ejecutados también por el escultor Parés. Ubicados en la parte inferior, están realizados en piedra: representan las armas plenas de la Casa Real Española y el escudo del papa que consagró la catedral, Juan Pablo II. En los extremos de la fachada, en dos hornacinas, están las estatuas de bronce de San Pedro y San Pablo, obra de Juan de Ávalos; rematando las hornacinas, dos relieves, la Entrega de las llaves a San Pedro y la Conversión de San Pablo. Las puertas son de bronce. La central tiene adornos con el tema trinitario, conmemorando el Jubileo del año 2000; una de las laterales hace referencia a la monarquía de España, con efigies de los reyes de la Reconquista; la otra, está dedicada a Hispanoamérica. Son obra del escultor Sanguino.

De las dos torres de esta fachada, a la de la derecha se la conoce como “Mariana” o “De los gallegos”, ya que las campanas fueron donadas por gallegos y cada una de ellas tiene una advocación mariana castiza: Santa María la Real de la Almudena; Santa María de la Paloma; Santa María de Atocha y Santa María de la Flor de Lis. En la torre de la izquierda, que da a la calle Bailén, está el carillón, fabricado en Saldaña (Palencia), al igual que las campanas Benedicta, Ancilla Domini, Magnificat y Gratia Plena.

La fachada de Bailén es la que se utiliza diariamente para el acceso a la catedral. Corresponde a la parte oriental del crucero del templo, dando vista a la calle Bailén. En el diseño de esta fachada se advierte cierto influjo escurialense en su monumentalidad y desnudez, solo rota por las monumentales puertas de bronce. Son estas obra, asimismo, del escultor Sanguino.

La lateral de la izquierda representa el hallazgo de la Virgen de la Almudena por el rey Alfonso VI de Castilla, en el año 1085; la central, recuerda el día de la consagración de la Catedral por el papa Juan Pablo II, el 15 de junio de 1993, con imágenes de los reyes Juan Carlos I y Sofía, doña María de la Mercedes, madre del Rey, y el entonces arzobispo de Madrid, Ángel Suquía; por último, la puerta lateral derecha ilustra la procesión de la Virgen de la Almudena el 9 de Noviembre, día de su fiesta, por las calles de Madrid. En ella se ve al actual cardenal-arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y los monumentos más emblemáticos de la ciudad. La decoración se completa con dos estatuas de San Joaquín y Santa Ana, padres de la Virgen María, colocadas en hornacinas en lo alto de la fachada; ambas obra de José Luis Parés.

Frente a esta fachada, una plaza le sirve de atrio amplio. Se conoce comúnmente como Plaza de Juan Pablo II por la estatua de más de tres metros que representa a este papa, realizada por el escultor Juan de Ávalos. La plaza está adornada, además, con cuatro fuentes y farolas de estilo fernandino. Se accede a ella por una escalera imperial y rampas laterales. Todo el conjunto está cerrado por rejas, coronadas por las estatuas en bronce de San Antonio María Claret, San Ignacio de Loyola y San Juan de Ávila, obra de la escultora Consuelo Perea.

La catedral tiene planta de cruz latina, compuesta por una nave central y dos laterales, amplio crucero de tres naves; cabecera curva con girola y cinco capillas radiales. Contrasta el exterior de la catedral, de estilo ecléctico en el que predominan las líneas neoclásicas y barrocas, con el interior, que sigue los patrones del estilo neogótico, incluyendo vidrieras polícromas y triforio. Gran parte del mobiliario litúrgico sigue también este estilo. La mesa del altar mayor es de mármol verde, y se encuentra en el centro del crucero. A la derecha del mismo se encuentra la cátedra episcopal, de líneas gotizantes, tallada en nogal en 1885. Detrás del altar mayor, preside el presbiterio una escultura de Cristo crucificado, de estilo Barroco, obra del insigne imaginero cordobés Juan de Mesa (1583-1627), realizada en 1620 y que al igual que la sillería del coro, procede de la Colegiata de San Isidro, para la que fue encargado por el Colegio Imperial. Se trata de una obra clave del barroco escultórico español, a pesar de que tuvo que ser restaurada tras algunos destrozos sufridos durante la Guerra Civil española.

