47. Dedal ASTURIAS // ASTURIAS´Thimble

Dedal sidrero. Asturias.

Dedal sidrero. Asturias.

En la entrada del día de hoy, nos vamos nuevamente al Principado de Asturias, para mostraros otro dedal que ya hace bastante tiempo que forma parte de mi colección. Éste, es un dedal de resina en el que podemos observar en la parte superior un señor escanciando sidra, que es una bebida alcohólica de baja graduación fabricada con el zumo fermentado de la manzana, muy típica de esta región que hoy ocupa la entrada de mi blog. Y en la parte inferior, tenemos la parte del dedal, pintada de azul y con el lugar al que pertenece el dedal, en este caso Asturias, y además la Cruz de la Victoria, que también aparece en el escudo del Principado.

Pero vamos a saber algo más sobre la sidra. La sidra fue, es y será durante muchos años la bebida por excelencia de Asturias, es una bebida que se consume a diario en las numerosas tascas y sidrerías de la región. Su elaboración artesanal la convierte en el producto típico más deseado por los turistas. Su gradación ronda los 4º o 6º y se obtiene a partir del mosto de manzana prensado y fermentado en barriles de castaño. En la región se obtiene una cosecha de manzana sidrera que ronda las 35000 toneladas y que en años buenos puede alcanzar las 45000 toneladas, con una media de 40 millones de litros fabricados cada año, lo cual no cubre las necesidades del género sobretodo en la temporada estival, y no queda más remedio que importar frutos de otras regiones como Galicia, País Vasco, etc. Se envasa en botellas de cristal verde oscuro.

Ahora vamos a saber algo más sobre la palabra escanciar. Escanciar es el acto de servir, verter o decantar bebida de la botella a una copa o vaso. Es una palabra de origen godo, en cuyo reino existía un oficial palatino a cargo de los escanciadores reales, llamado en latín: comes scanciorum. Actualmente, se refiere al decantado de la sidra natural únicamente y no a la sidra espumosa ni el vino; la acción de escanciar indica un modo particular de servir la bebida.

En cuanto al modo de operación que se sigue para escanciar la sidra podemos decir que se trata de hacer que el chorro de líquido impacte contra el borde del vaso, que se sitúa en posición casi horizontal. De este modo se consigue que el oxígeno del aire se mezcle con el carbónico de la sidra y en consecuencia por unos segundos ésta adquiera características de una bebida con gas, y para que los posos que tiene la sidra natural y hay en la botella choquen contra el cristal del vaso y se dispersen.

Por lo que, las razones del escanciado son las siguientes: este peculiar método de servirla consigue además volatilizar parte del ácido acético que la sidra posee, y potenciar las propiedades organolépticas de tan refrescante bebida.

Este dedal fue un regalo de mi amiga Albiña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s