La Virgen de la Almudena, patrona de la ciudad, tiene su altar en el crucero de la nave derecha, frente a la entrada por la calle de Bailén. Es un altar elevado, al que se accede por dos escaleras laterales con barandilla de bronce. La escultura original, representando a la Virgen con el Niño en sus brazos, es una imagen de madera tallada y policromada, de estilo gótico; está colocada en la hornacina central de un valioso retablo, realizado por Juan de Borgoña a finales del siglo XV. Lo forman dieciocho tablas representando escenas de la vida de Jesús y María. La imagen de la Virgen se halla elevada sobre un trono de plata del siglo XVII, con ciriales y resplandores del mismo material.

Bajo el arco rebajado formado por las escaleras, se halla la sepultura de la reina María de las Mercedes, esposa de Alfonso XII, fallecida en 1878. Sus restos fueron trasladados aquí en el año 2000, cumpliendo la voluntad de la soberana de ser enterrada a los pies de la Virgen, de la que era muy devota. En el espacio del crucero se puede contemplar también una excelente escultura representando la Caída de Jesús con la Cruz, conocida como Cristo de la Misericordia. Es una talla de vestir, barroca, de intenso realismo y veraz policromía, atribuida a Juan Martínez Montañés.

Al comienzo de la girola, se encuentra la Capilla del Santísimo, decorada con tapices y reservada a la adoración eucarística, que centra la atención de la capilla con un moderno sagrario-ostensorio. También recibe culto en esta capilla la talla de la Virgen del Monte, escultura medieval, gótica, del siglo XIII.

En la intersección con el crucero, cerca de aquélla, se expone un gran cuadro, que presidió durante algún tiempo el altar mayor de la catedral, representando Los preparativos para la Crucifixión. Procede del desaparecido convento madrileño de los Capuchinos de la Paciencia, y es obra de Francisco Ricci (1651), siendo notables la atmósfera recargada, movida y tensa que describe el pintor, y la agilidad de la pincelada. Se trata, sin duda, de una obra clave del Barroco decorativo español y una de las obras señeras de cuantas guarda el templo. A los pies de este lienzo, un excelente Cristo Yacente de Juan de Ávalos, de anatomía muy realista. En el brazo del crucero opuesto, se puede contemplar un retablo de tablas pintadas de estilo Gótico, obra de un taller castellano de los siglos XV-XVI.

La capilla central de la girola está dedicada a San Isidro Labrador y su esposa, Santa María de la Cabeza, cuyas imágenes, tallas policromadas barrocas, atribuidas a Juan Villabrille y Ron (siglos XVII-XVIII), flanquean el arca funeraria, del siglo XIII, que durante un tiempo contuvo los restos incorruptos del santo (custodiados en la actualidad en la Colegiata de San Isidro). El arca es una obra singular de arte medieval, con diversas escenas pintadas representando pasajes de la vida del santo.

Las capillas laterales de la nave central están dedicadas a santos contemporáneos: San Jose María Escrivá de Balaguer, decorada con relieves y escultura de Venancio Blanco; Santa María Micaela del Santísimo Sacramento; beata Mariana de Jesús, mercedaria nacida en Madrid; Santa Maravillas de Jesús, madrileña, carmelita descalza; Santa Ángela de la Cruz; San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac; San Pedro Poveda; Santa María Soledad Torres Acosta y Santa María Josefa del Corazón de Jesús. Todas ellas se organizan y decoran con imágenes y mobiliario de estilo contemporáneo.

La cubierta de la nave principal, a diferencia de las laterales que siguen los esquemas góticos (bóveda de crucería simple), se resuelve mediante una ingeniosa solución de hormigón alveolado, lo que permitió reducir costes y trabajo. La decoración pictórica de esta estructura es de carácter geométrico, obra del pintor José Luis Galicia, dentro de un estilo que recuerda los tradicionales artesonados mudéjares, sobre todo en la profusa utilización del pan de oro y gamas de colores contrastantes. La cúpula, pintada por el mismo artista, tiene como motivo los cuatro elementos (tierra, mar, fuego y aire) en sus cuatro vértices, que sostienen a la bóveda celeste.

El órgano de la catedral, situado en el coro alto, a los pies del templo, fue construido por el organero Gerhard Grenzing, y constituye una pieza excepcional. Consta de cuatro teclados, más un teclado de pedal, y tiene acoplamientos mecánicos y eléctricos: el teclado de las caderetas exteriores cuenta con dieciséis líneas de tubos, el mayor tiene once líneas; veintiuna líneas de tubos son para el teclado expresivo, nueve para la trompetería y el pedal suma trece líneas más.

El 28 de abril de 2004, el cardenal Rouco Varela, arzobispo de Madrid, bendijo las pinturas y vidrieras que decoran el ábside de la catedral. El conjunto ha sido controvertido, dudándose del gusto estético y la originalidad y pertinencia del mismo.

Los murales representan (de izquierda a derecha): El Bautismo, La Transfiguración, La Crucifixión, Cristo Pantocrátor, La Resurrección, La Ascensión y La venida del Espíritu Santo en Pentecostés. En el centro de la composición, presidiendo toda la catedral, la imagen del Pantocrátor, representado como Jesús en su Segunda Venida. En el libro abierto que sostiene el Pantocrátor está escrito: “Amad a vuestros enemigos. ¡Vengo pronto!”. Estas pinturas recuerdan en su estilo general a los tradicionales iconos de las iglesias ortodoxas, apreciándose un matiz contemporáneo en los detalles.

Sobre las pinturas, hay dispuestas siete vidrieras dedicadas a la Palabra o Verbo de Dios, con su nombre en diferentes idiomas: latín (Verbum), griego (Logos), hebreo (Dabar), siríaco (Melaj), ruso (Slovo) y español (Palabra). En el centro, el nombre de María. Las vidrieras, no siendo figurativas, crean un equilibrio entre las figuras pintadas, el cromatismo de las vidrieras y el del techo, y todo ello enmarcado en una arquitectura neogótica, en una síntesis entre tradición y modernidad.

83. Dedal SEVILLA // SEVILLA´s Thimble

Dedal mujer flamenca. Sevilla.

Dedal mujer flamenca. Sevilla.

En esta entrada me voy a decantar por el tercer y último dedal de la colección de las sevillanas. En entradas anteriores os había mostrado las sevillanas con los trajes azul y rojo, así que en esta ocasión os muestro la última de las sevillanas con el vestido verde con lunares blancos. Como ya os conté en la entrada en la que os mostré la sevillana con el vestido rojo, éste es un dedal de resina de la ciudad de Sevilla, aunque realmente este dedal no fue comprado en la ciudad de Sevilla, sino en la ciudad de Madrid. La tienda donde fue comprado este dedal está situada en la Calle de la Sal, y se llama Cordonería Pasamanería y Artesanía.

En la última de las entradas de las sevillanas vamos a hablar sobre lo qué es una sevillana, aunque ya lo mencioné en entradas anteriores, y sobre sus autores:

Las sevillanas son un cante y baile típico de Sevilla, que se cantan y se bailan en las distintas ferias que se celebran por parte de la comunidad andaluza , sobre todo en la Feria de Abril de Sevilla o en la romería de El Rocío, en la aldea almonteña de Huelva, y todas las de Andalucía Occidental. También son populares en las distintas romerías y en la antigüedad, en los corralones de vecinos y patios. Su origen se encontraría en los años previos a la época de los Reyes Católicos, en unas composiciones que eran conocidas como “seguidillas castellanas”, con el tiempo evolucionaron y se fueron aflamencando, añadiéndose el baile en el siglo XVIII hasta llegar a los cantes y bailes con que son nombradas actualmente.

Está incluida entre los palos del flamenco. A la Feria de Sevilla llegaron el mismo año de su fundación con el nombre que la caracteriza, aunque no fueron reconocidas legalmente con ese término por la Real Academia Española de la lengua hasta el 1884 que fue incluida en el diccionario de la lengua española. En la actualidad es el baile regional más bailado en España y fuera en el extranjero, ya que hay numerosos profesionales y academias de bailes repartidas por todo el mundo, para enseñar a bailar sevillanas, rumbas, flamenco y un largo ecétera de esta misma rama.

En la década de 1950 hacen aparición los primeros discos por sevillanas, sus pioneros fueron Los hermanos Toronjo, dos hermanos del municipio onubense de Alosno que tal vez ni imaginaran al principio lo que supondría para el futuro el registro de sus canciones. Sus sevillanas se hicieron míticas, conocidas como “bíblicas”, después se decantaron por dedicarle sevillanas a la Virgen del Rocío y su romería.

A los pocos años, aparecieron en este campo de las sevillanas Los hermanos Reyes, originarios de Castilleja de la Cuesta. Con ellos llegó la revolución a las sevillanas, incluyeron cambios como la diversidad completa en la melodía, sin repetir de una sevillana a otra, dedicaron sus cantes, además de a la Virgen del Rocío, a los monumentos, a las tradiciones, a las calles, puentes e historia de Sevilla.

Un importante compositor de sevillanas fue Manuel Pareja Obregón. Un productor y compositor clave en la evolución de las sevillanas en los años 80 fue Manuel Sánchez Pernía.

También fueron interpretadas por grandes cantantes de la copla como fueron: Concha Piquer, Estrellita Castro, Gracia Montes, Paquita Rico, Lola Flores, Gracia de Triana, la Niña de La Puebla, Miguel de Molina o la cantaora María Jiménez que llegaron en algún momento incluso a realizar alguna película donde inmortalizar este cante y baile.

Como solista la primera en destacar fue La Niña de los Peines, y más recientemente ha tenido grandes éxitos como cantante de sevillanas María del Monte. A partir de la década de 1960 surgen grupos que se dedicaban exclusivamente a este tipo de cante, entre los más famosos se encuentran Los Marismeños, Los romeros de la Puebla, Amigos de Gines, Los choqueros, Los de la trocha, y un largo etcétera. La popularidad de algunos de ellos ha sobrepasado las fronteras de España.

Otros grupos y solistas que han dejado profunda huella son:

  • El Pali, uno de los más conocidos en la ciudad, apodado “el trovador de Sevilla“, cantó principalmente a Sevilla y sus tradiciones.
  • Cantores de Híspalis, otros revolucionarios de las sevillanas que la llevaron a lo más alto dándole auténtica dimensión mundial, haciendo verdaderas representaciones en sus espectáculos con grandes puestas en escenas (uno de sus discos está acompañado musicalmente por la Filarmónica de Londres).
  • Ecos del Rocío, también muy conocidos hasta el día de hoy, han logrado llegar al gran público interpretando temas sensibles.

Durante la década de 1980 con la inercia de los coros de las hermandades del Rocío, surgieron los coros rocieros haciéndose muy famosos, añadieron a las sevillanas alguna característica de polifonía coral clásica. De estos los que más han destacado son: el Coro de Huelva, el Coro de Almonte, el Coro de Emigrantes de Huelva, el Coro de Triana, el Coro de Sevilla y el Coro de Coria. Separándose un poco de lo que son los coros sin dejar de ser otro, aparece Raya Real, cantando las sevillanas de manera distintas siendo conocidas sus versiones aceleradas de antiguos éxitos.